‘El exorcismo del Barça’, por David Carnicero

febrero 23, 2018

¿Lo compartes?

Tan malos habían sido los 7 meses de Sito Alonso al mando del FC Barcelona, que un directivo del Barça llegó a afirmar que la temporada, pasara lo que pasara ya era un fracaso.

Dos semanas después de la destitución de Sito, la que estaba siendo la peor temporada en la historia del FC Barcelona, con un balance de 19 victorias y 22 derrotas, se ha convertido, ya, en la más exitosa de las 4 últimas, porque esta Copa del Rey es el primer gran título que gana el Barça desde la Liga ACB de 2014. Y encima eliminando a los dos grandes favoritos y al anfitrión.

La destitución de Sito Alonso ha sido un exorcismo, una liberación para una de las mejores plantillas de Europa. Una plantilla que no disfrutaba de manera continua con Sito Alonso al mando, que sólo podía dar su mejor versión de vez en cuando. Capaz de ganar al CSKA, Olympiacos, Real Madrid y Panathinaikos y de encadenar la peor racha de derrotas de los últimos 50 años de historia del club.

El FC Barcelona es un equipo distinto desde hace 15 días, y en palabras de sus propios jugadores, la principal razón es que han recuperado la felicidad gracias a la sencillez y a la normalidad que han regresado a la pizarra de su banquillo. Gracias al maestro Pesic.
.
Un equipo que no sabía jugar los partidos igualados, que no sabía sacar al rival de su ritmo, que no sabía imponer su estilo, que padecía de vértigo cuando las cosas le iban bien, se ha convertido en un equipo relajado y feliz, que ha recobrado la energía, la ilusión y las ganas de morder en la cancha.

Por suerte para el aficionado culé y para el buen aficionado al basket, ya se acabó la posesión demoníaca. El Barça es campeón de Copa.

Mucho cuidado con el Barça.