Foto: Movistar Estudiantes

El Estu firma a Sitapha Savané. ¿Por qué todo el mundo le quiere?

agosto 9, 2016

¿Lo compartes?

El Movistar Estudiantes ha hecho oficial el fichaje de Sitapha Savane. Y pese a su edad el refuerzo parece ser celebrado por la parroquia colegial, algo que ya han hecho todos los equipos para los que ha jugado el interior africano durante su carrera. ¿Por qué sucede esto? ¿por qué todo el mundo siempre quiere a ‘Taph’ en su equipo pese a que no sea un jugador al que las estadísticas simples proyectan cada semana?

Está a punto de cumplir 38 años (20 de agosto) pero Sitapha es como el buen vino y parece ser mejor cada año. Quizás no sea el mejor en nada… pero es muy importante en todo. Hablar de Savané es hacerlo de uno de los jugadores más espectaculares que han jugado en la Liga Endesa durante la última década.

De él no puedes esperar nunca una alta cantidad de rebotes o puntos por partido, no obstante sí asegura una excelente actividad defensiva, mide apenas 2.01 metros pero gracias a su superdotado físico es una pesadilla constante para sus rivales. Defensivamente es un jugador completísimo, mejor que excelente y que encima hace mejor al resto. ‘Taph’ es un líder, un pívot que es capaz de sumar desde el banquillo y hacer mejor a sus compañeros con una simple y tranquila charla de media hora. Podríamos señalarle como ese jugador que todo entrenador querría tener en su equipo. Es idóneo porque sigue trabajando al máximo, posee gran experiencia y es un modelo a imitar para los jóvenes en el vestuario. Es un profesional inmaculado que sigue hambriento de competitividad.

Muchos técnicos le quieren en su equipo a pesar de que no le puedan asegurar una alta cantidad de minutos por partido. Quieren al líder Savané para que sea él quien les guíe hacia una bonita e ilusionante temporada. Porque ‘Taph’ no necesita estar en pista para sumar, con él está asegurado que el equipo sea mejor. Salva Maldonado, nuevo técnico del Estu, le conoce bien, por lo que se puede dar por hecho que sabrá sacar lo mejor de sus posibilidades.

Un sueño poco habitual en los deportistas para cuando se retire:

El próximo 20 de agosto cumplirá 38 años y conforme pasa el tiempo cada vez está más cerca la retirada. Savané, cuando cuelgue las botas, no tiene pensado ser entrenador, director deportivo o tener cualquier otra tarea dentro del mundo del baloncesto.

Él, intelectual y militar licenciado en Económicas, lo tiene claro. “En mi familia lo primero siempre han sido los estudios. Yo tenía claro que en el futuro quería involucrarme en el desarrollo de mi país, Senegal, como líder, en la política y colaborando. Hablé con mi padre, que es político, ministro de Industria, y me convenció de que si pretendía ser un futuro líder debía entrar en la Academia Naval de Estados Unidos, una especie de ‘fábrica de líderes’ de la que salen los oficiales. Tengo una cosa clara, el baloncesto me encanta, me ha dado muchísimo pero la fundación es una actividad a la que quiero dedicar mucho tiempo”, reconoció el propio Savané en una entrevista concedida a ‘La Provincia‘ hace un lustro.

Fundación Canaria Yakaar, el futuro no muy lejano de ‘Taph’:

La Fundación Canaria Yakaar es el nombre elegido por Sitapha Savané para su fundación.

Yakaar es wollof y significa ‘esperanza’, una palabra que designa que es posible todo aquello que deseamos. Eso es lo que une al equipo de Yakaar, la certeza de saber que cambiar la realidad que nos rodea no es sólo posible sino además imprescindible. Por eso las prioridades de la fundación se centran en mejorar las condiciones de salud y educación tanto de Canarias como de Senegal. Esto permite trabajar la interculturalidad entre las dos regiones, tan importante en Canarias por ser este un lugar de tránsito de muchos inmigrantes africanos.

El gran potencial de éxito de Yakaar se encuentra en difundir una imagen de África alejada de la pobreza y la miseria. Y un buen ejemplo es la cultura senegalesa, el país de la teranga, de la hospitalidad, que tanto se asemeja con la manera de acoger que tienen los canarios. La promoción de las culturas en aquello que las une será lo que haga que todos se pueda sentir identificados con el proyecto.

Hay mucho que exportar de África al margen de sus bienes materiales. La riqueza de este continente reside también en el arte, la gastronomía, sus valores y el respeto por sus tradiciones. Todo esto son elementos claves que se tienen en cuenta para hacer cooperación al desarrollo. Pero, según nos ha comentado la propia fundación, se hará en un doble sentido.

Es decir, la fundación promocionará la ayuda a la cooperación senegalesa desde Canarias y para Canarias. Puesto que lamentablemente en Canarias la pobreza es un problema social de primer orden, máxime cuando estadísticamente vemos como esta se ha feminizado, hay un porcentaje muy alto de mujeres canarias, madres y soporte económico de la familia que se encuentran en situaciones precarias. Con la grave consecuencia por tanto de tener un alto índice de menores en riesgo de exclusión social.

Por tanto Yakaar tendrá como beneficiarios directos de sus actividades a los menores y las mujeres, entendiendo estos dos estamentos de la sociedad como los motores de la misma, sin excluir otros sectores de la población.