El baloncesto no tiene fronteras: La historia del Souriana, el equipo alemán de refugiados sirios

febrero 11, 2017

¿Lo compartes?

“Vivir sin la familia es realmente difícil. Pero Souriana se ha convertido en mi segunda familia”.

Es un mensaje de un solo jugador, pero extendible a muchos otros. Esta iniciativa demuestra que el baloncesto es un deporte sensacional, capaz de unir personas estén donde estén. El Souriana es un conjunto alemán integrado totalmente por refugiados sirios, que tuvieron que abandonar su país por culpa de la guerra.

“Cuando juegas al baloncesto olvidas todo lo demás. Te concentras e intentas divertirte…” cuenta uno de los jugadores. Su técnico explica que al formar el equipo hubo mucho interés de sirios pero el contexto era complicado, ya que ningún jugador compartía ciudad, todos estaban en lugares diferentes de Alemania.

Pero la canasta ha estado por encima de esas dificultades. El Souriana quiere ser ejemplo, no sólo sobre la pista sino también fuera de ella. Y el baloncesto es su vehículo para lograrlo.

Mira este vídeo, cortesía de Euroliga, para conocer mejor su historia: