Guía LEB Oro 2016-17: Retabet.es Gipuzkoa Basket

septiembre 29, 2016

¿Lo compartes?

Entrenador: Porfirio Fisac.

Plantilla:

  • Bases: Ricardo Úriz, Niko Skouen y Andrés Rico.
  • Aleros: Thierno Niang, Sergi Pino, Joan Pardina, Xabi Oroz y Lander Lasa.
  • Pívots: Mike Carlson, Julen Olaizola, Abdoulaye Ndoye y Tautvydas Slezas.

Sin prisa pero sin pausa: No ha sido un verano nada fácil para la directiva del Retabet.es Gipuzkoa Basket. Después de muchos años ocupando los peldaños más duros de la Liga Endesa y con problemas económicos que les ahogaban, este año decidieron hacer un esfuerzo y sacar al equipo donostiarra en la LEB Oro siendo sabedores de que esto suponía dar un paso atrás pero lo dan con el objetivo de conseguir estabilidad para más tarde poder dar dos hacia adelante.

Así pues, sin tiempo para lamentaciones y con mucho trabajo por delante… Porfirio Fisac seguirá al frente de un equipo que tanto tiene que demostrar en esta nueva etapa navegando por la división de plata nacional. Como se preveía, la plantilla es prácticamente nueva y respecto a la temporada pasada únicamente siguen tres jugadores: Andrés Rico (que sigue lesionado y se perderá los primeros meses de competición), Xabier Oroz (que únicamente formará parte de este equipo esta temporada y no lo irá alternando con el Iraurgi) y Julen Olaizola.

A lo largo del período estival han firmado con los guipuzcoanos un total de ocho jugadores entre los que destaca el regreso a casa de dos exGBC como Ricardo Úriz y Lander Lasa o los ilusionantes fichajes de Tautvydas Slezas, Sergi Pino o Joan Pardina. También han llegado Mike Carlson tras su fichaje fallido con el Palma Air Europa y Porfirio Físac se ha traído desde Senegal al escolta Thierno Niang y al pívot Abdoulaye N’Doye (los cuales no han estado presentes durante parte de la pretemporada). Como temporada y hasta que Andrés Rico se recupere ayudará al equipo guipuzcoano el tirador noruego Niko Skouen.

Año I sin el hombre que hizo mejor el baloncesto en esta ciudad: Cuando dices Gipuzkoa Basket rápidamente te viene a la cabeza un hombre, un jugador que ha marcado un antes y un después en el baloncesto para la bonita ciudad de San Sebastián. Ese hombre es David Doblas, quien puede presumir de haber jugado todos los partidos del conjunto donostiarra en la Liga Endesa y quien a pesar de su fidelidad con el conjunto guipuzcoano se ha visto tristemente como uno de los protagonistas del verano al llegar a Illumbe tras el período estival para iniciar la pretemporada y ver cómo le denegaban que éste siguiera vinculado al club… a pesar de que todavía tenía contrato.

Como mínimo, a pesar del adiós tan innecesario que David ha sufrido y haber salido por la puerta de atrás de un club al que le regaló sus mejores, merecía una mención.

Porque probablemente cuando mencionemos dentro de unos años el quinteto histórico del Retabet.es Gipuzkoa Basket en la posición de pívot aparezca su nombre. Aportó su liderazgo durante años en el vestuario guipuzcoano, dominó en la zona de Illumbe y dejó destellos de la calidad que atesora por todas las canchas de la Liga Endesa, destacando y haciéndose notar siempre por su inagotable actividad e intensidad en ambos lados de la pista, y es que por su garra, carácter y competitividad es el jugador que cualquier entrenador y compañero querría siempre en su equipo. Este año será diferente para los aficionados del Gipuzkoa Basket… será el primero sin el gran capitán que ha tenido este club.

Hora de dar un paso al frente: Sin David, llega el momento para Julen Olaizola. El canterano del Real Madrid está llamado a ser un jugador importante en la rotación de Porfirio Fisac después de varios años pecando de irregularidad en la máxima categoría nacional. Condiciones ha demostrado que tiene para dominar en la zona, es un pívot fuerte, que sabe moverse y que además tiene ese necesario toque de inteligencia para marcar las diferencias.

No será un año fácil para él, que después de varios años sin demasiado protagonismo tendrá que dar un salto gigantesco para ser el líder de un juego interior donostiarra que también espera la mejor versión de Slezas, la misma con la que enamoró al Multiusos de Cáceres la temporada pasada y le valió para dar el salto a la Liga Endesa de la mano del Dominion Bilbao Basket. Julen es uno de los hombres de la casa, conoce al club y tiene unas características idóneas para ser clave en esta reconstrucción para los guipuzcoanos. La 2016-17 es, sin duda, una temporada muy importante para el pívot internacional en las inferiores de España.

La figura: Todo equipo necesita un líder dentro y fuera de la cancha y Porfirio Fisac habría podido encontrar a ese líder en casa. Después de una grandísima temporada el curso pasado en el Montakit Fuenlabrada, Ricardo Uriz regresa a la que ya fue su casa para hacer de ‘hermano mayor’ en esta nueva aventura para el Retabet.es Gipuzkoa Basket.

Tiene mucha experiencia, conoce el club, también conoce la liga y su papel será liderar al equipo en la pista y ayudar a los jóvenes jugadores –sin demasiado conocimiento de la LEB Oro- a integrarse rápidamente para entre todos tratar de devolver a San Sebastián al lugar que merece. Durante los primeros meses de competición no estará Andrés Rico, así que tendrá una elevada cantidad de minutos en la que tendrá que demostrar la calidad que atesora y el por qué ha disfrutado de tantos años en la Liga Endesa… es un base inteligente, que acostumbra a cometer pocos errores y destaca por su facilidad pasmosa para dirigir. El nuevo reto del mayor de los Uriz es mayúsculo.

Al habla: Danae Zarzuelo, periodista. Muchos años siguiendo la actualidad del equipo donostiarra en distintos medios, actualmente en CR Comunicación.

Espero que en esta nueva etapa se vuelva a cimentar un equipo competitivo, con ese espíritu peleón y con esa personalidad que les caracterizaba. Creo que el aluvión de derrotas les ha desdibujado sobremanera y les ha hecho olvidarse de quienes eran. Con este paso atrás y volviendo con Porfi Fisac, el entrenador del primer ascenso histórico, y al Gasca y su espíritu, retomarán sus raíces para volver a soñar.

Teniendo en cuenta los tiempos y que se ha empezado a planificar la plantilla en agosto, creo que es meritorio el equipo que han conseguido. Un base, como Ricardo Uriz, con un criterio, una visión y una mano que te hace dar un salto de calidad importantísimo, con jugadores con un talento por explotar como Mike Clarson, y cantera en vena con Xabi Oroz, Lander Lasa, Julen Olaizola, que en LEB Oro sorprenderán a más de uno. Eso sí, la lesión de Andrés Rico y el retraso de los dos senegaleses, Thierno Niang llegó el pasado 20 de septiembre a San Sebastián y Abdouloye Ndoye están aún por llegar, han mermado mucho la pretemporada, teniendo que tirar de jugadores de equipos como Easo y Tolosa.

Pero lo cierto es que, a pesar de este déficit de jugadores, los que están, están teniendo buenas sensaciones. Tal y como dijo Porfi Fisac el objetivo es sobrevivir. Pero conociéndole y después de ver el amistoso frente al Clavijo, creo que este equipo aspira a más aunque no se quieran meter en ese embarrado compromiso de luchar por un ascenso.

Creo que va a ser un equipo dinámico y muy competitivo y que estará en la parte alta de la tabla. La falta de segundos jugadores en posiciones como 4-5 y en la de base, en el que va a tener que ayudar Xabi Oroz para no cargar de muchos minutos a Uriz son las grandes carencias del GBC. Esa escasa plantilla les va a obligar a hacer ciertos experimentos a lo largo del año y veremos si no se les hace muy larga la temporada.