Un ciclón: El mejor Valencia de la historia llega a la Copa

febrero 4, 2014

¿Lo compartes?

Uno de los equipos de moda actuales en el baloncesto español es el Valencia Basket Club. A lo largo de la primera vuelta de la competición el equipo de la capital del Turia ha cosechado el mejor balance en toda su historia durante la primera vuelta. Nada más y nada menos que quince victorias por tan solo dos derrotas, balance que le sitúa en segunda posición de la Liga Endesa tras el imbatible Real Madrid de Pablo Laso, quien con un balance de 17-0 se presenta a la Copa del Rey como principal aspirante a alzarse con el título.

Estadística: Valencia entre los mejores de la Liga Endesa.

Segundo mejor ataque (86’8 puntos por partido), séptima mejor defensa (73 puntos encajados), equipo que más asistencias reparte por encuentro (18’1), el más seguro desde la línea del tiro libre (85’9%), tercero en tiros de dos (53’2%) y segundo en triples (41’2%). Además, Valencia Basket es tras el Real Madrid el equipo que más balones recupera (9’9) y el que menos pierde después del Gipuzkoa Basket (11). Siguiendo la estela de los blancos, el Valencia Basket es (además) el segundo equipo con mayor valoración por partido en toda la competición (una media de 101’9 por encuentro). 

El Valencia Basket, más arriba que nunca a estas alturas. (foto: valenciabasket.com)

En cuanto a jugadores, Justin Doellman es el líder del equipo. El ex-jugador del Lucentum de Alicante y la Bruixa d’Or Manresa está siendo un dolor de cabeza para sus rivales, así lo demuestran sus números tras la primera vuelta del campeonato: 15’3 puntos, 4’7 rebotes, 2’8 asistencias y 18’2 de valoración. Números que le elevan a estar entre los mejores jugadores de la competición junto a los montenegrinos Nikola Mirotic y Blagota Sekulic. Junto al ala-pívot estadounidense también destaca la figura de Romain Sato, quien precisamente ya coincidió con Doellman en la Universidad de Xavier (NCAA). El exterior centroafricano de 1’95 metros ha vuelto a reencontrase con su mejor versión después de la mala temporada vivida el curso pasado en Turquía a los servicios del Ülker Fenerbahçe. Jugando más de treinta minutos por encuentro a sus 32 años, Sato obtiene unos brillantes promedios de 11’9 puntos, 6’3 rebotes y 1’4 asistencias para 14’1 de valoración.

La cosa no se queda aquí: Sam Van Rossom y Oliver Lafayette están dirigiendo a las mil maravillas al equipo, entre ambos reparten 8’1 asistencias por encuentro. Cuando Justin Doellman no está acertado, Velimir Perasovic está tranquilo, ya que Pau Ribas y Bojan Dubljevic aportan una media de 10’8 y 12’6 puntos saliendo desde el banquillo.

Las lesiones, una mala tradición en la capital del Túria:

Durante toda la primera vuelta, Velimir Perasovic no ha podido contar con su plantilla al completo, por lo que estar en segunda posición a estas alturas tiene aún más mérito. El primero en caer lesionado fue Pau Ribas. El escolta catalán se lesionó en el último partido de pre-temporada y estuvo las tres primeras semanas de baja. Junto a él, tampoco iniciaría el campeonato Vladimir Lucic, que causó baja de última hora en el Palau Blaugrana debido a una contractura cervical que le impidió jugar los primeros partidos del curso.

Lubos Barton se lesiona el día de su debut. (foto: valenciabasket.com)

Más tarde, fueron llegando a la enfermería del Valencia Basket jugadores importantes como Pablo Aguilar, Bojan Dubljevic o Juanjo Triguero, cosa que obligó a los valencianos a fichar como temporero al ucraniano Oleksiy Pecherov. Se recuperaron Triguero y Dubljevic, marchó Pecherov y días después caía lesionado su compatriota Serhiy Lishchuk. Valencia no ganaba para disgustos, más de medio equipo había pisado la enfermería y Vladimir Lucic volvió a caer lesionado, pero en esta ocasión la lesión fue más grave como el informe médico indicaba después de operarse en Barcelona: “esguince que derivó en un edema ósea en la articulación”, estará sin poder competir durante dos o tres meses.

La cosa no queda aquí: Lubos Barton fichó por el Valencia Basket como temporero y debido a las lesiones que dejarán sin Copa del Rey (en principio) a Vladimir Lucic y Pablo Aguilar. Lubos debutó en el ‘partido decisivo’, donde una derrota dejaba a los ‘taronja’ fuera de competición europea. El alero checo entró a pista al ecuador del primer cuarto y abandonó el parqué a instantes finales de concluir el mismo período. El ex-jugador del FC Barcelona, FIATC Mutua Joventut y Baloncesto Fuenlabrada chocó con su compañero Oliver Lafayette y caía lesionado, más tarde conocimos que un pequeño esguince le alejaba de las pistas durante dos semanas. Ver para creer, de película.

Objetivo: hacer un buen papel en la Copa.

A pesar de todos los contratiempos con las lesiones, el Valencia Basket está ahí. La temporada pasada ya alcanzaron la final (donde cayeron ante el FC Barcelona), por lo que en Málaga intentarán superar lo de Vitoria y dar la campanada para alzarse con el título de campeones. Para ello, tratarán de repetir lo ocurrido hace ya más de quince años, y con Nacho Rodilla de principal protagonista, en Valladolid. Fue allí donde el descarado base valenciano guió al equipo de la capital del Turia hacía lo más alto, contra todos los pronósticos.

Bien es cierto, que el Real Madrid es (de largo) el gran favorito para conseguir la que para ellos sería la vigésimo-cuarta Copa del Rey. Pero, también es cierto que los ‘taronja’ ya estuvieron a punto en la primera vuelta de superar a los blancos en un partido donde Rudy Fernández y Romain Sato protagonizaron una de las acciones más feas de la competición. Junto a los valencianos, también tratarán de sorprender a los de la capital de España equipos punteros de la Liga Endesa: FC Barcelona o el irregular Laboral Kutxa Baskonia, sin olvidarnos del anfitrión de la Copa del Rey, el Unicaja de Málaga. Todos tratarán de corregir ‘pequeños detalles’ para superar a un equipo que gana, gana y parece no cansarse nunca de ganar.

Oliver Lafayette intenta parar a Sergio Rodríguez (foto: ACBMedia)

Oliver Lafayette intenta parar a Sergio Rodríguez (foto: ACBMedia)

Para la cita, los valencianos contarán con el apoyo incondicional de su afición. Los buenos resultados obtenidos durante la primera vuelta, permiten soñar con lo mejor a la parroquia ‘taronja’, que, ¡agotó los  450 abonos para la Copa del Rey en solamente seis días!, algo que refleja el optimismo que hay en Valencia con un equipo histórico, el equipo que consiguió finalizar una primera vuelta con un espectacular balance de 15 victorias y 2 derrotas.

Enfrente tendrán nada más y nada menos que al Laboral Kutxa Baskonia, quienes al igual que los ‘taronja’ contarán con el apoyo incondicional de sus aficionados. En el partido de la primera vuelta disputado entre estos dos equipos en el Buesa Arena de Vitoria-Gasteiz la cosa terminó con victoria para el equipo valenciano (78-79), con una canasta ganadora de Justin Doellman.

Sin descuidar la Eurocup:

Visto como está el panorama del baloncesto europeo con las licencias que han impedido jugar a equipos que lo merecían la Euroleague (casos más recientes: CAI Zaragoza y Herbalife Gran Canaria), en Valencia consideran que la vía más factible para jugar en la máxima competición continental hay que ganar la Eurocup, y ése es el principal objetivo del actual Valencia Basket. Para ello, el equipo se movió tan bien durante el verano. Las renovaciones de Bojan Dubljevic y Justin Doellman, junto a las incorporaciones de Romain Sato, Pablo Aguilar, Vladimir Lucic y Sam Van Rossom (entre otros) son un reflejo a la clara apuesta del Valencia Basket para esta competición. Sólo vale ganar, de no hacerlo sería un fracaso.

Sam Van Rossom disfruta en su primera etapa como ‘taronja’. (foto: valenciabasket.com)

El inicio en Europa no fue sencillo. Durante la primera fase de la Eurocup, Valencia Basket si notó las ausencia de los jugadores lesionados, y tuvo que jugar una ‘final inesperada’ en el último partido de la primera fase, donde se jugaron el todo por el todo ante el ASVEL Villeurbanne francés, un partido sin historia y en el que los ‘taronja’ se pasearon para la alegría de su afición (97-70). No obstante, el balance de 6-4 enviaba a los valencianos al grupo “O” del Last 32, en él se encontraría con el Stelmet Zielona (llegó a la Eurocup desde la Euroleague, equipo capaz de ganar a todo un Bayern de Munich), Telenet Ostend (de los grandes de Bélgica, un equipo difícil de batir cuando juega en casa) y el poderoso UNICS Kazan ruso, equipo hecho para ganar la Eurocup.

A pesar de la dificultad, Valencia supo hacer de un fortín la ‘Fonteta’. Su afición no falló y con ella todo es más fácil. Las cómodas y abultadas victorias ante el Stelmet Zielona y Telenet Ostend en la ‘Fonteta’ permiten a los ‘taronja’ tener un “basket-average” muy amplío, por lo que todo indica a que se jugarán ante el UNICS Kazan ser primeros o segundos de su grupo en el LAST 32 (de momento los rusos tienen un +7 sobre los valencianos). De ser primeros al final de la fase el premio sería tener pista en la vuelta de los octavos de final de la competición y evitar al Kimkhi ruso.