Mirza Delibasic también lo merece, por Piti Hurtado

diciembre 8, 2016

¿Lo compartes?

Delibasic se fue un 8 de diciembre, como hoy, de hace 15 años. Ya sé que no dejó una huella tan potente en la socidad española pero analizando su juego, también merece un gran homenaje.Mi edad no me dió para conocer como jugaba, apenas para saber quién era y no olvidar su nombre.Sinceramente así era hasta que yéndome a cortar partidos de Fernando Martín “pre Los Ángeles 84” quedé maravillado con la forma de entender el basket de Delibasic.No se me ocurren más que tópicos manidos, poesía en movimiento, plasticidad exquisita, coordinación superlativa…

Mirza me ha tocado en la fibra baloncestística porque no solo era un tirador y anotador de muchísimo nivel, de una estirpe legendaria (Dalipagic,Kikanovic) sino que aunó otra gran cualidad que es muy extraño de ver en jugadores tan resolutivos en la producción anotadora, el pase en su versión más bella. Jugador de 1.97, con brazos largos y hombros muy flexibles, le hacían participar de escolta generalmente pero con muchas cualidades y mando en plaza para subir la pelota y mandar como base. Pasaba tras bote como nadie en Europa a finales de los 70, cruzaba la cancha con pases imposibles que dejaban la grada con una sensación de sorpresa y alucinación. Pases después de salto, por detrás de la espalda con la izquierda en contraataque, alimentando a quién se moviera sn balón con objeto de quedarse solo cerca de canasta. Mucha creatividad y eficacia. Insisto que el tirador se hace buen pasador eficiente a lo largo de los años, cuando ya son veteranos por los espacios que genera su amenaza, pero es espectacular encontrar rarezas tipo Pete Maravich que tienen la anotación compulsiva y el gusto por compartir el balón de ese modo tan precioso. Hacer un uso así de su propio cuerpo para manejar el balón con esa soltura. Y sin vídeo que te ayude, porque tras Magic Johnson, la inspiración ha sido más sencilla pero previamente a los 80…

Fue Campeón de todo, Europa de selecciones dos veces, de Europa de clubes con el Bosna Sarajevo, Olímpico con Yugoslavia en el 80 y campeón del mundo en el 78,Campeón de la Liga española con el Real Madrid. Siempre estuvo a disposición de lo que necesitara su equipo. Cuando llegó a Madrid se encuentra con un base de mucha jerarquía y juega más de dos o para dar descanso a Corbalán en una época en la que el titular de cada posición no descansaba. Aún así pudo poner el balón en la carrera de Iturriaga, en los Fernandos que jugaban de pivot, incluso había veces que lo podía en la grada porque no era fácil leer el juego a la velocidad que él lo hacía.Muchísimos recursos técnicos, muchísima clase.Un jugador que ha sido más conocido por su triste devenir tras dejar el Real Madrid (enfermedades,guerra civil balcánica) pero que su juego fue brillantísimo durante la parte final de los 70 y los primeros 80.

Toda esa historia la podéis encontrar en otros artículos sobre Mirza Delibasic, yo aquí solo quería pasarle un paño a su juego y ponerlo en un lugar que a los aficionados que quieran, puedan maravillarse de primeras o regresar a un recuerdo formidable.Por encima de banderas.

Mirza también merece un vídeo.