El Eurobasket, por Mister K: análisis en todas las posiciones para jugar al SuperManager

agosto 28, 2017

¿Lo compartes?

– Con los aleros de precio medio-alto siendo muy protagonistas, parece que habrá que abaratar en otras posiciones e invertir en exteriores.

– Ojo a las jornadas casi diarias y que arrancan a las 12:45 de la mañana. Va a tocar madrugar en septiembre para hacer los cambios.

– ¿Pau sí o Pau no? Su último partido ante Lituania asusta y apunta a hacer lo de todos los años en la jornada 1.

Tony Parker, Teodosic, Llull, Nedovic, Gallinari, Batum, Antetokoumpo, Mirotic, Nowitzki, Gobert, Jokic y Gortat (o Asik, Vesely, Fesenko…). Solo son 12 jugadores, pero juntos serían un equipo perfectamente capacitado para hacerse con el Eurobasket con cierta facilidad. Ellos son solo algunos de las estrellas que se van a perder el Eurobasket 2017. Un debate que ha llevado casi a valorar si hay mejores jugadores viendo el torneo en casa (de los que podrían venir a disputarlo) que peleando por la medalla de oro. Y tampoco exagerarían, es una dura realidad con la que el baloncesto europeo debe convivir ante el éxodo de jugadores a la NBA (y las lesiones).

De cara al Supermanager KIA la influencia de estas bajas va a ser bastante evidente. Ante menos cantidad de jugadores TOPs, sobre todo los que han caído una vez arrancado el juego, precios que tenderán a la baja. Y quizás, la necesidad de acumular bróker no vaya a ser tan imperativa como en otras competiciones veraniegas. Por lo demás el juego mantiene su estructura habitual de arrancar con 6.500.000 de presupuesto y demandará una atención especial de los mánagers ante las jornadas continuas y los cambios cada día. Las faltas realizadas y recibidas no suman (ni los tapones recibidos), aunque eso es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado de cara a esta clase de torneos.

Por lo demás y como ya he comentado antes, el juego parece tender a tener unos precios bastante económicos. En las posiciones de base y alero no tenemos ningún jugador que supere el millón de precio (ni siquiera los 900.000) y si bien en los pívots hay varios jugadores de precios elevados, también hay otros que apuntan a mejorar su precio con su rendimiento y ante las bajas de sus compañeros. Como ya ocurriese en el Supermanager KIA de los Juegos Olímpicos el pasado año, las diferencias suelen ser mínimas y a veces un solo cambio puede ser la diferencia entre ganar o perder.

Para que os podáis mantener al día de todo lo que ocurre en el Eurobasket en materia de Supermanager KIA, en Kia en Zona iremos publicando artículos cada cierto tiempo pero ante las jornadas diarias no podremos sacar artículos en tan poco tiempo. Sin embargo, tendréis el apartado de comentarios disponible para cualquier consulta que queráis hacer o para comentar los cambios de vuestros equipos según se desarrollen las jornadas. Cuando acabe la fase de grupos y en las diferentes eliminatorias si tendréis los artículos pertinentes y esperemos que también de tiempo para hacer alguno mediante se desarrolla la fase de grupos. ¡Suerte a todos!

Bases

Como base más caro del juego, Goran Dragic decepcionó en el arranque de la preparación, pero ha terminado la misma en bastante buena forma. Sus dos últimos partidos rondando los 20 mejoran las sensaciones e invitan a pensar en un protagonismo compartido con Luka Doncic. Las opciones de Eslovenia pasan por una buena actuación de ambos ya desde el primer partido ante Polonia y aún siendo el más caro, no superar el millón ni necesitar más de 15 para subir el 15% juegan a su favor.

Mayor protagonismo que Dragic en sus selecciones y estando justo por debajo de él en cuanto a precio están los dos siguientes bases, que además están entre los 10 más comprados del juego. El primero es Dennis Schroder que solo ha necesitado tres partidos de preparación (le queda uno) para rondar los 20 de valoración media y demostrar que es el líder de la Alemania post-Nowitzki. Debutar ante Ucrania parece un rival más que favorable para él ya que los ucranianos tienen la baja de Pooh Jeter, su titular en otros campeonatos. Luego se enfrenta a Georgia e Israel, aparentemente los tres rivales más débiles en su posición.

El segundo es Tomas Satoransky, que ya ha conseguido despuntar pese a tener que compartir protagonismo con Jan Vesely. En este torneo todos los balones de la República Checa pasarán por sus manos, y si bien será difícil verle en la fase de eliminatorias, su debut frente a Montenegro pinta favorable. Su única pega es tener que medirse a España en la jornada 2, aunque teniendo Rumanía en la tercera igual puede merecer el mantenerle en el equipo. Ya conocemos a Sato sobradamente y su capacidad para sumar en distintas facetas, lo que habrá que ver es si puede hacerlo igual de bien ante rivales de diferente índole.

Una vez abandonado el big-3 de los bases y con la baja de Teodosic, los siguientes bases más caros apenas alcanzan los 600.000 € de precio y no son especialmente interesantes. Koponen se ha perdido la mayoría de la preparación con Finlandia y su temporada con el Barça tampoco ha sido para tirar cohetes y apostar por él de inicio. Ali Muhammed de Turquía también se ha perdido partidos y cuando ha estado no ha sido un factor diferencial. Y si bien Gal Mekel, el nuevo base del Herbalife Gran Canaria si ha rendido a un mejor nivel, su calendario, al igual que el de los dos anteriores, no es demasiado favorable (Italia, Francia y Rusia respectivamente).

La dirección de juego de España ha estado bastante competida durante la preparación del equipo y es que Sergio Rodríguez desde el banquillo ha estado a buen nivel, pero Ricky Rubio, a un precio todavía más asequible, se ha mostrado bastante más regular. Rubio se ha quedado en 11.7 de valoración (pasando de 10 en 6 de ellos) y Chacho por su parte se ha quedado en 9 de val media. En el debut contra la Montenegro de Ty Rice (¿estará motivado contra España?) los dos deberían dar minutos de calidad, aunque por el precio y la exigencia de Ricky, que solo necesita un 8 para subir el 15%, podría ser la opción más favorable.

Antes de bajar a varios bases protagonistas en sus equipos y que están a un precio bastante asequible hay que considerar alguna opción más. Por ejemplo el sorprendente Martin Hermannsson, que con Islandia ha firmado numerosos partidos superando la decena e incluso yéndose por encima de los 20. Debuta ante Grecia, aunque Islandia no tiene un rival que le sea totalmente favorable. También ha valorado como un reloj Thomas Heurtel, que de 5 partidos de preparación, no ha bajado de 11 en ninguno de ellos. Supera a Diot en la rotación y con la baja de Tony Parker está ante su gran oportunidad con la selección francesa.

De más a menos por precio aunque quizás no por interés, existen varios bases que son importantes en sus selecciones pero no son referentes absolutos en sus equipos. El primero de ellos puede ser Mantas Kalnietis que, sin destacar en exceso dentro de los partidos de Lituania, sí ha alcanzado un nivel bastante apetecible para su precio. 6 partidos jugados, 13 de valoración media y un pico máximo de 23. Su último campeonato fue bastante productivo para nuestros equipos del Supermanager KIA lo que debería permitirnos darle un voto de confianza al base lituano.

Con un plus de importancia con respecto a Kalnietis y también con un buen sabor de boca dado su último buen campeonato para nuestros intereses, Janis Strelniks se ha convertido en el segunda espada de Letonia sin discusión. Strelniks debería rondar los 30 minutos jugados y si cumple lo hecho en la preparación, puede plantarse entre los más caros para el final de la fase de grupos. 15, 22 y un 12 en tan solo 20 minutos (un día que Porzingis descansó), son buenos argumentos para apostar por un jugador referente y que apenas cuesta 421.525 €. Su precio, al menos en mi opinión, debería acercarse más a los 600.000 que le colocarían como 4º base más caro. Mientras, pues mejor para nosotros.

Y si bien no ha sido la lesión de un base lo que ha mejorado las prestaciones de los directores de juego griegos, la baja de Antetokoumpo ha cambiado el panorama de dicha selección. Sin él, tanto Sloukas como Calathes han dado un paso adelante necesario por parte de la selección y dados sus precios tendiendo a económicos, se colocan como buenas alternativas. Sobre todo en el caso de Sloukas que ha pasado de rondar valoraciones en torno a la decena para irse hasta los 15, 14 y 18 en los últimos 3 partidos. Calathes ha rondado esos números en torno a los 9-10, además de haber estado por debajo de las expectativas en otras competiciones de selecciones.

Otros jugadores a precios más residuales y que podrían despuntar son Tsintsadze, que está cumpliendo por encima de Dixon pese a tener un precio inferior con Georgia o Stefan Jovic, el principal beneficiado de la baja de Teodosic en Serbia. Ambos esperan cumplir en torno a la decena a precios bastante bajos, aunque no puedan asegurar que vayan a firmar una buena valoración.

Aleros

En los aleros, la baja de Giannis Antetokoumpo dejó bastante tocado el panorama en los aleros ya que iba a ser uno de los referentes sin duda del campeonato. Ante su baja, dos de los tres aleros más caros comparten el apellido Bogdanovic aunque como sabéis no juegan en la misma selección. Bojan (croata) ha realizado una mejor preparación pero sus últimos dos partidos no ha valorado bien (0 en 10 minutos y 0 en +20). El debut ante Hungría sí le favorece. Por su parte, Bogdan debería ser el gran referente de Serbia con la baja de Teodosic aunque no ha valorado por encima de los 15 en la preparación. Dudas con ambos para la jornada 1, aunque serán importantes cuando acumulemos más bróker.

En el siguiente escalón encontramos a dos aleros franceses que, visto lo visto en otros campeonatos, quizás deberían estar cambiados con respecto al precio. Fournier no ha estado nada mal hasta llegar al campeonato pero se ha mostrado más irregular que un De Colo que no ha bajado de los 13 de valoración (ni superado los 17). Los 123.000 € de diferencia entre uno y otro pueden ayudar a la hora de acometer algún fichaje y Nando ya ha demostrado en sobrados campeonatos estar a gran altura a la hora de la verdad. Y el debut ante Finlandia, con Islandia en la jornada 3, le puede permitir proyectarse bien económicamente.

Con mayor peso en su equipo, dada la falta de otros referentes nos encontramos a dos “aleros” italianos como Belinelli y Datome, aunque este último juegue de 4. Como con los franceses, por lo demostrado en la preparación quizás debería ser Belinelli el más caro, pero su precio de 648.531 es muy goloso. Datome no ha conseguido valorar por encima de la decena en los últimos 6 partidos de Italia en la preparación, donde han ido de derrota en derrota, mientras que Belinelli ha llevado el peso ofensivo y ha valorado por encima de la decena que necesita para subir el 15% en 8 de los 10 partidos. Sin Gallinari ni Gentile ambos deben estar al 100% para que los italianos lleguen lejos, aunque sobre el papel.

Como protagonistas en sus equipos y con poca competencia en su posición en la selección podemos encontrar a jugadores que seguro que darán buenas valoraciones como Alexey Shved, Omri Casspi y Cedi Osman. El ruso, MVP de la pasada Eurocup, se ha perdido bastantes partidos con Rusia pero ha terminado con un 23 y 26 puntos ante Finlandia con los que demuestra estar a buen nivel. Enfrente en esta primera jornada tendrá a Cedi Osman que ha promediado casi 20 de valoración en sus partidos con Turquía y que, esta temporada sí, deberá ser el líder de los turcos. Casspi también ha demostrado su regularidad habitual de otros campeonatos y debuta ante Italia. Si la primera jornada se desarrolla bien, los tres deberían subir el 15%. Por rival en la J2 (Shved vs Serbia, Casspi vs Lituania y Osman vs Gran Bretaña), me quedo con el turco.

Por el camino nos hemos dejado algunos aleros de los que podremos disfrutar el año que viene en la Liga Endesa. Uno de ellos es Ponitka, uno de los referentes de Polonia ante la baja de Gortat y que en la preparación ha ido de más a menos. Justo lo contrario que Waczynski, que en otros campeonatos ha rendido realmente bien… y que vale casi la mitad que su compañero. Ojo a lo que pueda hacer también Adam Hanga con Hungría. En campeonatos de gran calibre nunca se ha visto como el único referente de su equipo y podría ser tanto una decepción como uno de los grandes valoradores. Le podremos calibrar de inicio, y luego ver como explota ante la Rep.Checa y Rumanía.

¿Y qué hay de Lituania? Kuzminskas está siendo el sexto hombre referente de su selección y, pese a no contar con excesivos minutos, está siendo capaz de valorar muy bien gracias a su anotación. Habrá que ver si a la hora de la verdad es capaz de mantener ese nivel o si será Maciulis, como ya ha ocurrido otros años, el que aporta más en ese puesto de 3-4. Todavía no se me olvida el 50 que se marcó Maciulis hace unos años con bonus y que dio un giro completo al Supermanager KIA y terminó haciendo casi inútil todo lo ocurrido anteriormente.

Pese a que de inicio la posición de base parecía ser la que más dinero medio había que invertir para llevar valores seguros, creo que finalmente es en los aleros donde los que superan los 600.000 € dan más confianza y por debajo de eso cuesta arriesgarse. Bueno, con casi todos menos con Luka Doncic. Su preparación empezó a un nivel tan brutal que evidentemente tenía que bajar algo, pero sigue siendo el más comprado holgadamente y promete emociones fuertes durante el campeonato. Parece una apuesta segura que esperemos que no pinche de inicio. Sería doloroso para casi todos.

No es que por debajo de estos precios no haya jugadores interesantes, es que no son referentes en sus equipos o lo suficientemente regulares para apostar por ellos en garantías. Un ejemplo sería por ejemplo Letonia donde Timma ha tenido buenos partidos (23, 15, 16, 12) pero también ha firmado un 4 y donde Roland Smits empezó flojo (5 y 7), hizo grandes partidos (23 y 20) para cerrar con un 15 ante una República Checa que sin Satoransky no opuso mucha resistencia. Ojo, muchos de estos partidos disputados sin Porzingis, por lo que sus números deberían/podrían tender a la baja.

También empezaron como un tiro jugadores conocidos en la ACB como Robin Benzing y Vladimir Lucic. El alemán alterno buenos partidos y flojos como ya hiciese en el Tecnyconta esta temporada (4, 17, 4 y 25) para terminar perdiéndose los partidos en los que ya estaba Schroder. Por tanto le considero una moneda al aire. Lucic sí ha sido más consistente ante la falta de Nedovic y Kalinic en el juego exterior de Serbia pero también ha pinchado en algunos partidos y el referente sigue siendo Bogdanovic. Evidentemente de tener que apostar por algún jugador de estos precios lo haría por ellos o por los letones pero ya digo que no me garantizan excesiva confianza.

Para cerrar hay varios jugadores que también merecen mención. Dawson el israelí ha hecho una buena preparación pero en los últimos partidos ha bajado mucho, Pappas el griego parecía ser uno de los anotadores exteriores aunque algún problema fuera de la cancha le ha dejado sin jugar los últimos partidos y genera muchas dudas. Prpelic fue un factor clave en Eslovenia en otros campeonatos aunque con Doncic ha perdido importancia y Mahmatoglou ha sido muy efectivo en los pocos minutos que ha tenido con Turquía y por su precio quizás pueda subir de bróker. Bendzius, Abrines, Lypovyy… siempre habrá sorpresas en la parte baja del mercado, aunque son o para muy atrevidos o apuestas para la jornada 2.

Pívots

Llegados a este punto muchos pensarán en qué sentido tiene cuestionar el fichaje de Pau Gasol un verano sí y otro también, cuando la realidad es que Pau siempre valora por encima de lo que todos podemos imaginarnos. El problema, como cada verano, es que cuadrar un equipo con Pau es mucho más complicado que hacer uno sin Pau. Te permite fichar jugadores más seguros, que conoces más, con mayor peso específico… y para ello quizás solo tienes que sacrificar al español por otro jugador, que si bien no asegure un rendimiento tan supremo, podría hacerlo igualmente bien o mejor (como Saric, Porzingis, Marc…).

Pau cada año desde que tengo memoria sobre los veranos en el Supermanager KIA ha marcado la diferencia desde la primera jornada y, tras su última exhibición ante Lituania (tras una pretemporada buena pero quizás algo discreta), amenaza con repetir la historia. Si Gasol se quedase en un 18-20+ (buena valoración y que le hace subir el 15%), posiblemente los que no lo lleven estarían contentos. Si hace menos, por descontado también lo estarían… pero si se va a sus 25-30+, a ver quién le echa el guante. No olvidemos el año que se fue a los 2.200.000. Hasta el viernes por la noche no sabremos cuál era la respuesta correcta.

Al margen de Pau, hay dos jugadores NBA con mucho futuro por delante que amenazan con ser los Gasol del futuro al menos en cuanto a valoraciones. Por precio el primero que aparece es Kristaps Porzingis que, pese a no haber estado en demasiados partidos con Letonia, somos conscientes de lo que puede lograr cuando se ponga las pilas. Si bien quizás ficharlo en la J1 ante Serbia no sea lo más recomendable, el tener después a Bélgica y Gran Bretaña sí juega a su favor, por lo que una buena primera jornada podría hacerle subir mucho de bróker. Sus posibilidades en el basket FIBA son infinitas y la mayoría de los aficionados al baloncesto estamos deseando verle en acción.

Entre las preparaciones que más me han sorprendido destaca por encima de todas la de Dario Saric. No porque dudase, en absoluto, de su enorme calidad, sino porque la consistencia que ha mostrado no se le había visto hasta ahora con Croacia. 25.2 de valoración media en 5 partidos sin bajar de 16 (que con bonus le haría subir el 15%) y con varios picos de 30 y 35 ante selecciones como Lituania y Eslovenia (no Ucrania y Rumanía con todos los respetos). Si su nivel durante el campeonato va a ser este se puede plantar en los 2 millones y debuta ante Hungría y Rumanía. Veremos si su nivel de motivación es suficiente para mantenerse en esas cifras.

Bajando ya del millón de precio, uno de los grandes duelos que veremos en la jornada 1 en el juego interior será el Lituania vs Georgia. Valanciunas ha firmado una buena preparación, destacando su 27 ante España y habrá que ver si, al contrario que en pasados campeonatos, es capaz de dar el do de pecho como hace un par de años. Calidad le sobra y pese a haber tenido una temporada dura en la NBA parece que viene con ganas de despuntar en el Eurobasket, sobre todo cuando termine la primera fase que suele ser su territorio.

En Georgia la gran duda era saber si Pachulia finalmente iba a estar con su selección por problemas físicos o se iba a caer y de momento parece que está dentro. Los georgianos ya han podido demostrar jugar con Zaza + Shengelia y Shermadini, pero este overbooking de interiores (pese a que jueguen en torno a 30 minutos con Toko de alero) no es beneficioso y crea algunas dudas sobre su rendimiento. A fin de cuentas Shengelia acapara muchísimo juego y Shermadini depende de los balones que le lleguen. Tendrán sus picos por calidad y minutos, pero mantengo que no serán tan seguros como si solo estuviesen los dos ACB.

Cierto es que antes de bajar del millón he omitido hablar de Vucevic, pero su debut ante España (igual que pasa con Bojan Dubljevic) no les coloca en una de las mejores posiciones de inicio. Además ninguno de los dos ha hecho una preparación estelar. En este partido, además de en Pau, la atención se centra en un Marc Gasol que empezó la preparación muy bien y, si bien no ha bajado el ritmo, su hermano le ha superado. A un precio muy razonable Marc puede ofrecer valoraciones en torno a los 13-17 si tiene sus minutos, aunque el ascenso de Willy Hernangómez pueda preocupar. Sigo pensando en él como una buena alternativa y veremos si finalmente puede convertirse en el líder de la selección de Scariolo sustituyendo a su hermano Pau.

Una de las grandes sorpresas positivas de estos meses previos al Eurobasket ha sido al gran rendimiento de Timofey Mozgov. Sus discretas temporadas en la NBA no han impedido verle firmando en 7 partidos con Rusia 7 valoraciones que no bajan de los 13 y que rondan los 16 de media. Sin excesiva competencia en su selección y estando en un grupo sin grandes referencias interiores (salvo Serbia) puede firmar grandes números durante la primera fase e ir subiendo de valor. Quizás la única duda será esperar que no le ocurra, por ejemplo, lo que suele suceder con Asik en años anteriores de firmar buenas preparaciones y desaparecer a la hora de la verdad.

Aunque las selecciones minoritarias no ofrezcan tanta confianza como muchas de las anteriores, también tienen jugadores que pueden despuntar pese a no ser cracks NBA. Antes apostábamos por los Vesely o Fesenko y quizás este año pueda ser el de Olaseni (más regular con Gran Bretaña que Daniel Clark) o un Markkanen que si tiene el día en el lanzamiento exterior será el referente de Finlandia. Los ucranianos también tienen dos centers interesantes en las figuras de un Pustovyi que ha ido de más a menos y de un Kravstov que puede reivindicarse tras su paso por el Valencia Basket.

Como también ha ocurrido en otras posiciones, la baja de Antetokoumpo ha abierto opciones en el juego interior de Grecia. Bourousis no estaba firmando una gran preparación pero sin Giannis ha cerrado la misma superando la decena en los últimos tres partidos. No son grandes valoraciones ni su temporada ha sido brillante, sin embargo conocemos su calidad y de lo que es capaz por poco más de medio kilo. Printzesis ha sido quien ha asumido los tiros dejados por el NBA y, pese a que su acierto haya sido irregular, tiene capacidad, minutos e importancia para poder dar un pico puntual o continuado. Ojito a su debut frente a Islandia.

Si bajamos a opciones más económicas, las que mejor pinta tienen son los dos 5s de Serbia. Cuando parecía que Kuzmic iba a ser el titular y el que más jugase (no ha bajado de 9 en toda la preparación), los últimos partidos de Marjanovic (22, 21 y 13) han fomentado ciertas dudas. Sin embargo los dos van a ser capitales en la selección de Djordjevic y no habría que temer que los dos sean efectivos. Por precio y por los ajustes que permite todo apunta en la dirección de Marjanovic pero con jugadores tan pesados y grandes siempre está en el aire la posibilidad de las faltas personales.

“Amenazaba” con firmar una preparación casi perfecta pero el último partido de Juancho Hernangómez con la selección ha creado algunas dudas no sobre sus posibilidades de valorar, sino más bien sobre el reparto de minutos en la selección. 20, 14, 19, 10 y 17 serían valoraciones muy a tener en cuenta si omitimos su último 2 y, pese a que siga pensando que va a ser una de las piezas más importantes de España en esa alternancia del 3-4, no da una sensación de tranquilidad plena. Aunque también creo que, ante los rivales iniciales, puede valorar como nos venía acostumbrando.

Del reto de alternativas interiores a destacar (ya sabéis que no se puede mencionar todo y me suelo quedar con las que me crean más confianza), cabe destacar a Melli de Italia (algo irregular en preparación pero debería ser la referencia de Italia con 7 de 11 partidos superando la decena), Rosco Allen pese a estar siendo muy irregular en la ausencia de Hanga, Anthony Randolph que está firmando números similares a los que hacía con el Real Madrid o Howell, el jugador de Israel que ha firmado muy buenos números y que si valiese 200.000 € menos estaría entre los más interesantes. Para el final he dejado a Karnowski, el pívot polaco que ha terminado la preparación firmando dos valoraciones muy buenas y por encima de los 20… pero ante selecciones sin referentes interiores como Hungría y Gran Bretaña. Podría ser muy interesante para jornadas como la 2 o la 3 ante Islandia o Finlandia.