Sergi Martínez, el chico para todo. Alfred Julbe nos presenta a la perla azulgrana que brilló en el Mundial

julio 9, 2016

¿Lo compartes?

“Tengo un jugador, Sergi Martínez, que puede jugar de ala-pívot, alero, escolta y base al mismo tiempo. Y, si hace falta, también juega de pívot. Como Draymond Green”.

Fueron palabras de Alfred Julbe después del partido de la selección española sub-17 de cuartos de final del Mundial contra Australia. El combinado nacional ganó y en ese partido destacó la presencia de Sergi Martínez, canterano del Barça que ha aprovechado el genial escaparate de la capital aragonesa para demostrar la calidad que atesora y a día de hoy le convierte en una de las grandes promesas del FC Barcelona, club con el que ha conseguido un histórico triplete este curso en categoría junior.

Constante, honesto, simpático, tranquilo, natural, muy bien educado y, sobre todo, muy humilde. Preguntas por ‘Can Barça’ para conocer mejor a uno de los protagonistas del Mundial de Zaragoza y así describen al Sergi Martínez lejos de la pista. De hecho, señalan a su entorno y naturalidad como principal culpable de su llamativo crecimiento estas últimas temporadas, donde no ha parado de evolucionar hasta convertirse a día de hoy en uno de los mayores proyectos de Europa en una generación (1999) que presume de juntar a los Luka Doncic, Dino Radoncic, Dzanan Musa, Njegos Sikiras, Jaylen Hoard…

Sergi estaba señalado como el referente de la selección y en este Mundial no ha decepcionado. Ha estado entre los jugadores más destacados del mundo en la generación de 1999 firmando un torneo de auténtico escándalo que en la ciudad Condal no ha sorprendido. O al menos, su gran rendimiento en la capital aragonesa no ha pillado por sorpresa a quien ha sido su entrenador durante esta temporada.

Ha promediado 19.2 puntos, 12.9 rebotes y 2.3 asistencias para 20 de valoración en el Mundial

Además de constante, es ambicioso. Es un jugador muy completo, con buenas capacidades técnicas y físicas que le permiten dominar. Puede causar problemas al rival desde su buen juego de espaldas a canasta o salir al perímetro y a través de su buen dominio de balón generarse él mismo sus propias situaciones de tiro. Está mejorando, ha pasado de pívot a ala-pívot en los últimos años y el siguiente paso será verle jugar en la posición de alero. Jugar de ‘3’ debe ser el siguiente paso. Tiene que aumentar sus porcentajes desde la media-larga distancia y ser más seguro desde la línea del tiro libre, pero estoy convencido de que lo conseguirá”, reconoce el experimentado Alfred Julbe, quien en plenas vacaciones nos concede tiempo para conocer más y mejor al joven jugador catalán.

Sergi ha sido el cuarto máximo anotador del campeonato, segundo máximo reboteador, cuarto jugador más valorado y segundo jugador que más dobles-dobles ha conseguido (5 de 7 partidos). Ha salido prácticamente a exhibición por partido y ha guiado a la selección nacional hacia un meritorio cuarto puesto, siendo galardonado por la FIBA como el mejor ala-pívot del Mundial… palabras mayores, ya que no es nada habitual ver a un jugador nacional estar entre los cinco mejores de un acontecimiento como éste.

En Zaragoza los más de 30 scouts de universidades norteamericanas no perdieron detalles de sus partidos y todos marcharon de allí con el nombre de Sergi Martínez en mayúsculas y subrayado de su libreta. “Este chico es muy bueno, sube el balón, dirige a sus compañeros, se pone a postear, sale al perímetro, lee el juego como si llevara muchos años jugando a esto… va por delante del tiempo. Es magnífico, hace muchas cosas bien. Es base con cuerpo de ala-pívot (no muy alto para ser interior quizás) que si consigue ser regular en el triple será un alero de garantías. Alucinante los partidos que ha hecho”, nos comentó un scout de una prestigiosa universidad estadounidense en el pabellón Siglo XXI de Zaragoza.

Estados Unidos le desea y probablemente le tanteará pero Julbe, su entrenador, avisa al Barça de que es lo que tiene que hacer con este jugador. Es ahora mismo una de las grandes esperanzas de la siempre prometedora cantera culé. Debería realizar la pretemporada con el primer equipo y que sea el nuevo entrenador quien decida si está preparado para ayudar ya al primer equipo. En principio, creo que la próxima temporada Sergi será pieza clave del equipo junior y además tendrá más minutos con el filial de LEB Oro. Yo creo que su futuro más inmediato (2-3 años) será verle jugar con el primer equipo del FC Barcelona, es pronto de hablar sobre su techo pero las sensaciones que transmite hoy son muy positivas”.

Pero antes de reincorporarse a la disciplina azulgrana Sergi todavía tendrá que poner punto final a la que para él ha sido un temporadón, donde se ha consagrado como uno de los jugadores más prometedores en España. El ala-pívot catalán será (si no hay lesión) uno de los doce jugadores que estén con la selección española sub-18 en el próximo Europeo. Cerca de 100 partidos habrá jugado a lo largo de esta temporada una de las grandes esperanzas en ‘Can Barça’ que han servido para llamar a las puertas del primer equipo.

“Yo creo que estará más pronto que tarde con el primer equipo, tiene mucho potencial”, insiste para concluir Alfred Julbe.