Sin título

Una de las imágenes más emotivas del año en el basket español. El detalle de Guillermo Rejón tras una dura derrota… (Vídeo)

mayo 10, 2017

¿Lo compartes?

HLA LUCENTUM Vs ULSA VALLADOLID: 63-65 / 2-3

Lo malo de los finales emocionantes es que siempre hay uno que no sonríe. El aficionado disfruta, pero uno de los dos termina destrozado al final. Los playoffs de ascenso a LEB Oro nos están dejando sorpresas y emociones. Ayer, el Lucentum Alicante sufrió la peor cara de la moneda, en su casa, en el Pedro Ferrándiz, ante sus aficionados, tras remontar 20 puntos y firmar posteriormente un parcial de 30-12.

Pusieron su empeño, creyeron. Se puede decir que tenían más fe que muchos de los presentes. Lo tuvieron en su mano, pero no pudo ser. En los últimos 15 segundos pasó de todo. Todo lo malo que le pudo pasar un equipo. Fallar un tiro libre y una bandeja. El tiro libre para empatar y la bandeja de nuevo para llevar el partido a la prórroga. En todo esto tuvo que ver el gran partido del equipo de Paco García, entrenador del conjunto pucelano.

Ganaron los visitantes, que pasan a semis.

Sin embargo, déjennos destacar un detalle de un tipo ejemplar, un ex ACB que sigue mostrando su sabiduría en cada cancha que visita y equipo en el que juega. El protagonista es Guillermo Rejón. Lo que hace al final del partido es uno de los detalles del año. El veterano jugador acude a cada uno de sus compañeros, hundidos, como por ejemplo Marzo o Reyes. Los levanta, literalmente. Casi dos minutos animando y quizás siendo él el que peor estaba por dentro. No es un título pero demuestra el gran compañero que es y esta reacción vale más que cualquier semifinal o ascenso del Lucentum.

Chapeau, Guillermo Rejón.

De cerca, impresiona más: