Las palabras de Luis Guil en su presentación como entrenador del Tecnyconta Zaragoza

Marzo 7, 2017

¿Lo compartes?

El nuevo entrenador del Tecnyconta Zaragoza, Luis Guil, ha sido presentado esta mañana ante los medios de comunicación en la sala de prensa del pabellón Príncipe Felipe. Después de completar su primera sesión al frente del equipo, Luis Guil analiza su llegada, el equipo y los objetivos que se plantea en esta nueva etapa en la Liga Endesa.

En su presentación ante los medios, el sevillano rebosa felicidad: “Muy contento e ilusionado por entrenar en un equipo y una ciudad que respira baloncesto por los cuatro costados”, destaca. “Es un reto muy importante porque supone llevar a Zaragoza lo más alto posible y hay mimbres para hacerlo posible”, valora con visos también de futuro. “Ojalá sea un idilio que dure mucho tiempo porque es una gran organización en la que me gustaría estar mucho tiempo”, desea.

Tras completar su primera sesión, el andaluz descubre cómo ha encontrado al vestuario: “Hay que darles confianza. Es un equipo con talento y puntos en las manos. Eso es algo muy difícil de comprar”, señala. “Los he visto como esponjas, con ganas de aprender y probar cosas nuevas”, prosigue con optimismo. “Veo un equipo capaz de crecer, jugó muy bien el primer tramo de la temporada y hay margen. Basket Zaragoza es un club que mira más arriba que está situación”, añade con ambición.

En cuanto a los objetivos, Guil es tajante: “La situación es la que es, pero no vengo a Zaragoza para liberar al equipo del descenso”, afirma mirando más allá. “Me gustaría que Basket Zaragoza luchase por los playoff y aunque este año está imposible, sí quiero que podamos acercarnos para crecer e ir asentando proyecto”, algo en lo que también influye el buen trabajo de cantera. “Quiero que los jóvenes vayan completando entrenamientos y puedan llegar a ser jugadores del primer equipo”, añade sobre su método de trabajo.

Unos objetivos para los que se ha puesto ya manos a la obra: “Lo primero que tenemos que hacer es fortalecer la defensa, y reducir la media de puntos recibidos”, esgrime convencido. “A partir de ahí, aprovechar el talento ofensivo de los jugadores en ataque para jugar un baloncesto más dinámico, de transiciones y tiros abiertos”, describe sobre el modelo que quiere implantar. “Realizar un baloncesto con el que se identifique Zaragoza”, apostilla.

El primer test será este fin de semana ante Rio Natura Monbus Obradoiro: “Es un partido muy importante”, acierta reseñando también la trascendencia de la ‘marea roja’: “Saben de baloncesto y cuando el equipo lo ha necesitado, le ha apoyado al cien por cien”, recuerda tras varios pasos por el Felipe. “A los jugadores les he pedido que no escatimen ningún esfuerzo. Podemos cometer errores, pero la entrega tiene que ser total”, insiste. “Quieren hacerlo bien, necesitan sentirse arropados y estoy seguro de que la afición va a responder”, concluye aguardando la cita del sábado.