La consulta del fisio: Consejos para prevenir las lesiones en pretemporada

octubre 6, 2017

¿Lo compartes?

portada-facebookPor Clínica Fisiosesto (@fisiosesto)

Tras el parón vacacional, la vuelta a la actividad deportiva puede conllevar alguna lesión si no planificamos correctamente el entrenamiento, nos pasamos de intensidad en los ejercicios o sufrimos alguna recaída de alguna lesión antigua. Las más comunes, aparte de las agujetas que mientras moduléis la intensidad serán de mayor o menor grado, son las tendinopatías y esguinces.

En el caso de los músculos, debido a la falta de actividad durante las vacaciones tienen que volver a adaptarse a las demandas a las que les vais a solicitar, además puede que hayan perdido parte de la elasticidad que tenían debido a la falta de estiramiento, por lo tanto una buena manera de prevenirlo es mediante la realización de ejercicios isométricos, en los que ha tensión muscular pero no cambios en las fibras, no se acortan ni se distienden, así se fortalecerán.

Recuperando el tema de los tendones, pueden inflamarse  degenerarse ante el exceso de actividad física, para fortalecer los tendones, los isométricos serán muy útiles, puesto que el tendón será sometido a tensión, pero los ejercicios propuestos tradicionalmente para las tendinopatías son los excéntricos, muy lentos o los excéntricos y concéntricos combinados conocidos como HSR:

https://www.fisiosesto.com/single-post/2017/09/11/Tendinopat%C3%ADa-rotuliana-tratamiento-en-Fisioterapia-Deportiva-I

Para los ligamentos, habréis escuchado o visto, el trabajo en bases inestables o de equilibrio, conocido como propiocepción,  con el objetivo de estimular la función de los ligamentos que es estabilizar las articulaciones y evitar rangos de movimientos excesivos, que es lo que acaba produciendo los temidos esguinces:

https://www.fisiosesto.com/single-post/2017/04/10/Rehabilitaci%C3%B3n-de-Esguince-del-Ligamento-Lateral-Interno-de-rodilla-V

También hay que estirar para mantener la movilidad de las articulaciones completas y evitar que los músculos en reposo tengan mucho tono y tiren de los tendones, distiendan o acorten los ligamentos y puedan producir patologías.

Para cualquier duda podéis consultar en el correo (fisiosesto@gmail.com) o a través de las RRSS.