La opinión de David Carnicero: Laso 2020

octubre 30, 2017

¿Lo compartes?

El Real Madrid de baloncesto tiene 86 años de historia y por su banquillo han pasado 29 entrenadores. Hasta el verano de 2011, entre solo dos hombres, Lolo Sáinz y Pedro Ferrandiz, habían copado el banquillo durante 27 temporadas y dado al club 51 de sus 85 títulos. Dos mitos del madridismo que parecían absolutamente inalcanzables. Hasta que en el verano de 2011 llegó Pablo Laso. ‘Laso Fracaso’ decían algunos visionarios. Él lo cambió todo y devolvió al Real Madrid a lo más alto. En 6 temporadas ha ganado 13 títulos y ha llegado a 18 finales de 26 posibles.

Pero no creo que el éxito se mida sólo en títulos, ya que las sensaciones provocadas en el público también sirven para calibrar el aplauso y el triunfo de un proyecto. Laso ha recuperado la admiración de toda Europa por el estilo de juego del Real Madrid, y eso es una recompensa no cuantificable, pero casi tan valiosa como el más prestigioso de los títulos. Pablo Laso siempre ha defendido, a pesar de algunos resultados, una manera de jugar alegre y divertida, buscando siempre que la afición se identifique con su equipo. Un baloncesto rápido y vistoso con predilección por el juego abierto, por el triple, el mate, el contragolpe y el alley oop. Gracias a él hemos sido testigos del mejor baloncesto de Sergio Rodriguez y Sergio Llull, y lo estamos siendo ahora de la mejor versión de Doncic y Campazzo.

En sus 6 temporadas al frente del Real Madrid, Laso ha sobrevivido a la marcha de MIrotic, a la del Chacho, a las lesiones de Rudy, está sobreviviendo con sobresaliente a la lesión de Llull y sobrevivirá a la inminente marcha de Luka Doncic. Porque eso es lo que hacen los buenos entrenadores, evolucionar y adaptarse para crecer.

Cuando acabe su nuevo contrato en 2020, acumulará 9 temporadas en el banquillo del Real Madrid y seguro que ha ganado más títulos y ha seguido convirtiendo el WiZink Center en un Parque de Atracciones.