La semana de Sergio Llull, vista de cerca por David Carnicero

mayo 26, 2017

¿Lo compartes?

En la última semana he acompañado a Sergio Llull en 4 momentos muy especiales y emocionalmnte intensos de su carrera (y por qué no decirlo, también de la mía). Le acompañé en la derrota en la Final 4 de Estambul, le observé orgulloso mientras recibía el MVP de la Euroliga, le entregué el MVP de la Liga Endesa y narré las 15 asistencias que repartió en el arranque de los playoffs contra Andorra.Y he descubierto que Sergio Llull es una perfecta mezcla de superhéroes.

Lo de El Increíble creo que ya no hace falta explicarlo. El Increíble Hulk lograba con su fuerza sobrehumana casi cualquier cosa que se proponía. El Increíble Llull también. Ha hecho lo que le ha dado la gana casi en cada partido que ha jugado esta temporada y por eso se ha llevado esta semana dos de los tres MVP que le faltaban (sólo se le resiste en de la Final 4 de la Euroliga).

A diferencia de Hulk, Llull no necesita que nadie le haga enfadar para desatar toda su fuerza. Llull parte desde la calma y en la calma se mantiene para hacer posible lo imposible. Una calma que trasmite en cuanto entra en una sala, ya sea en el backstage de la entrega del Premio MVP Movistar de la Liga Endesa o entre el lujo de la Gala que le consagró como mejor jugador de la Euroliga. También mantuvo la calma tras ser eliminado en las semifinales de la Final 4 a pesar de su titánico esfuerzo que le hizo luchar hasta la extenuación hasta que la bocina le obligó a morder el polvo. Una calma que sólo pierde cuando hay algo que celebrar. En ese momento si que se deja llevar. Ya sea celebrando triunfos, canastas de compañeros, canastones propios sobre la bocina, titulos o sus supermandarinas marca registrada..

Sergio Llull es un superhéroe generoso, como el primer Superman que no quería que nadie supiera de su existencia, que sólo pretendía ayudar a la humanidad pasando desapercibido sin esperar recompensa alguna. Llull repartió contra Andorra 15 asistencias en menos de 25 minutos y se sentó en el banquillo sin llamar la atención, dejando a sus compañeros todo el protagonismo y para la historia el récord en un partido de playoff.

IronMan, el hombre de hierro era indestructible. Y esa parece ser otra de las cualidades de Sergio Llull,, porque en las 6 últimas temporadas, a pesar de ser el jugador que más minutos ha disputado en el equipo con mayor exigencia de Europa, sólo se ha perdido 15 partidos, y varios fueron descansos concedidos por su etrenador, no por lesión. Sergio Llull ha jugado 516 partidos de los 531 que habia en el calendario, y otros 80 con la selección española.. Brutal.

Que lo sepa todo el mundo. Hulk, Ironman y Superman son todos la misma persona, Sergio El Increíble Llull.