¡Valencia Basket, campeón! David Sardinero y Andrés Monje explican las claves del partido decisivo

Junio 17, 2017

¿Lo compartes?

Valencia Basket 87-76 Real Madrid

David Sardinero

Un merecido campeón. Un equipo que nos ha dado unos minutos de baloncesto espectaculares, los de un segundo cuarto para un recuerdo. Después de dos finales perdidas, después de perder el primer partido en Madrid, el Valencia Basket se ha llevado una Liga Endesa con un juego de altísimo nivel y ganando tres partidos seguidos al Real Madrid en la Final. Espectacular.

Un logro que partió de una telaraña defensiva y un hambre de título con el que han conseguido desactivar al Real Madrid. 52 rebotes por los 26 del Real Madrid, una mina de segundas oportunidades y un nivel de acierto sensacional, especialmente en los tres primeros cuartos. Ahora seguiremos analizando el partido, pero ¿tú cómo lo has visto Andrés?

Andrés Monje

He visto un sobresaliente nivel de Valencia Basket. Tiene un mérito gigantesco haber competido en estos playoffs ante tres equipos de Euroliga (Barça, Baskonia y Real Madrid) y cerrarlos con 8-3. Su final ha sido fantástica. Han vuelto a superar al Real Madrid controlando el ritmo, tiranizando el rebote (el doble de capturas totales, 52 por 26) siendo muy agresivos en el ofensivo (19 rebotes de ataque), defendiendo a su mejor nivel y contando con muchos roles secundarios que han marcado la diferencia.

Para mí justamente esa ha sido una de las claves de la final. El Real Madrid ha tenido a Sergio Llull, que siempre aparece y tira del resto, pero Valencia Basket ha sido muchas sumas cada encuentro. Puede que no tan enormes como la que supone Llull, pero sí lo suficientemente valiosas como para decantar la balanza. Fernando San Emeterio y Bojan Dubljevic son los jugadores diferenciales de Valencia Basket, los que más desequilibran, pero a lo largo de la serie han ido apareciendo Antoine Diot, Joan Sastre, Roman Saito, Pierre Oriola, Will Thomas, Luke Sikma, Guillem Vives, Rafa Martínez… y todos han cumplido su rol a la perfección. Eso me parece decisivo.

Creo que al Real Madrid le ha faltado frescura física en general durante esta final. En ese cuarto partido el despliegue físico de uno y otro equipo era muy diferente. Valencia Basket ha hecho las cosas muy bien y las ha hecho en general un segundo antes. A estos niveles ese segundo es un mundo. También he visto problemas a la hora de generar en estático, David. Valencia ha obligado a su rival a jugar a media pista, sobre todo por el dominio del rebote, y ahí a los de Laso les ha faltado otro segundo generador o una fuente de puntos fáciles que no ha sido constante. Sinceramente el segundo cuarto de Valencia Basket de hoy, por actividad y ejecución, me ha parecido uno de los mejores a nivel FIBA esta temporada. Sobre todo por la importancia del momento.

David Sardinero

Estoy de acuerdo. Y lo he comentado en un tuit, creo que al Real Madrid le ha faltado algo más que intensidad. De hecho creo que ha habido tramos en los que ha habido mucho esfuerzo, pero no les daba. Y creo que ha habido más mérito del Valencia Basket que demérito del Real Madrid. No sé si en otro escenario, ante Baskonia o Unicaja, hubiéramos visto esta versión de los blancos. Creo que no.

Es peligroso enfrentarte a un equipo con tanto hambre y corazón cuando tú no estás en tu mejor momento. Y no es sencillo analizar en caliente lo que le ha pasado a este Real Madrid. Lo que es innegable es que ha tenido enfrente a un equipo descomunal, posiblemente el único junto al Fenerbahçe que ha sido capaz de sacarles del partido mentalmente, donde también creo que radican mucha parte de sus problemas. Llevarles a ese punto de exigencia física y mental, agotarles y provocar la impotencia, la sensación de que tú no puedes y de que al rival le sale todo. Algo más complejo que hablar solo de falta de ganas o compromiso.

Prueba de ello es que la rotación del Real Madrid ha cambiado por completo en este último partido: 0 minutos de Othello Hunter y 0 de Randolph en la segunda parte (ha acabado con 7′ y un punto). El de las Finales ha sido una de las peores versiones del Real Madrid en la temporada, pero tampoco creo que sea justo descargar toda la culpa en Laso, ni mucho menos. Creo que en estas finales no ha estado bien, y no pasa nada por argumentarlo, pero del mismo modo que si él quiere seguir, debería tener crédito. Tú Andrés, ¿si tuvieras que quedarte con tres claves para explicar esta locura de serie, cuál serían?

Andrés Monje

Complicado sólo tres pero vamos a intentarlo. La primera la que ofrecí antes, muchas sumas (por pequeñas que sean) pueden derrocar a una sola parte por muy grande que sea. Los secundarios han sido una clave, cómo la segunda unidad de Valencia Basket ha revitalizado a la primera y ha complementado su juego. Al Real Madrid le han faltado cartas con impacto, a pesar de tener una plantilla con más recursos. La segunda es el plan y nivel defensivo de los taronja toda la serie. Pedro Martínez, Jaume Ponsarnau y compañía han logrado maniatar el ritmo, jugar a media pista, crear fantásticas secuencias de ayudas que reducían el acierto de tres del Real Madrid, o al menos la cantidad de tiros en buenas condiciones desde fuera. Parece sencillo así leído pero con el talento que había enfrente… el reto era gigante. Su intensidad ha sido fantástica pero conceptualmente ahí también han sido mejores.

Y la tercera clave podría ser el juego interior. Valencia ha tenido no sólo al mejor interior de la eliminatoria (Dubljevic) sino también a otros aportando mucho y condicionando el rebote, especialmente el ofensivo (clave para evitar transiciones). Al Real Madrid le ha faltado mucho ahí, Randolph no ha aparecido (de hecho en este cuarto partido la segunda parte ha estado inédito) y ha sido significativo ver a los de Laso encomendarse en los tramos de remontada al nivel de Andrés Nocioni. El Chapu siempre responde pero con 37 años y en su último partido como profesional, considerando la batería de interiores de talento y físico de su equipo, creo que se le obligaba a una responsabilidad excesiva.

En cualquier caso, Valencia Basket ha controlado la final, en cuanto a tempo de juego y sensaciones, pero también ha sido capaz de cerrarla siendo fuerte mentalmente, algo que podría haber acusado tras las finales perdidas este mismo curso y teniendo enfrente un equipo muy acostumbrado a estas situaciones competitivas. Creo que es justo ganador por lo que hemos visto. No hemos visto al mejor Real Madrid, creo que es obvio, pero buena parte de esa falta de poder la ha provocado su rival con su rendimiento. Como siempre suelo decir aquí, David, en esto siempre interactúan dos fuerzas. Y el resultado es el producto de méritos y deméritos de ambas. Para mí ha habido más mérito taronja en lo que hemos visto. Han dado su mejor versión y han causado que el Real Madrid, por diferentes motivos, no haya podido hacerlo.