De jugar como pasatiempo… a ser MVP en un partido entre las mayores promesas africanas. Conoce a la sensación del Granca

Agosto 8, 2017

¿Lo compartes?

Biram Faye, pívot claretiano que el pasado curso jugó en categoría júnior y debutó en la Liga EBA con el Herbalife Gran Canaria, sumó una nueva experiencia este pasado fin de semana. El senegalés fue uno de los jugadores invitados al Basketball Without Borders de la NBA realizado en África, más concretamente en la ciudad sudafricana de Johannesburgo.

Faye disfrutó de varios clínics de entrenadores y jugadores de la NBA como Serge Ibaka o Victor Oladipo.  Biram, MVP de varios torneos nacionales en los últimos dos años, fue el jugador más destacado en el partido entre las mayores promesas africanas del momento, mostrando su poderío físico en ambos aros además de su coordinación.

Artículo publicado en 2016 cuando explotó y conocimos su historia:

“Es un jugador con una tremenda capacidad física. Es agresivo y potente, lo que hace de él un auténtico atleta, su entrega y su físico le permiten anotar bastante. Todos sus puntos suelen venir del poste bajo, de tiro de media distancia (tiene buenos porcentajes en tiros de dos) o de su especialidad, los mates. Además, defensivamente marca las diferencias. Biram Faye es único en ese costado. Su capacidad física y atlética hacen de él un gran defensor, sobretodo en el poste bajo. Aporta bastante en tapones y en robos de la línea de pase, su especialidad defensiva. Un seguro de vida en tareas reboteadoras y un jugador muy incómodo para el rival en labores defensivas, es fuerte, activo e intenso”.

Son palabras de Juanmi Morales, director de cantera del Herbalife Gran Canaria, cuando le preguntamos sobre Biram Faye (16 años, 2.08 metros), una de las sensaciones del año en el baloncesto español de formación.

Fue MVP del Campeonato de España Junior de Guadalajara esta temporada siendo cadete y después -en La Seu d’Urgell y Andorra- volvió a causar muy buena impresión con el Herbalife Gran Canaria. Tanto que llevó a su equipo a la final (en la que el Movistar Estudiantes se proclamó campeón) y fue designado como MVP del torneo. Faye fue el mejor en el encuentro decisivo (26 puntos y 31 rebotes) y acabó siendo el máximo anotador y reboteador del campeonato (20.4 puntos y 17.3 rebotes). Un dominio tiránico.

Su entorno más cercano le define como tranquilo, paciente y muy trabajador. Pero su vida cambió radicalmente en poco tiempo. Cuando se encontraba en Dakar (Senegal), Biram no competía, solamente entrenaba… tenía el baloncesto como un mero entretenimiento para pasar las tardes, sin embargo su capacidad atlética llamaba la atención. Sus condiciones provocaron que ese escenario cambiase. Terminó convenciendo a Juanmi Morales para apostar por él, debido a la actividad y la intensidad con la que éste entrenó. Al verle Juanmi entendió que si el interior mejoraba en técnica individual podría estar delante de un jugador que a su temprana edad no podría tardar demasiado en marcar las diferencias. Y así está siendo…

“Los objetivos del club con Biram son seguir trabajando con él día a día en la mejora técnica porque para nosotros es algo fundamental. Nos preocupamos para que pueda crecer en un entorno lo más adecuado posible para su desarrollo como persona y evidentemente como deportista. En los resultados se está viendo esa mejora en todos los sentidos del chico, y queremos que eso siga siendo así. No nos marcamos objetivos a largo plazo, porque todavía es cadete y la clave es la de ir paso a paso”, nos confiesa el propio Juanmi, que hasta no hace muchos años era jugador profesional.

El Herbalife Gran Canaria es consciente del potencial de Biram Faye y hoy en día está considerado como uno de los grandes proyectos del club del archipiélago. Sin olvidar los estudios (algo fundamental para el club con sus becados), Biram entrena todos los días de la semana a excepción del sábado, que normalmente tiene partido. Entre semana combina entrenamientos tácticos, técnicos y físicos y cada domingo tiene un programa de tecnificación en la que este tipo de jugadores están inmersos.

El cadete del Herbalife Gran Canaria jugó la final del Campeonato de España y tuvo en el interior senegalés a su hombre clave. Una fuerza en los tableros que le llevó a competir por el título el último día.

La temporada 2015-16 está siendo la temporada de Biram Faye, aquel chico que tenía el baloncesto como entretenimiento hasta hace un par de años pero que con su energía e intensidad a la hora de interpretar este deporte convenció al máximo responsable de la cantera del conjunto insular. Biram, uno de los principales protagonistas del exitoso año que están viviendo los del archipiélago en sus categorías inferiores, pisa con fuerza.