Uno de los mejores exteriores de la Adecco Oro pide paso. Hablamos con él

julio 6, 2015

¿Lo compartes?

Con la espinita clavada por no haber conseguido guiar al Ribeira Sacra Breogán hacia la Liga Endesa tras una inmensa temporada pero con las sensaciones positivas por todo lo conseguido y vivido en su único año por tierras lucenses. Álex Llorca volvió a ser en la edición 2014-15 uno de los jugadores más destacados de la liga Adecco Oro y desde la división de plata pide paso en la máxima categoría del baloncesto español.

Ha sido el mejor exterior nacional en la liga regular con unos fantásticos promedios de 12,4 puntos, 4,6 rebotes, 2,9 asistencias, 2 recuperaciones y 16,3 de valoración en 30:54 minutos por encuentro.

Ya le toca. En la edición 2013-14 fue con el Força Lleida uno de los jugadores más destacados de la temporada, sonó incluso para algún equipo de la máxima categoría pero nunca llegó una oferta para dar el salto. Él, por su parte, no bajó los brazos y con su carácter, liderazgo y facilidad para anotar ha guiado al conjunto lucense que dirige Lisardo Gómez ha quedarse a las puertas de alzarse con la Copa Príncipe primero y subir a la Liga Endesa después (perdieron 3-2 la final de los playoffs ante el Club Ourense Baloncesto).

Acabada la temporada, Álex Llorca brilló en los juegos de Baku y logró una histórica medalla de plata con la selección española de 3×3 junto a Juan Vasco, Sergio de la Fuente y Nacho Martín.

Ahora está en su Barcelona natal descansando y entrenando por su cuenta a la espera de que le llegue una oportunidad desde la Liga Endesa. Es su sueño y las sensaciones con las que afronta esta etapa del año son positivas, y es que por su rendimiento en la Adecco Oro es un jugador al que no deberían faltarle novias desde la máxima categoría del baloncesto español. KIA en Zona coincide con Álex Llorca y él, contento por lo vivido, nos atiende después de haber sido uno de los nombres propios de la pasada temporada.

Álex Llorca

KIA en Zona (KeZ): Temporada buena pero en la que no ha habido recompensa. ¿Qué balance haces de tu año en Lugo? ¿Te gustaría seguir vistiendo de celeste la próxima campaña?

Álex Llorca (ALl): Estoy muy contento con el año que he vivido en Lugo tanto por lo ocurrido individual como colectivamente. Ha sido una temporada muy buena para todos, estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho este año con el Breogán, no es fácil llegar hasta donde hemos llegado y pienso que todos los jugadores hemos terminado la temporada siendo mejores que cuando empezamos, que también es importante. Ha sido un año que todos vamos a recordar pese a no haber logrado ese objetivo que a todos nos hubiera gustado y que la marea celeste tanto merece.

Por otro lado, no puedo confirmar si seguiré o no jugando en Breogán la próxima temporada, pero en Lugo me he sentido como en casa y pienso que ha sido un año que siempre voy a recordar. Ha sido una gran temporada en Lugo y entonces, insisto, las sensaciones con las que estoy afrontando esta etapa veraniega con el mercado de fichajes de por medio son positivas.

Todavía no tengo la propuesta de ningún ACB encima de la mesa pero soy consciente de que todavía es pronto. Voy a esperar, pero deseo estar jugando en la Liga Endesa el siguiente curso.

-KeZ: ¿Dónde ha estado la clave de tu excelente temporada? 

ALl: He tenido muy buenos jugadores a mi alrededor y entre todos nos hemos ayudado para mejorar, además también conté desde el primer día con la confianza de Lisardo y eso es importante.

A nivel personal sé que hice una buena temporada pero el año fue duro, perdí a mis dos abuelos estando lejos de mi gente y por ellos intenté superarme y quise regalarles un ascenso a la máxima categoría. Ambos sabían que mi gran reto era jugar con los mejores del país y por ellos no dejaré de trabajar nunca para intentar alcanzar la Liga Endesa y una vez me llegue esta oportunidad tratar de aprovecharla y seguir mejorando.

-KeZ: En la presente temporada has brillado y has conseguido valoraciones muy elevadas, la gente en Lugo no entendía que un jugador de tus características y español no estuviese jugando en la máxima categoría. Antes de llegar a Lugo ya brillaste en Alicante y Lleida. ¿Esperabas entonces haber jugado este año en la Liga Endesa?

ALl: No sé si algún ACB hubiera venido a por mí. El verano avanzó y no me llegó ninguna propuesta desde la máxima categoría, entonces me llamó el Breogán y me explicó su proyecto. Me convenció y no me arrepiento de haberlo hecho, aquí coincidí con excelentes compañeros y el cuerpo técnico me ha ayudado a seguir mejorando. Antes pecaba más de irregularidad en el tiro y quizás por eso no tuve una propuesta desde la Liga Endesa. Este año mejoré en ese aspecto, así que veremos qué pasa pero creo que estoy preparado para dar el salto a la Liga Endesa.

-KeZ: ¿Has pensado en continuar con tu carrera deportiva en otra parte si no llegan propuestas desde algún equipo de la Liga Endesa?

ALl: La situación del baloncesto español en competición FEB actual es complicada, pero de momento no he pensado irme fuera de España. No obstante, como todo, si me llega una buena propuesta desde el extranjero tendré que valorarla.

-KeZ: Tras la medalla de plata conseguida en Baku representando a España en el 3×3 tocó volver a Barcelona. Sin competición, ¿qué hace Álex Llorca durante el verano?

ALl: Yo los veranos los afronto con la intención de seguir mejorando como jugador de baloncesto. No paro de entrenar, hago intensas sesiones de tiro y ejercicios para mejorar técnica y físicamente. Creo que esta etapa del año es buena para seguir mejorando y llegar a la pretemporada en el mejor estado posible. Obviamente, también aprovecho para estar con mi entorno y descansar, ya que se nota su ausencia durante la temporada.

-KeZ: ¿Qué tiene que mejorar Álex Llorca para ser un jugador de la Liga Endesa la próxima temporada?

ALl: Todo. Todavía tengo que mejorar en todo y yo trabajaré para intentar seguir siendo mejor jugador hasta el día que me retire, un jugador de baloncesto nunca puede dejar de trabajar y mejorar en todos los ámbitos del juego. Pienso que lo mejor siempre está por llegar.