Charlamos con Laura Quevedo: Las claves del Perfumerías Avenida, sus sensaciones, qué le pasa al basket femenino, sus objetivos, la Euroliga…

Marzo 3, 2017

¿Lo compartes?

Reconocida como una de las grandes promesas del panorama nacional, Laura Quevedo Cañízares (Coslada, 1996), puede presumir a su temprana edad de ser medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos disputados en Río de Janeiro además de la Liga conseguida cuando era junior y subía con el Rivas Ecópolis y Supercopa y Copa de la Reina ganadas esta misma temporada con el Perfumerías Avenida.

Ella, lejos de venirse arriba por lo logrado, nunca tiene suficiente y está convencida que sus mejores páginas con el baloncesto todavía están por escribirse. Para ello trabaja día a día en el considerado mejor equipo nacional, lo hace sin descuidar la carrera de Marketing que empezó a estudiar en Estados Unidos y sin olvidar jamás que viene de Coslada, que pasó por el equipo de su pueblo y el Real Canoe antes de ganar su primera liga con el Rivas… y teniendo siempre en Alba Torrens, Anna cruz, Maya Moore, Marta Xargay y Sonja Petrovic sus referencias como jugadoras

Pasado, presente, futuro, la situación del baloncesto femenino español y mucho más… desde Salamanca, Laura Quevedo atiende a KIA en Zona:

32486783720_a5b7a967ed_k

KIA en Zona (KeZ): Estudiante de marketing y jugadora profesional. ¿Cómo lo llevas aquí?

Laura Quevedo (LQ): Lo compagino bien, dentro del poco tiempo libre que tengo. Durante los viajes, las mañanas o tardes libres. Es duro, pero se puede sacar.

Los estudios son algo obligatorio para mí a día de hoy, mientras juego está claro que puedo seguir viviendo pero una vez llegue el momento de retirarse, no te sirve para no volver a trabajar y vivir de ello. Los tiempos han cambiado muchísimo.

KeZ: Estás a punto de cumplir 21 años y prácticamente ya lo gas ganado todo. ¿Qué objetivos tienes a corto-medio-largo plazo?

LQ: Seguir creciendo y mejorando como jugadora a nivel personal. A nivel de equipo, ganar la liga como objetivo principal, ya que sería cerrar el año con pleno de títulos en competición nacional. Y siendo ambiciosa, estar presentes en la Final Four de la Euroliga.

KeZ: Y ahora en Salamanca, en uno de los mejores equipos de Europa. Con solamente 20 años, insistimos. ¿Cómo llega la posibilidad de fichar por el Perfumerías Avenida y qué te hace decantar por este proyecto?

LQ: La oportunidad llega tras acabar la temporada pasada con Uni ferrol. La decisión la tome rápido, ya que se trata de una gran oportunidad la que se me presenta, poder jugar para el mejor equipo de España y uno de los mejores de Europa. Me serviría para mejorar y madurar como jugadora teniendo la posibilidad de poder luchar por todos los títulos.

Perfumerías es un referente del baloncesto femenino y es un club campeón, lo lleva demostrando los últimos años. Siempre luchando por todos los títulos. Pero sin duda lo que le hace especial al club, es la ciudad, la gente, los aficionados que a cada partido llenan Wurzburg, ellos son el alma del club.

KeZ: Para una jugadora de solamente 20 años debe ser un privilegio jugar con la gente que estás rodeada. ¿De qué jugadora has aprendido más?

LQ: Es un privilegio entrenar cada día con jugadoras de tanta experiencia y que han jugado en tantas ligas diferentes y que tienen mucho baloncesto a sus espaldas.

Tuve la suerte de compartir verano y ahora equipo con Silvia Domínguez, me parece un referente y una de las mejores bases de Europa, de ella aprendo cada día, aunque no compartamos posición.

KeZ: ¿Quién sería la jugadora perfecta para Laura Quevedo?

LQ: Me quedo con el tiro de Diana Taurasi, el pase de Silvia Domínguez, y la capacidad de liderazgo de Laia Palau.

KeZ: No va mal el año, dos de dos en títulos., una única derrota en liga y ya estáis en cuartos de la Euroliga. ¿Cuáles son tus sensaciones?

LQ: Hemos ido creciendo como equipo según iban pasando los meses, hasta llegar a ahora, el momento más importante de la temporada, en el mejor estado de forma posible para luchar por los títulos, por eso mis sensaciones hasta la fecha están siendo muy buenas, e intuyo que lo seguirán siendo hasta el final de la temporada.

KeZ: ¿A por la Euroliga?

LQ: El objetivo principal este año en Europa era llegar lo más lejos posible. Ahora mismo nos encontramos en cuartos de final, nos clasificamos de terceras por lo que nos cruzamos con Fenerbahçe. Un rival muy complicado, además no tenemos el factor cancha.. pero estando a solamente un paso de la Final Four, no nos vamos a dejar nada dentro y vamos a ir a Estambul a dar la sorpresa.

KeZ: ¿Qué hay que hacer para ganar a un rival tan duro como Fenerbahçe?

LQ: Tenemos que conseguir implantar nuestro estilo de juego. Presionarlas y defender a muerte cada balón, para que esto nos ayude a tener un ataque más fluido. No me cabe duda que la clave de la eliminatoria para nosotras pasa por la defensa, ya que lleva siendo nuestra seña de identidad durante toda la temporada.

KeZ: ¿Cómo son los viajes del equipo cuando os toca jugar la Euroliga? Se está hablando mucho de ello en los medios esta temporada…

LQ: No cabe duda que el viaje a Hatay fue muy mediático, por encontrarse cerca de una zona de guerra. Pero también, cosas pueden pasar en cualquier parte del mundo, y nosotras viajamos por otra Europa, donde también hemos tenido episodios trágicos. Estamos llevando bien los viajes, y que así siga siendo.

KeZ: Vamos ahora a tocar un tema preocupante, la situación actual del basket femenino en España. Algo no va bien cuando tantas jóvenes jugadoras marchan a Estados Unidos porque entienden qué es lo mejor para ellas. Es raro: hay más chicas que sueñan con conseguir una beca e ir a USA que ser profesionales. ¿Qué le pasa al baloncesto femenino español?

LQ: El baloncesto femenino español a día de hoy es un referente a nivel mundial, ha quedado demostrado en las últimos años con las competiciones que se han disputado.

Los éxitos de la selección nacional han tenido gran repercusión en los medios, pero se ha quedado ahí. Durante la temporada no se tiene el mismo respaldo que durante los veranos. El ‘boom’ que creo este verano con los JJOO juegos fue increíble, pero se ha quedado ahí.

No quiere decir que los medios no lo apoyen, ya que hay bastantes que sí lo hacen.

KeZ: Y tú, por cierto, también fuiste a Estados Unidos pero regresaste a los seis meses. ¿Qué pasó?

LQ: No me gustaba el sistema de juego que teníamos, además estaba jugando en una posición totalmente diferente a la que soy. Por lo que me encontraba incomoda y no llegue en ningún momento a encontrar mi sitio.

KeZ: ¿Qué podemos hacer para que más gente se interese por el baloncesto femenino español?

LQ:  Nuestra liga no sale por televisión, no tenemos repercusión para el espectador que está en su casa tumbado en el sofá delante de la televisión. Y creo que ese sería un gran paso, entrar en más casas de la gente, porque el baloncesto femenino engancha.

Foto: A.Nevado