La historia de amor de Alberto Díaz y el Unicaja. La emotiva carta del canterano al club de su vida…

julio 5, 2017

¿Lo compartes?

El base del Unicaja Alberto Díaz fue designado MVP de las EuroCup Finals. Consiguió ser el máximo anotador de la final para los de Plaza con 12 puntos, con  2/3 en tiros de dos, 2/3 de tres y 2/2 tiros libres. A ello le añadió 2 rebotes y 2 robos, acabando con 12 de valoración.

“Ha sido algo increíble, es algo que todo el mundo sueña de conseguir con tu club y con tu gente. He llorado porque es algo que estaba soñando y estoy muy contento. Nuestra filosofía es no rendirse nunca hasta el último segundo y nuestra gente y toda Málaga se lo merece y creo que no podíamos rendirnos”.

Esas palabras, las de un sueño cumplido por el amor de un equipo, tienen su explicación en una carta que el jugador nos escribió el 24 de febrero del 2016. Relatamos a continuación cómo fue:

“Cuando entro al Martín Carpena tengo una sensación muy difícil de describir. Soy feliz ahí, es como si estuviera viviendo un sueño. Es como soñar estando despierto…”.

Son palabras de Alberto Díaz, quien atiende a KIA en Zona para hablarnos de su amor. De su mejor dolor de cabeza y su mayor motivación. Alberto y Unicaja, una relación que no entiende de imposibles y una muestra de que las mejores palabras no salen de la boca, sino del corazón.

Querido Unicaja, te quiero. Nunca una palabra tan grande me había resultado tan pequeña para expresar lo que siento por ti. Te quiero como no quiero ni quiero querer a ninguna otra.

Como todos en esta vida tenemos altibajos, pero esto no significa nada malo. Al contrario, esto quiere decir que tenemos que seguir unidos, trabajando hombro con hombro y mejorando cada día… con la finalidad de que todo vaya mejor. Como en toda familia o relación como la nuestra, superar obstáculos es lo que nos hace más fuerte, esa unión y compromiso que sentimos el uno por el otro es lo que nos da la fuerza para seguir luchando sin rendirse.

Los vasos se pueden ver medio llenos o medio vacíos. ¿Cómo voy a mirar el vaso medio vació si has sido tú el que desde pequeño me formaste, me cuidaste y me diste unos valores y una formación que no todo el mundo tiene el privilegio de tener, sintiendo en cada momento el cuidado tanto personal, físico e incluso académico, cuando tocan fechas complicadas y siempre me dabas una solución para poder seguir mi camino tanto académicamente como deportivo?

Jamás podré agradecerte tanto a ti, como a todas las personas que componen esta gran familia todo lo que siento, has sido tú quien me inculcó esta bendita pasión por el baloncesto. Me enseñaste a sufrir y me ayudaste a que mi sueño se hiciera realidad, ¿Cómo puedo agracederte que me ayudases a cumplir mi mayor sueño? Yo creo que no hay palabra o adjetivo que pueda describirlo, solamente quiero que sepas Unicaja, todos y todas las personas que lo representáis, que gracias. Gracias por dejarme estar a vuestro lado.

Gracias por este sueño, de tu mayor admirador Alberto Díaz.