Guía LEB Oro 2016-17: Araberri

septiembre 1, 2016

¿Lo compartes?

Entrenador: Arturo Álvarez.

Plantilla:

  • Bases: Óscar Alvarado, Nontas Papantoniou y Dani Lorenzo.
  • Aleros: Markel López, Zaid Hearst y Martin Durchev.
  • Pívots: Nikola Cvetinovic y Martín Buesa.

El sueño de un grupo de amigos: Año 1994, una tarde cualquiera, en Vitoria… ciudad de baloncesto reconocida por Europa por el Baskonia. Un grupo de amigos, amantes del deporte de la canasta y ambiciosos en cada uno de los proyectos que arrancan, deciden crear un club de baloncesto en la ciudad. Lo crean siendo conscientes de la dificultad que tendrían en hacerse visibles, el objetivo era que los niños y niñas de la ciudad tuviesen un lugar donde aprender y disfrutar sobre un deporte que comenzaba a pegar fuerte por el territorio nacional.

Por aquel entonces Óscar, presidente de la entidad, tenía solamente dieciocho años y no sabía todavía ni era capaz de imaginar en sus mejores sueños lo que él y sus amigos llegarían a conseguir. En los primeros años, como es obvio, tenían un senior compitiendo en la peor competición que podían… pero presumían que todos los jugadores eran de la ciudad. Ellos querían que los vitorianos tuviesen un sitio donde formarse y disfrutar del baloncesto. Nada más.

Sin embargo, sin buscarlo ni casi esperarlo, la cosa se fue poniendo seria. Cada vez eran más los niños que se dejaban ver por allí y cada vez también era mayor el nivel en Mendizorroza. El proyecto empezaba a dejar ver que la cosa podría llegar a ir a más… y en el año 2009, cuando se consiguió ascender a la liga EBA, fue el no va más. Aquel ascenso ya fue un premio, por fin los alaveses tendrían a otro equipo que comenzaba a dejarse ver por las competiciones FEB. El Araberri empezaba a mostrarse por España pero los que formaban y siguen formando el club mantuvieron los pies en su lugar, en el suelo. El objetivo era el mismo. Apostar por lo de casa y ayudar a los más pequeños en su crecimiento como jugadores, enfocándolo siempre como un modo de entretenimiento que no una forma de ganarse la vida.

Estuvieron en la liga EBA solamente dos años… y es que en 2011 quedaron primeros. Alucinante. Se habían ganado el derecho de jugar en la tercera división más importante del baloncesto español… impensable cuando aquel grupo de amigos decidió porque sí crear un club de baloncesto. Y tras lo logrado, con muchos jugadores alaveses como protagonistas, se hizo el esfuerzo por salir en la LEB Plata y ahí han estado los últimos años. Han sido cinco años compitiendo en dicha liga, el año pasado ganaron los playoffs y se ganaron un ascenso que tardó en llegar. Tardó demasiado, porque probablemente de haber ido todo como se esperaba estas líneas serían totalmente diferentes.

En definitiva, en 22 años aquel grupo de amigos ha visto como el club que fundaron ha pasado por todas las categorías hasta encontrarse en la LEB Oro. Siempre sin buscarlo ni tampoco esperarlo, centrándose únicamente en que la gente de casa tuviera ahí su escaparate y buscando todo lo posible para tener estabilidad conforme pasaban las temporadas y mayores iban siendo los desafíos. Estar dónde están ya es un premio, es un premio que es todavía más grande por haberlo conseguido en una ciudad donde tristemente pasan desapercibidos, el Araberri siempre estará muy escondido por la grandeza del Baskonia pero el orgullo entre los que forman el modesto club vitoriano no ha parado de crecer. Han ido paso a paso, poco a poco, sin esperar nunca nada de nadie, buscándose la vida en cualquier cosa (patrocinadores, fichar jugadores, entrenadores para su cantera, alguien que les haga de mesa para partidos de su cantera…) y este año van a verse las caras con equipos míticos como Gipuzkoa, Burgos, Palencia, Melilla… un sueño para ellos.

Un verano atípico y duro: Y esto de lo que el ascenso tardó demasiado en llegar se tiene que explicar bien. Primero iban a salir, después no, se agotó el plazo y el Araberri tristemente comunicaba la desaparición del primer equipo y afirmaba que ahora únicamente se centraría en la cantera… pero de repente, cuando ya nadie les esperaba, el conjunto alavés y la Federación Española de Baloncesto comunican que los de Vitoria estarán entre los dieciocho equipos que compondrán la nueva LEB Oro.

Esto no sentó bien a todos, los equipos esperaban una liga con 16 equipos y tras la renuncia del Retabet.es Gipuzkoa Basket a la Liga Endesa y la inclusión de los vitorianos quedaba una liga de 18. Mismo tiempo, mismo sueldo para los jugadores pero más partidos… teniendo que tener que jugar varias jornadas entre semana. Y al Araberri tampoco se le hizo ningún gran favor con esto, y es que después de un primer ‘no’ el conjunto alavés se tuvo que despedir de anunciar a jugadores con potencial con los que ya habían llegado a un acuerdo.

Fue un verano atípico, surrealista, injusto e innecesario. La directiva supo que saldrían en LEB Oro a mitad de agosto, tuvieron que fichar rápidamente a un entrenador e iniciar la pretemporada con pocos jugadores… encontrándose solamente con seis a falta de una semana para que dé comienzo la competición. Pero como siempre hacen ellos, se las apañarán… buscarán por todos lados para encontrar un equipo que consiga mantener al Araberri en la LEB Oro. Consolidarse en esta categoría es el siguiente gran paso para este club que desde la modestia ha sabido hacerse grande.

Dani, el espejo: “Tener jugadores de la casa es uno de nuestros principales objetivos. Hay pocos jugadores alaveses que tengan la suerte de jugar en casa, sin el Araberri no habría ningún equipo de Vitoria-Gasteiz en competiciones FEB y nosotros queremos servir de utilidad para los de casa”. Son palabras de Óscar a KIA en Zona. Esta próxima temporada el Araberri saldrá a competir en la categoría de plata del baloncesto español con cuatro jugadores nacidos allí… entre los que destaca el base Dani Lorenzo.

Al contrario que toda Vitoria, Dani no es del Baskonia… tiene cariño al conjunto baskonista y se acerca al Buesa Arena cada vez que puede como buen amante del baloncesto pero él es del Araberri. Desde los 12 años ha estado creciendo en el club con el que la próxima temporada vivirá lo que para él era un sueño impensable hace pocos años. Su forma de entender el baloncesto como un deporte donde cada segundo es importante, su manera de tirarse por cada pelota como si le diese un título a su equipo y su constancia a la hora de tratar de meter al público siempre en el partido le convierten en uno de los jugadores favoritos de Mendizorroza. Es un hombre de la casa, el prototipo de jugador que toda directiva y afición quiere en su equipo por su implicación en el proyecto.

Este verano, por ejemplo, ante la fea situación en la que se encontró el club vitoriano vimos cómo día tras día Dani pedía respeto y apoyo para que su equipo, el Araberri, no fuera olvidado después de tantos años trabajando para llegar hasta aquí.

El griego que paró a Spanoulis: Entre las nuevas caras que contará el Araberri para esta nueva aventura en la LEB Oro hay una que especialmente llama la atención. Desde Grecia y después de haber causado buenas sensaciones el pasado curso en la primera división helena llega el base Nontas Papantoniou, que entre otras cosas siempre podrá presumir de haber conseguido defender de forma excepcional a Vassilis Spanoulis. Suena a poco… pero realmente han sido pocos los jugadores del ‘Viejo Continente’ los que pueden presumir de haber sido un dolor de cabeza constante durante un partido para el ídolo griego.

El base jugó la temporada pasada en el AEK de Atenas y llega a España con la intención de encontrar en la LEB Oro y el Araberri un escenario idóneo para demostrar la calidad que atesora y llamar desde ahí a las puertas de la Liga Endesa. Está llamado a ser un jugador importante en la rotación de Arturo Álvarez, puede jugar también de escolta y entre sus virtudes –además de la de buen defensor- es conveniente destacar su capacidad de liderazgo con la que consiguió asombrar en su país cuando era jugador de formación.

La figura: Está claro que Papantoniou será importante, también se espera que lleguen un par de jugadores que hagan ruido y suban el potencial de este equipo… pero entre los ya presentes en la disciplina alavesa destacamos la figura del base canario Óscar Alvarado. Con pasado en la máxima categoría del baloncesto español, afronta esta nueva temporada después de haber pecado de irregularidad en sus anteriores etapas en esta competición a consecuencia de la falta de protagonismo.

Viene de Palma de Mallorca, allí compartía posición con Mikel Uriz –al igual que le pasó en Valladolid- y sus minutos fueron descendiendo conforme transcurrió la temporada, coincidiendo además en que la pasada temporada fue nefasta en cuanto a resultados para su equipo. En Araberri se espera mucho de él, Arturo necesita de él que saque esa rebeldía que le caracterizaba en el archipiélago y con la que consiguió hacerse un hueco en la primera plantilla grancanaria.

Al habla: Mikel Cuadra, exjugador profesional de baloncesto.

Siempre han ido paso a paso y siempre han sabido darle importancia a los jugadores de la casa. La próxima temporada, después de haber peleado mucho durante el período estival, van a salir a competir en la LEB Oro con cuatro jugadores alaveses… algo de lo que pocos equipos en esta competición pueden presumir. Históricamente es un club que da mucha importancia a sus categorías inferiores y el trabajo que hacen con su cantera es excepcional, cuentan cada vez con más niños y los entrenadores saben transmitirles la siempre tan necesaria ilusión. El objetivo esta temporada debe ser el de conseguir la permanencia.