“El talento crece. La magia crece”. RetroChachismo, por Piti Hurtado (Vídeo)

Abril 20, 2017

¿Lo compartes?

Publicado el 22 de diciemebre de 2015

Invierno del año 2000, Campeonato Infantil Masculino de Selecciones Autonómicas, partido Canarias-Cataluña- Sergio Rodríguez.

Tiene 13 años, es el número 13 de los que van de negro (los insulares) y no sale titular, lo hace en su lugar otro chico, uno que entonces estaba más desarrollado (Gonzalo Echevarría). Chacho juega unos 17 minutos en este partido, normas pasarela, no puede jugar tres cuartos seguidos nadie pero todos han de participar al menos un cuarto.

Delgado, canijo como llaman en el sur, quizás desgarbado, mejor flexible para enlazar toda esa combinación de cambios de balón de mano por debajo de las piernas y de la espalda. Algún pase sin mirar, alguna pérdida (¿si no pierden balones como van a progresar en el pase de mérito?). Cataluña aprieta en toda la cancha, le tira dos contra uno continuamente. El muchacho los desafía escondiéndoles el balón donde no puedan llegar. Se cae, lo recupera, lo pasa a quién está solo pero no preparado.

Esta joya ha aparecido en el baúl de casa de unos jugadores mellizos a los que entrené en el Cáceres CB (Carlos y Andrés Vaquero) nacidos en el 86 como Sergio Rodríguez,  y también bases como él. Hace quince años de este partido, pero muchos rasgos se repiten en el juego actual del jugador del Real Madrid.

Es un gran ejemplo de como ha conseguido no robotizarse, jugar para disfrutar, para la gente, para si mismo y para GANAR.

El talento crece.