Pasado duro, presente justo y futuro prometedor: La historia de Juancho Hernangómez

septiembre 5, 2017

¿Lo compartes?

Por si había dudas, Juancho Hernangómez ya está aquí. Y se le veía venir.

Hernangómez, de 2.04 metros y todavía 21 años, comenzó jugando en el club de su localidad, el Club Baloncesto Las Rozas y cuando su hermano ‘Willy’ fichó por el Real Madrid él también recaló en el conjunto blanco. Su paso como madridista transcurrió sin que hiciera demasiado ruido, pues por aquel entonces Juancho aún estaba un poco verde. Tenía un físico privilegiado pero el Real Madrid consideró que su margen de mejora no sería extenso y, por lo tanto y de forma sorprendente, decidió deshacerse de él después de su primer año cadete. Se marchó a Majadahonda en búsqueda de seguir formándose y disfrutando del baloncesto.

Juancho 2No obstante la suerte no le acompañó allí. Tras una buena primera temporada donde evolucionó de forma sorprendente en el apartado táctico y técnico del juego, Juancho sufrió una grave lesión en el tramo final del curso y se rompió el cartílago de la rodilla justo cuando mejores sensaciones estaba transmitiendo en la pista. En su segundo año empezó la temporada tarde pero rápidamente se reencontró con su mejor versión a los servicios del Club Baloncesto Majadahonda, llamando nuevamente el interés de los principales equipos de la Comunidad de Madrid. Jugó muy bien, estaba en la lista para acudir al Mundial sub-17 con la selección pero las puertas del combinado nacional se cerraron por culpa del cartílago. Pasó por quirófano y puso punto y final a su etapa como majariego.

No fue a Praga con la selección y estando lesionado llegó a un acuerdo para finalizar su etapa junior con el Movistar Estudiantes a pesar del interés que existía desde Concha Espina. Juancho prefirió vestir de azul para su segundo año junior que regresar al Real Madrid. “Estudiantes había estado interesado años antes, pero en el segundo año de júnior querían contar conmigo, mostraron bastante interés y al final me convencieron”, reconoció el propio Hernangómez en ‘Cuna de talentos‘ cuando comenzaba a despuntar tras la grave lesión sufrida.

Y en ‘Magata’ volvió a sentirse jugador de baloncesto y no ha parado de crecer en los últimos años…

En su segundo año junior, una vez recuperado de la rodilla, comenzó a alternar el junior con el EBA y en la categoría amateur causó muy buenas sensaciones que convencieron nuevamente a la selección, que le llamaba para la sub-18. Aquel año fue excelente para él, y es que fue uno de los jugadores más destacados en el Campeonato de España (el Estu cayó eliminado en cuartos de final ante el Club Bàsquet Cornellà). Atrás quedaron meses de sufrimiento donde la rodilla le impidió disfrutar durante un extenso tiempo de lo que más le ha gustado siempre, el baloncesto. En 2013 comenzó a ser reconocido como Juancho Hernangómez y no como ‘el hermano pequeño de Willy’.

Volvió a la selección y además lo hizo por la puerta grande, anotando un triple frente a Letonia que valía una medalla de bronce y el año siguiente, su primero como senior, alternó el filial estudiantil que compite en liga EBA con el primer equipo, sin tener demasiado protagonismo. En la liga amateur lo bordaba (era una competición que le quedaba pequeña) y en la máxima categoría del baloncesto español no tuvo en su primer año la oportunidad de demostrar su nivel. Esa oportunidad se hizo esperar hasta la presente temporada, aunque bien es cierto que a las órdenes de Txus Vidorreta no llegó a contar con suficiente regularidad de minutos para despuntar, como sí lo ha hecho en el Europeo.

Cuando jugó en Liga Endesa no decepcionó y en su segunda temporada como senior firmó unos promedios de 2.4 puntos, 2.2 rebotes y 3.3 de valoración en diez minutos por encuentro.

Lo mejor para Juancho estaba por venir y así ha sido. Con Ocampo y Valdeolmillos el joven estudiantil acabó firmando 9.7 puntos y 5.5 rebotes por partido esta temporada. Y sus 12,6 de valoración en 23 minutos en pista le valieron para ser reconocido como ‘Mejor Joven de la Liga Endesa’, por delante del madridista Luka Doncic. El último curso fue su primero en la NBA, participando en 62 partidos con Denver, promediando 5 puntos y 3 rebotes en 13 minutos por partido. Y ganándose al cuerpo técnico por su actitud.

Juancho Hernangómez Geuer, hijo de ex-jugadores, ha logrado su confirmación esta temporada como uno de los proyectos más interesantes de todo el baloncesto europeo. La NBA le conoce, los Nuggets empiezan a adorarle y España ya se ha enamorado.

Ya le llegan los reconocimientos… pero su carrera en la élite acaba de comenzar. El Eurobasket es su gran punto de partida:

BUMSHAKALAKA