La consulta del fisio: problemas en el Aquiles relacionados con el baloncesto

Enero 16, 2017

¿Lo compartes?

portada-facebookPor Clínica Fisiosesto (@fisiosesto)

Avery Bradley, Kristaps Porzingis y, al inicio de temporada, Dirk Nowitzki. Ellos y muchos jugadores de la NBA y deportistas tanto amateurs como profesionales e incluso aficionados, han sufrido problemas en el tendón de Aquiles.

Vamos a hacer una breve explicación de los conceptos de tendinopatía, tendinitis y tendinosis y vamos a hablar de las lesiones en el tendón de Aquiles que tanto precupan a los deportistas.

Tendinopatía es un término genérico que incluye las lesiones y enfermedades del tendón. Dentro de las tendinopatías podemos encontrar las tendinitis y las tendinosis. Las tendinitis son inflamaciones del tendón y las tendinosis degeneraciones del tendón.

En el caso de la tendinitis de Aquiles, de lo que hablamos es de una inflamación en el tendón de Aquiles. Como bien sabéis los músculos posteriores de la pierna, los gastrocnemios o gemelos y el sóleo constituyen los músculos flexores del pie, es decir, son los que elevan el tobillo y permiten la marcha, el salto y demás actividades.

Estos músculos forman el tríceps sural, los dos gastrocnemios con origen en el fémur y el sóleo con origen en la tibia y el peroné, estos 3 músculos convergen en un duro y grueso tendón, llamado tendón de Aquiles, en honor al héroe de la guerra de Troya en la Ilíada de Homero. Si recordáis el punto débil de Aquiles era su talón. Este tendón va a insertarse en el hueso del talón llamado calcáneo.

Los músculos generan fuerza para producir movimiento, que se transmite de los músculos a los huesos a través de los tendones, es decir la fuerza generada por el tríceps sural es transmitida por el tendón de Aquiles al pie, para poder andar, correr, saltar etc. Pero también absorben las fuerzas contrarias, las de aterrizaje, cuando caemos al suelo el tríceps sural se estira rápidamente almacenando energía elástica. Esta energía la absorbe el músculo a través de los tendones, pudiendo inflamarlos si la actividad es muy intensa.

Imaginaos, en un deporte como el baloncesto con tantos saltos, lo fácil que es acabar con los tendones de las piernas inflamadas debido a tanta actividad. No solo eso: si recordáis el proceso anterior, podemos aterrizar y nada más hacerlo salir corriendo o volver a saltar, en este caso la energía elástica almacenada por los músculos se liberaría en la siguiente contracción, produciendo un movimiento más intenso que tendría que transmitir el tendón, además en esta contracción parte de la energía elástica se liberaría en forma de calor produciendo un aumento del proceso inflamatorio.

Los dolores de la tendinitis son muy característicos, un pinchazo agudo al solicitar el tendón mediante la contracción del músculo. Lo más recomendable en un proceso agudo de tendinitis, es descansar unos días con reposo relativo y medidas antiinflamatorias y partir del 4 día, más  o menos que es cuando aparece el proceso regenerativo del tendón comenzar con un programa de ejercicios Excéntricos, o High Slow Resistance Training para recuperar la integridad y funcionalidad del tendón.