8 geniales anécdotas para entender quién ha sido y es ‘El Chapu’ Nocioni como jugador

junio 15, 2017

¿Lo compartes?

Hablar del Chapu Nocioni es hablar de alguien que lo ha dado siempre todo, que se dejó el 100% de sus condiciones sobre la pista siempre que entró en ella. Él se retira a final de esta temporada pero en el pasado quedan sus vivencias, historias, anécdotas. Rescatamos las más curiosas, sorprendentes y divertidas…

El inicio, 12 balones

Lo cuenta el diario La Nación

-Buenas tardes. Soy León Najnudel. Quiero hablar con el papá de Andrés Nocioni.

-Si, con él habla.

– Mucho gusto, señor. Necesito saber cuándo y dónde juega su hijo el próximo partido. Quiero ir a verlo.

-Juega el sábado, a las 18, en Unión de Santo Tomé…

Solo necesitó el calentamiento. Racing de Avellaneda pagó 12 balones y unas equipaciones por él.

Juegos Panamericanos de 1999. Pudo acabar en la cárcel…

Así lo relató el diario La Nación ese 4 de agosto. “Ocurrió mediodía, en el salón más grande de los dos que tiene el predio, con capacidad para 850 personas. Y fue un resabio de otro incidente que se produjo entre basquetbolistas de la Argentina y Puerto Rico, el domingo último. Los protagonistas: Andrés Nocioni y Antonio Latimer. Nocioni iba con su bandeja, rumbo a la mesa, para almorzar con sus compañeros. De pronto, y ensayando figurativamente una jugada de ataque, el técnico puertorriqueño, Julio Toro, cortinó a Latimer, que en forma artera y sorpresiva, apareció por detrás del entrenador y le arrojó un golpe de puño al argentino. Poco después llegó la policía, interrogó a varios testigos, y amenazó con detener a Latimer. La intervención de dirigentes puertorriqueños, apuntando a que el torneo estaba en pleno desarrollo, que había sido una acción desafortunada y que iban a privar a Latimer de estar en la fiesta de clausura atenuó el clima y desistieron de llevárselo detenido”.

La historia había comenzado antes. Nocioni y Latimer se las vieron en la cancha. El argentino le dijo “A ver si tenés h…Vení acá la p…”, y se enzarzaron. Según dicen, Nocioni le dio un golpe. Se armó buena. Era un joven Nocioni que no controlaba aún sus impulsos.

-¿Cómo reaccionaste por la agresión de Latimer en el comedor?

-Mi bandeja de comida terminó en la cara de él.

La pelota de la final

Atenas 2004. Durante años Manu Ginóbili no supo quién había perdido el balón. Lo quería de recuerdo. Manu lo cambió por una de sus camisetas a un asistente en el estadio tras la final con Italia. Trajo algún que otro problema dentro el grupo. Lo curioso es que el Chapu Nocioni reconoció que en un momento de diversión con Carlos Delfino pateó el balón sobre una de las paredes de la Villa Olímpica en Atenas. Es decir, es probable que esa pelota siga en Grecia, en manos de algún afortunado que ni siquiera conoce el valor del objeto que encontró, como cuentan los compañeros de La Nación.

Un iPod y la vergüenza de Ginóbili

Mientras las delegaciones descansaban pacíficamente en el hotel de Sendai, una de las sedes del Mundial de Japón 2006, el Chapu comenzó a acercarse al comedor con todos los compañeros. Sacó un iPod y lo puso a todo volumen. Empezó a sonar un audio que un fanático le había escrito a Ginóbili. Fue entonces que todos los argentinos hicieron el trenecito alrededor de Manu, que comía un postre y miraba con mucha vergüenza lo que pasaba.

A lo lejos estaba Tony Parker, compañero del bahiense en San Antonio Spurs. Prometió contar lo que vio en el vestuario de la NBA.

“Con mis multas se pagó el gimnasio de pesas del Tau”

“Él es el tipo que al jugador… (piensa y se ríe)… no lo voy a decir para la revista porque queda para la mierda, pero te mete el dedo en el culo. El tipo es así. No te puede ver tranquilo y cuando jugás tu mejor partido seguro que llegas al vestuario y algún problema tenés. Pero no lo hace de mala leche, sino para que el jugador no se relaje. Y juega con eso”.

Son las palabras de una entrevista realizada por Fabián Garcia al Chapu Nocioni para la revista Basquet Plus en Julio de 2006. Habla de Dusko Ivanovic. Cuenta Nacho Duque en Marca que tras recibir 33 puntos de Herrmann en un partido en Fuenlabrada, el técnico criticó su defensa. Nocioni respondió y Dusko le echó del vestuario. Él dijo que no se iba y el entrenador amenazó que nadie saldría hasta que él no se fuera. Sus compañeros le pidieron que cediera y él se negó. Al final se fueron todos porque perdían el vuelo. Claro, le cayó multa. Con todas las que pagó, el Baskonia renovó la sala de pesas.

La foto de ese partido contra España

Mundial de Japón. Nocioni tuvo otro hecho histórico, anecdótico y de motivación personal. El fotógrafo Marcelo Figueras tomó el instante de la canasta del Chapu que no entró. Pasado el tiempo se la regaló y el Chapu la aceptó. La puse de fondo de pantalla en el ordenador. ” Verla día a día me sirve para motivarme, recordar ese fallo y buscar ser un mejor jugador”, contó Nocioni.

Posterizando con 19 años a Garnett

El 17 de julio de 1999, en el Preolímpico de San Juan de Puerto Rico, Argentina perdió con el Dream Team de los Estados Unidos por 103-72. Nocioni hizo esto:

GIRA CON MONTENEGRO

Hernán Montenegro, uno de los mejores pívot de la historia del baloncesto sudamericano y Nocioni. Ambos compartían equipo en el Club Sportivo Independiente y hacían una gira por China. Se lesionaron unos cuantos jugadores y necesitaron de un joven Chapu, con 17 años.  Dicen que el Loco se quejó de todo: entrenamiento, cambios horarios. “Fue un viaje espectacular. Nunca vi a una persona quejarse tanto como el Loco”. Además, hablan de su gran espíritu de trabajo:

Fuente: Marca, La Nación, Diario Popular
Tags