20.000 km en 6 meses para ‘desaprender’ del baloncesto: La tremenda historia de un nómada de este deporte

abril 17, 2018

¿Lo compartes?

52 provincias de España en un año, 50 estados de USA, viajes de 20 horas. Por ‘culpa’ del baloncesto. 3 meses viviendo en un coche en Nueva York a pesar de que tienes permiso de trabajo, has estado en la universidad, podrías tener tu empleo… pero renuncias a ello, más de 20.000 kilómetros en 6 meses y como única recompensa disfrutar y hacer disfrutar a la gente con una pelota, con un balón, con ese objeto que hace que muchos nos apasionemos por este deporte. Por ‘culpa’ del baloncesto.

La historia que os traemos surge de una charla entre Kia en Zona y Tony ‘Tito’ Rodríguez. Una historia diferente, difícil de entender para todo aquel que no se ponga en su papel, es uno de esos relatos que te llenan. Se trata de una persona que durante 11 de sus 31 años ha estado viajando de manera altruista por y para el baloncesto. Como leen. Rechazó todo lo que tenía para intentar acercar este deporte de otra manera, como él dice “desaprender”, algo que lleva a cabo en los diferentes torneos que realiza (U Brooklyn) tanto en España como fuera de nuestro país.

13116003_1328238367190298_394230065756864747_o[1]

Nos confiesa que se considera “una persona enamorada de una pelota de baloncesto y que camina con un libro bajo el brazo, con Jordan como inspiración. Un activista por la cultura, la educación, el deporte. Un tipo que se levanta escuchando jazz en un día en el que solo tiene una manzana para comer. Alguien que no puede viajar sin su pelota”. Una pelota que le ha llevado a hacer ese tour por donde viaja por 52 provincias de España, algo único, por y para la educación de un baloncesto diferente.

“Hubo un momento en mi vida en el que no sentía motivación, el tener esta habilidad con la pelota, capacidad de reunir grupos… empiezo en Ubrique, mi pueblo y hasta hoy en día donde he estado en España, 50 estados de USA, África…”, nos explica Tony Rodriguez sobre el origen de este movimiento que atrae cada día a más gente.

13217119_1325668964113905_7269332194296192621_o[1]

Uno de los problemas de este proyecto es lógicamente el dinero, el conseguir que confíen en ti los equipos, empresas que te dicen no una y otra vez. Para él no ha sido fácil y la perseverancia y fe en sus principios han hecho que salga adelante “tengo una lista de gente que me ha dicho que no… pero bueno yo he llegado a dormir 3 meses en un coche en las calles de Nueva York para conocer sus barrios, unas veces en casa de gente conocida, otras por contactos. Unos días me dan más otros menos. Hay veces que como en hoteles de 5 estrellas porque ese equipo me lo paga y otros que no tengo nada”. Él tiene claro lo que es. “Soy un nómada de este deporte, que reúne a gente en un torneo de baloncesto donde las normas no forman parte de la cancha. Jugamos sin líneas…”.

Y es que todo aquel que pasa por sus torneos quiere repetir o, mejor dicho, no parar de jugar. Sin reglas, normas diferentes, campos sin líneas, batallas que parecen un campo de boxeo (en el buen sentido), 7 contra 3, acciones increíbles que puntúan. Un sinfín de peculiaridades que Toni no sabe cómo explicar para que la gente lo entienda: “Es algo difícil de explicar, invito a todos si están cerca de donde lo celebremos a que se acerquen para experimentar lo que todo el mundo ve.  El hecho de haber estudiado psicología y deporte han provocado que todo eso se vea en mis principios”.

En este viaje de tanto continente y contenido nos cuenta experiencias (alguna difícil de entender) que ha vivido en este camino que lleva recorriendo desde 2002. En Senegal me llegaron a poner una pistola en la cabeza porque no querían que hiciéramos el evento allí, en EEUU pude ir a la cárcel por unas naranjas, he jugado al baloncesto a 20 grados bajo cero. No tengo espíritu de acumulación. Podría ganar mucho dinero en EEUU pero lo que te hace mejor es acumular los momentos vividos”.

En los últimos años su camino le ha llevado a Bosnia, Rumanía, Macedonia, Albania, Grecia (llegando a charlar con Xavi Pascual como podéis ver en el vídeo mas abajo)… un sinfín de países todos con su respectivas tradiciones baloncestísticas y sus culturas deportivas. Ahora trabaja intentando organizar un festival de deporte y diferentes disciplinas artísticas urbanas con representantes de países de África y Europa. Aquí explica su iniciativa junto a imágenes de sus viajes por Europa.

Se despide con el lema que lleva tanto tiempo practicando. “Ubrooklyn es un sentimiento, es un movimiento”. 

Para conocerlo más: