Las palabras de Mumbrú, Lakovic y Salgado tras consumarse el descenso del RETAbet Bilbao Basket

mayo 13, 2018

¿Lo compartes?

El RETABet Bilbao Basket ha consumado su descenso a la LEB Oro tras caer por 74-78 ante el Kirolbet Baskonia, en un apretadísimo partido en el que los vizcaínos se quedan sin opciones matemáticas de permanecer en la Liga Endesa a falta de dos jornadas para el final de temporada. El Divina Seguros Joventut venció al Montakit Fuenlabrada y certificó que la próxima campaña seguirá en la ACB, categoría que pierde el equipo dirigido por Jaka Lakovic.

El capitán del RETABet Bilbao Basket, Álex Mumbrú, habló con los medios tras el partido, en unas declaraciones que recoge la agencia EFE y publica ACB.com: “Nunca esperas que esto pase así, pero a veces las cosas no dependen de uno mismo. Es la vida. Hemos competido, pero cuando estás en situación límite la suerte no te acompaña. En los dos últimos partidos el equipo ha jugado muy bien, como para ganar, y se ha perdido. No queda otra que jugar los dos partidos que quedan y veremos lo que pasa, ya no depende de nosotros”.

“No estamos en esta situación por estos dos partidos, sino por todo lo negativo que arrastramos de la temporada. Hemos estado muy cerca y por dos detalles en momentos cruciales no estamos donde queríamos. Hemos sufrido toda la temporada y ahora sufrimos por esta afición que se merece tener un equipo en la ACB”.

El técnico esloveno Jaka Lakovic también valoró la dura derrota del equipo bilbaíno y el descenso de categoría: “Es un palo duro para Bizkaia, para el club e incluso para la ACB porque sin Bilbao pierde un equipo con afición, un equipo que siempre disputa grandes partidos y está en grandes citas. Esto significa mucho. Estamos jodidos, pero me tengo que quitar el sombrero por el trabajo que han hecho mis jugadores”.

En términos parecidos se expresó el histórico base del equipo Javi Salgado, en declaraciones recogidas por el diario AS: “Es un palo muy duro para el baloncesto de elite en Bilbao, ojalá que sea solo un paso atrás. Para mí es un golpe muy fuerte porque he visto crecer a este club desde lo más, cuando íbamos 500 a La Casilla”.