Guía del Campeonato de España Junior Femenino 2017: ¿Qué y a quién seguir?

Mayo 4, 2017

¿Lo compartes?

Las localidades de Viveiro, Burela y San Ciprián (Lugo) ya están listas para acoger a los 32 mejores equipos de baloncesto femenino, en la categoría junior, desde el próximo 7 hasta el 13 de mayo.

El todopoderoso Club Baloncesto Canarias, ganador en 11 de los 12 últimos Campeonatos Junior, es -como de costumbre y por palmarés- el gran favorito para mantener su corona en el panorama nacional. El equipo de la provincia de Gran Canaria presenta un equipo con jugadoras que, a pesar de ser de tan temprana edad, ya pueden presumir de haber tenido su primer contacto en Liga Femenina. No obstante, no lo tendrán fácil las chicas de Begoña Santana. El principal encanto de este acontecimiento es que un mal día te puede llevar a casa, las sorpresas siempre están presentes y en la provincia de Lugo estarán los mejores equipos de las diferentes comunidades autónomas de España.

Hay que prestar especial atención a las chicas del Sant Adrià, o a los equipos de Castilla y León y la Comunidad de Madrid que tan buenas sensaciones acostumbran a dejar en estos acontecimientos… sin descuidar a los clubes más modestos que vienen haciendo muy bien las cosas en el baloncesto de formación, manteniendo una clara apuesta que hay que valorar por el baloncesto femenino, teniendo en cuenta los complicados momentos que viven nuestras jugadoras a consecuencia de la grave situación económica y falta de apoyos.

Y todo esto, sin descuidar jamás a los más modestos (en lo que al baloncesto de formación se refiere): Innobasket Novatex, Valencia Basket, Canterbury Academy, CB Gades, Iranur ISB, Basket Almeda, Celta Gorka, Carlomar Torrelavega, Presentación Granada, Campus Promete, Uni Girona, Stadium Casablanca, Sant Josep balear, Estudiantes Lugo, Náutico KIA Tenerife, Bahía San Agustí, Avia Zizur Mayor, Ensino Lugo, Lucentum-Akra, Jairis y Miralvalle Plasencia llegan a este Campeonato con los deberes hechos, y es que sea como sea su aventura en este acontecimiento, la temporada de ellos ya habrá sido fantástica.

¿Por qué las canarias son favoritas? ¿Qué equipos pueden dar la campanada? ¿A qué jugadoras hay que seguir? De la mano de Víctor Belinchón, repasa todo lo que hay que saber para estar al tanto de todo lo que ocurra en el Campeonato de España Junior Femenina en esta especial guía que ofrecemos desde KIA en Zona.

ASÍ HAN QUEDADO LOS GRUPOS

  • Grupo A: CB Islas Canarias, Ponce Valladolid, Valencia Basket, Innobasket Novatex
  • Grupo B: Femení Sant Adrià, Ibaeta EASO DBN, Estudiantes, Canterbury Academy
  • Grupo C: Picken Claret, Cadia CB Gades, Basket Rivas, Agustinos Bernesga
  • Grupo D: Aros León, Iranur ISB, Basket Almeda, RC Celta Gorka
  • Grupo E: C. Torrelavega, P. Granada, Campus Promete, Uni Girona
  • Grupo F: CP Miralvalle, Stadium Casablanca, Sant Josep, Estudiantes Lugo
  • Grupo G: Náutico KIA Tenerife, Bahía San Agustín, CB UCA Albacete, Avia Zizur Mayor
  • Grupo H: Ensino Lugo, Lucentum-Akra, Jairis, Romaresa

Al igual que ocurrió el año pasado, se repite el mismo formato y en los grupos ‘A’, ‘B’, ‘C’ y ‘D’ pasarán los tres mejores equipos, mientras que en los grupos ‘E’, ‘F’, ‘G’ y ‘H’ únicamente conseguirá billete para jugar los octavos de final el primer clasificado. El motivo de este todavía nuevo formato lo sacó la Federación Española de Baloncesto con el objetivo de citar a los mejores equipos en las fases finales.

MASPALOMAS COSTA CANARIA, LAS GRANDES FAVORITAS

Caja

Por historial y, tal vez, profundidad en su plantilla, no hay ninguna discusión en que el Club Baloncesto Islas Canarias, conocidas bajo el nombre de Maspalomas Costa Canaria este año en categoría junior, son las grandes favoritas para alzarse con el título que les acredite como campeonas del Campeonato de España.

De los últimos 12 Campeonatos de España de categoría junior, CB Islas Canarias ha ganado 11

Las chicas de Begoña Santana han reinado una vez más en las Islas Canarias y tienen el bonito reto entre ceja y ceja en Lugo de repetir, por tercer año consecutivo, reinar en la categoría. Para ello llevan un equipazo, con un total de cuatro jugadoras que han sido habituales en los partidos del primer equipo del ‘Caja’ en la máxima categoría del baloncesto español. Son Iris Junio, Natalia Rodríguez, Ainhoa Lacorzana y Lola Pendande, que a su vez también están reconocidas como cuatro de las grandes promesas del panorama nacional en la actualidad. Ellas combinan dotado físico, altura, visión y excelente lectura del juego, capacidad anotadora y, sobre todo, mucho desparpajo. Cualquiera de las cuatro anteriormente mencionadas tiene el don de crecerse ante la adversidad. Como de costumbre en los equipos de las categorías inferiores del CB Islas Canarias, la base de juego nace desde la agresividad, actividad e intensidad en la defensa zonal, caracterizándose a su vez por buscar desplegar un juego ofensivo que es atractivo a la par que atrevido.

Pero no solamente de Iris, Natalia, Ainhoa y Lola depende el equipo. Este año la segunda unidad del equipo del archipiélago es excelente, con jugadoras como Sara Castro o Meme de la Mata que entienden muy bien su rol y siempre suman, acostumbrando ambas a realizar el trabajo sucio, el que no aparece en las estadística pero que es tan necesario en equipos ganadores. Para quién escribe estas líneas, tanto Sara como Meme son imprescindibles, ambas cuentan con la rebeldía para echarse el equipo a sus espaldas en ataque y en defensa son el prototipo de jugadoras que cualquier técnico querría tener siempre en su equipo. Algo similar ocurre con Nuría Sáez, una interior que compensa su falta de altura con inteligencia, movilidad y capacidad reboteadora.

En definitiva, son favoritas porque son la perfecta definición de equipo. No hay jugadoras egoístas y todas tienen el fin de encontrar su mejor versión en la pista para aportar de su granito de arena y conseguir resultados positivas, entendiendo cada una de ellas la identidad del equipo que representan y teniendo, a su temprana edad, unos avanzados conocimientos de juego que vienen a las mil maravillas en estas categorías.

SANT ADRIÀ, UN FIEL ASPIRANTE QUE SIEMPRE HAY QUE TENER EN CUENTA

FemeníSantAdrià

Lo mejor del Sant Adrià es, sin lugar a dudas, la profundidad de su plantilla. Las campeonas de Cataluña llegan a Lugo con la etiqueta de haber sido el único equipo en la última década que ha impedido que el Club Baloncesto Islas Canarias se proclame campeón nacional en la categoría junior. Las barcelonesas han firmado una sensacional temporada, todas las jugadoras han sido relevantes a lo largo del curso y lo más importante de ellas es que en la pista son el perfecto significado de equipo.

Jugadoras que asumen a la perfección su rol y que tienen la misión de dar su mejor versión para ayudar al conjunto a conseguir un resultado positivo. En ataque no son nada egoístas, a pesar de tener jugadoras que técnicamente pueden marcar las diferencias, saben mover bien el balón hasta encontrar la mejor situación de tiro y en defensa, por otra parte, se caracterizan por ser muy activas, consiguen asfixiar al rival gracias a la intensidad que ponen en ese costado.

Lo mejor del Sant Adrià es que es realmente difícil destacar a una jugadora por encima del resto. Eso es lo mejor de ellas. Quizás a la jugadora que más atención conviene prestar es a Xenia Artiga, la cual ha sido fundamental en el reciente ascenso del conjunto catalán a la máxima categoría del baloncesto femenino español. La pívot, que es quien asume el protagonismo en los momentos más delicados de cada partido en su equipo, ha promediado 3,2 puntos y 2,1 rebotes por encuentro.

Especial atención en este equipo también a Irene Sanz, una tiradora que destaca por su eficiencia cuando tira desde la larga distancia, Carla Balagué, que es la encargada de realizar el ‘trabajo sucio’ del equipo, ese juego que no se ve reflejado en la estadística, pero que enamora a los entrenadores y es tan necesario y a sus bases, Roig y Mireia Amigó, dos jugadoras que destacan por transmitir seguridad cuando dirigen y su increíble visión de juego. E insistimos, todas suman. Tienen muy buena segunda unidad, jugadoras con un rol secundario capaces de crecerse ante las adversidades y echarse el equipo a sus espaldas, un peligro constante que compite realmente bien y ha conseguido crecer de forma destacada durante la temporada. En Lugo tienen un buen escaparate para demostrarlo, hay que tenerlas muy en cuenta, practican un baloncesto atractivo a la par que atrevido y si algo les sobra a sus jugadoras es desparpajo.

LOS EQUIPOS CASTELLANOLEONESES ANTE UNA GRANDÍSIMA OPORTUNIDAD

Aros León

Campeonas de Castilla y León y candidatas firmes a hacer algo grande en el Campeonato de España, dejando claro que -pase lo que pase en Lugo- su temporada ya ha sido exitosa. El Aros León ha vivido una temporada maravillosa, cada vez han sido más las personas que han ido a ver los partidos del primer equipo y su apuesta por las categorías inferiores del club sigue siendo firme. La base del equipo es cuidar lo suyo, su cantera… y en la fase de ascenso consiguieron algo de lo que muy pocos clubes del panorama nacional pueden presumir: terminar el partido jugando con cinco jugadoras juniors. Ese es el éxito del Aros León, hacer que las jugadoras que crecen en su cantera puedan tener su espacio en el complicado mundo profesional.

El de Moses es un equipo muy bien trabajado y compensado, con una destacada primera unidad donde cualquiera de las cinco jugadoras del quinteto ideal tiene condiciones para marcar las diferencias. Intentar practicar exactamente el mismo juego que el primer equipo, todo lo que hacen nace desde la asfixiante, agresiva (siempre en el buen sentido de la palabra), activa e intensidad defensiva. Todas las jugadoras juegan con una energía en ese costado que enorgullece -y no es para menos- a su entrenadora, son intuitivas y gracias a la presión consiguen recuperar muchos balones que los castigan a la perfección con puntos fáciles. Cuando no pueden correr, Emma Florez en la zona, más Andrea Alcántara y Paloma González mandan desde el perímetro y fabrican un baloncesto atractivo, con velocidad en el movimiento de balón hasta encontrar una muy buena situación de tiro.

Estas tres serán probablemente quienes tomen las responsabilidades en los momentos más delicados del Campeonato, y es que el innato talento que las acompaña las convierte en tres de las jugadoras a las cuales más atención conviene prestar. No han sido primeras en Castilla y León por casualidad, ha sido un premio a la regularidad de una magnífica temporada donde además han podido alternar la categoría junior con una liga tan competitiva como la Liga Femenina 2.

Ponce

El Ponce Valladolid, en su lugar, cuenta con uno de los juegos interiores más poderosos de la categoría y por las manos de Mame Selbe Toure y Khadi Cisse pasarán muchas de las opciones. Combinan un dotado físico, altura y envergadura que les permite ser un seguro de vida en tareas reboteadoras y un dolor constante para sus oponentes cuando juegan en la zona. Se mueven bien cerca de canasta y técnicamente, aunque no son una maravilla, no han parado de evolucionar desde su llegada a la ciudad vallisoletana.

Y hay más: cuando hablamos del Ponce Valladolid, siempre hay que tener muy en cuenta a la talentosa jugadora de la casa Cecilia Aldecoa, de la cual hay que resaltar su capacidad anotadora tan poco común en jugadoras de tan temprana edad. Puede anotar de todas las formas, desde saliendo de bloqueos, en transición, a pie firme o generándose ella sus propios tiros gracias a su buen manejo de balón.

Jugadoras como Elisa Martínez, Nerea Martínez, Sara Manso o Sofía Román, habituales con el primer equipo del Ponce Valladolid de LF2, también son piezas relevantes en este equipo, todas ellas entienden cual es su rol y, a pesar de no ser tan determinantes como las anteriormente mencionadas, consiguen marcar las diferencias encargándose del trabajo sucio que tanto gustan a los entrenadores. En definitiva, es un conjunto muy completo, formado por jugadoras que se caracterizan por poder jugar en varias posiciones y en el que únicamente tres son juniors de segundo año. En el Ponce Valladolid están Andrea Serna, Irene Mata, Aissatou Loum y Andrea Cueva, cuatro cadetes que son reconocidas como tres de las grandes promesas de Castilla y León en su categoría.

Agustinos Eras

Un peldaño por debajo de estos dos equipos está el Agustinos Eras. Han quedado en tercer lugar y no hay que subestimarlas, ya que estamos delante de un un equipo que lleva mucho tiempo compartiendo pista y entre las jugadoras la conexión es excepcional, se conocen a la perfección y en muchas ocasiones parece que jueguen de memoria. Compensan su visible falta de altura con mucha actividad e intensidad en ambos lados de la pista, se sientan cómodas jugando en estático y acostumbran a ser un equipo que no comete demasiados errores. La labor realizada por el entrenador Diego Cuesta con este grupo de jugadoras es excelente.

Entre sus integrantes hay que mencionar especialmente a Paula López y Claudia Ayuso, son las dos jugadoras más talentosas del conjunto leonés y por las cuales pasarán la mayoría de las opciones de lo que pueda hacer el Agustinos Eras en el Campeonato de España. Combinan visión de juego, capacidad pasadora e instinto anotador. Dos jugonas que están ante un escenario idóneo para demostrar la calidad que atesoran.

CUATRO EQUIPOS QUE VIENEN HACIENDO LAS COSAS REALMENTE BIEN Y BUSCAN DAR LA CAMPANADA

Siendo sinceros, cualquier cosa que no sea ver al Club Baloncesto Islas Canarias como campeonas de la categoría lo podríamos catalogar como sorpresa. Quizás, no ver a las castellanoleoneses o catalanas acompañando a las canarias en el podio, también sea algo inesperado. Sin embargo, en un evento de estas características hay que tener muy presente que la principal atracción es el factor sorpresa, equipos con menos nombre, menor profundidad de plantilla o ‘más desconocidos’ son conscientes de que tendrán en Lugo una oportunidad extraordinaria para ser noticia y colocarse entre las mejores del país. El año pasado, sin ir más lejos -y también en el Campeonato de esta misma categoría-, el Picken Claret valenciano acabó en tercer lugar y el EASO donostiarra en quinto.

Picken

Precisamente, a las valencianas del Picken Claret hay que tenerlas muy presentes en esta edición. El modesto club valenciano está haciendo realmente las cosas bien y su apuesta por el baloncesto femenino es evidente. Las chicas, entrenadas por Carles Martínez, han conseguido ser las más regulares en la Comunidad Valenciana y con un balance de 3-0 lograron un merecido primer puesto en su liga que les envía al que promete ser muy competitivo grupo ‘C’, junto a las sub-campeonas de Madrid, Agustinos Bernesga Motot (3º de Castilla y León) y Cadia Club Baloncesto Gades, campeonas de Andalucía.

Al Picken Claret le agrada jugar un baloncesto atrevido a la par que atractivo, se sienten cómodas cuando tienen que correr y tienen como identidad los continuos cambios defensivos, caracterizándose en ese costado como agresivas (en el buen sentido de la palabra) e intensas. Tácticamente, el Picken Claret es un equipo que está muy bien trabajando. Cuando juegan en estático, buscan jugar con muchos bloqueos indirectos, trabajando así para sus tiradoras. Casi todas sus exteriores pueden ser una amenaza desde la larga distancia, destacando en este aspecto a Esther Iranzo, Elsa Hernández, Isabel Hernández y Laura Ros. Sin embargo, Carles Martínez saca en Nelly Rapalo su particular ‘as’ de la maga. Desconocida dentro del panorama nacional, la jugadora natural de Honduras acostumbra a marcar las diferencias gracias a su dotado físico y notable manejo de balón que le permite ser dominante en acciones de uno contra uno.

No obstante, lo mejor de este equipo es que se comporta como tal y no tiene dependencia alguna de ninguna jugadora. En la final de la liga valenciana, por ejemplo, Nelly no estuvo nada acertada y fue su compatriota Danna Grenald la encargada de ser la más determinante. El gran pero como equipo está cuando se enfrentan a rivales de gran poder físico o que cuentan con interiores de privilegiada altura y/o envergadura, podríamos decir que donde más flaquea el junior de Picken Claret es en su juego interior. No les ha tocado un grupo fácil, si pasan no lo tendrán nada fácil en el primer cruce… pero son jugadoras que, si por algo destacan, es por ser tremendamente competitivas.

EASO

El Ibaeta ESO DBN, por su parte, es un equipo que se caracteriza por su intensidad defensiva y agresividad a la hora de atacar el aro en ataque, teniendo -quizás- bastante dependencia del acierto que puedan tener desde la larga distancia (sus exteriores han conseguido mantener regularidad durante toda la temporada). Son un equipo sumamente competitivo que no baja los brazos, pero les ha tocado el ‘gordo’ en el Campeonato de España Junior. El premio por el primer puesto conseguido en la liga vasca es verse las caras en fase de grupos con las campeonas de la Comunidad de Madrid, las de Cataluña y las segundas clasificadas de las Islas Canarias, que son el cada vez más mediático Canterbury Lions. Casi nada.

A pesar de este revés (o como se quiera entender), las donostiarras tienen mucho que decir en su paso por territorio gallego. El EASO viene haciendo las cosas de forma excelente en lo que al baloncesto de formación se refiere y cada vez son más las jugadoras de su cantera que llaman a las puertas de las categorías inferiores de la selección, destacando la mayoría por ser jugadoras con destacados conocimientos del juego y buenas en los aspectos tácticos y técnicos del juego. En esta generación conviene prestar especial atención a Alazne Larrea, alero de 1.78 metros de altura, fuerte, notable en tareas reboteadoras y que tiene como principal virtud su eficacia en el lanzamiento de larga distancia.

33944958240_1c8673f0d9_k (1)

Quienes también llegan a la provincia de Lugo con la intención de dar mucho de qué hablar son las ‘Women in Black’ de la categoría junior del Movistar Estudiantes, que consiguieron ganar al Rivas Ecópolis en la ‘Final Four’ de la Comunidad de Madrid y proclamarse –merecidamente- campeonas de su Comunidad. Entre las presentes del conjunto colegial está Andrea Hernangómez, la hermana pequeña de los hermanos NBA Willy y Juancho, la cual juega en posiciones interiores, es móvil a la par que inteligente y eficiente cerca de canasta.

El del ‘Estu’ es un equipo que sus jugadoras referentes son principalmente exteriores, mueven muy bien el balón y juegan sobre todo a presionar, intentando siempre robar el balón y correr al contraataque. Hay que reconocer que son un equipo agradable de ver, de los que intentar practicar un baloncesto atrevido a la par que atractivo, teniendo siempre como la base de todo la defensa. Tiran lo justo, no abusan del tiro exterior pero sus exteriores, cuando arman el tiro, son eficientes… destacando principalmente como jugadoras que saben marcar las diferencias en situaciones de uno contra uno. Laura Prat, Ana Coedo y la cadete Mónica Alonso son sus jugadoras franquicia.

33518441733_493220f8d4_k

Aunque no sean los mejores años para el mítico club de la Comunidad de Madrid, en este tipo de acontecimientos siempre hay que tener muy presente al Rivas Ecópolis. La generación de 1999 que traen no está nada mal, ha quedado en segunda posición de su liga y las sensaciones no han sido malas, mostrándose como un equipo sólido y sobradamente preparado para competir con cualquiera del panorama nacional.

Si hay una palabra que les defina bien es que son tremendamente competitivas. Llevan muchos años compartiendo vestuarios y experiencias juntas, defensivamente siempre acostumbran a ser muy intensas y en ataque tienen muchas referencias. En ocasiones son las exteriores quienes tiran de talento y desparpajo para echarse el equipo a sus espaldas y encargarse de la anotación, y otras veces son las interiores, inteligentes, buenas reboteadoras y con buen toque cerca de canasta, las encargadas de hacer esta función. Bien es cierto que no son muy favoritas, pero en sus filas tienen un ‘Big Three’ formado por Paula García, Carolina Arfinengo y Elena Alaix que promete hacer mucho ruido en su paso por la provincia de Lugo.

Imposible confiarse con ellas, jamás dejan de luchar. Pelear los 40 minutos es el ADN del Rivas, compita en la categoría que compita.

EL LISTADO QUE NO TE PUEDES PERDER: LAS JUGADORAS A TENER EN CUENTA

De las juniors del Club Baloncesto Islas Canarias ya os hablamos recientemente, justo cuándo tratábamos de explicar el por qué del éxito del conjunto grancanario con sus categorías inferiores. Son la cantera más laureada del baloncesto femenino español. Click aquí para visitar dicho reportaje, donde podrás saber cómo juegan Sara Castro, Ainhoa Lacorzana, Iris Junio, Natalia Rodríguez, Nuria Sáez y Lola Pendande.

6 chicas

Xenia Artiga – Femení Sant Adrià: No es una pívot muy grande pero sí muy dominante. Sabe moverse como pocos en la zona, está siempre en el sitio adecuado y en el momento preciso, es muy móvil y, a postre, tiene talento. Lee bien el juego y lo interpreta a la perfección, teniendo también entre sus virtudes su notable capacidad reboteadora e intimidación en defensa, es dura en ese costado, transmite seguridad a su equipo. Eficiente también en lanzamientos de media distancia y capaz de anotar desde el triple.

Carla Flores – Femení Sant Adrià: El prototipo de jugadora que todo entrenador querría siempre en su equipo, por su calidad y sobretodo garra y entrega que le pone a cualquier acción del partido, de esas jugadoras que suma y cambia los partidos desde la defensa, haciendo cosas que no aparecen en la estadística. Campeona de Europa el verano pasado con la selección española sub-16 y una de las jóvenes promesas más a tener en cuenta del Sant Adrià que, en resumen, viene a ser una multiusos. Sin ser la mejor en nada, suma en todo: puntos, rebotes, asistencias, recuperaciones, faltas recibidas…

Irene Sanz – Femení Sant Adrià: Tiradora, letal a pie firme y un espectáculo de jugadora cuando está en racha, casi es imparable cuando lo está. Probablemente estemos ante una de las jugadoras más eficientes desde la larga distancia en su generación, es una exterior con una capacidad anotadora extraordinaria, es una amenaza constante a la que no se le puede dejar el mínimo espacio porque no perdona. De ella, destacar su desparpajo y rebeldía. De esas jugadoras que uno siempre desea tener en su equipo.

Mireia Amigó – Femení Sant Adrià: La que marca las pausas junto a Roig del conjunto catalán. Transmite seguridad desde la posición de base, es inteligente, veloz y su principal virtud es el pase. Es paciente a la hora de mover a sus compañeras y siempre consigue encontrar la mejor solución al juego de su equipo, teniendo también instinto para anotar.

Andrea Alcántara – Aros León: La base cordobesa ha firmado un temporadón con el primer equipo del Aros León, siendo -para el que escribe estas líneas- uno de los nombres propios de la segunda división del baloncesto femenino español y avisando qué es realmente una de las jugadoras más prometedoras del panorama nacional. Compensa su visible falta de altura con mucha rebeldía, desparpajo y eficacia desde la larga distancia. Andrea, que es zurda, puede alternar las posiciones de base con la de escolta, combina buena visión de juego y capacidad pasadora con instinto anotador, destacando también en el costado defensivo como una jugadora intuitiva con facilidad para recuperar balones. Sus números esta campaña en la LF2 han sido de 13.3 puntos, 2,3 rebotes y 0.9 asistencias. En la fase de ascenso a Liga Femenina, fue la segunda máxima anotadora con unos promedios de 15.7 tantos por encuentro.

Emma Florez – Aros León: Tal vez sea el gran proyecto actualmente en las categorías inferiores del Aros León, todavía es cadete, ha sido imprescindible con el equipo junior y ha tenido minutos de calidad con el primer equipo. Destaca por su polivalencia y gran dureza que le hace dominar cerca de canasta. Táctica y técnicamente no ha parado de progresar en los últimos años, convirtiéndose cada vez en una jugadora más completa y consiguiendo -entre otras cosas- mayor visión de juego y poder castigar en lanzamientos de media-larga distancia.

Paloma González – Aros León:  Jugadora imprescindible en el esquema de Moses, que ha hecho una notable temporada con el primer equipo del conjunto de leonés de LF2 y que tiene, en Lugo, un escenario idóneo para hacer algo bonito con su equipo antes de iniciar una nueva etapa la próxima temporada con la universidad de Minnesota. Es una alero-escolta que destaca por la facilidad que tiene para sumar en los diferentes aspectos del juego, y es que sin ser la mejor en nada, suma en todo. Garra, entrega e intensidad son las palabras que mejor definen a la viguesa, que a postre cuenta con una capacidad atlética para destacar y un innato talento con el que consigue marcar las diferencias desde situaciones de uno contra uno. Tiene mucho desparpajo y asume responsabilidades en momentos difíciles. Muy buena jugadora, sobradamente preparada para grandes retos.

Lorena Segura – Valencia Basket: Probablemente sea el gran proyecto del equipo junior del Valencia Basket. Una escolta-alero de 1.86 metros que, gracias a sus conocimientos de juego, visión y capacidad pasadora, puede actuar de base. Cuenta con un desparpajo poco habitual en jugadoras de tan temprana edad y que le permite ser la líder de este equipo, puede anotar prácticamente desde todas las posiciones y es un seguro de vida a pie firme desde la larga distancia. Defensivamente es, además, el prototipo de jugadora que todo entrenador querría siempre en su equipo: aporta buena energía, agresividad e intuición.

Laura Prat – Movistar Estudiantes: Si las cosas van mal, balones a ella. Se trata de una escolta muy vertical a la hora de atacar al aro, explosiva en el uno contra uno y con excelentes porcentajes desde el tiro de larga distancia. Se compenetra muy bien con Mónica Alonso, una base muy rápida, que dirige muy bien al equipo y capaz de anotar desde cualquier posición

Ana Coedo – Movistar Estudiantes: Una pívot muy difícil de defender por su movilidad, es fuerte y sabe aprovechar su cuerpo para conseguir imponer su ley bajo los tableros (un seguro de vida en tareas reboteadoras). Técnicamente no ha parado de progresar en los últimos años, es una interior capaz de poner la pelota en el suelo y jugar de cara a canasta. Sin lugar a dudas es uno de los grandes proyectos del conjunto estudiantil, ha sido imprescindible en la gran temporada de su equipo.

Marta Sancho – Valencia Basket: Al igual que ocurre con Lorena Segura y la mayoría del junior de Valencia Basket, es todavía de primer año. Muy buena proyección. Es una base pura, con destacado dominio de balón, buena pasadora y unos conocimientos del juego avanzados que le permiten jugar un baloncesto atractivo para el aficionado. Le gusta y sabe adornarse, tiene talento y, además, entre sus virtudes tiene la de ser una amenaza constante desde el triple. No se le puede dejar el mínimo espacio porque sabe castigarlo. Importante resaltar también la apuesta que está realizando el Valencia Basket por el baloncesto femenino estos últimos años, reuniendo jugadoras valencianas y ofreciéndoles a su temprana edad competir en Liga Femenina 2 o Senior Nacional para tener mejor formación deportiva.

Alba Prieto – Ensino Lugo: Es uno de los mayores talentos de la generación de 1999 en el panorama nacional. Una escolta de la que conviene tener muy en cuenta su capacidad de liderazgo, es una jugadora que gracias a su manejo de balón e instinto anotador es dominante desde situaciones de uno contra uno, destacando especialmente por su acierto desde la larga distancia. Gracias a su visión de juego y conocimientos del juego, es capaz de actuar desde la dirección del juego. Defensivamente destaca por ser una jugadora muy intuitiva, lee bien el baloncesto y esto lo aprovecha en muchas ocasiones para anticiparse a la adversario y recuperar balones. Será un Campeonato especial para ella, jugará sus últimos partidos en España antes de iniciar su periplo universitario con South Florida.

Paula Valiño – Ensino Lugo: La ‘socia’ perfecta para Alba Prieto en el conjunto ensinista. Una pívot móvil, de 1.92 metros (grande), nada egoísta y que tiene como principal virtud su capacidad reboteadora. Sabe aprovechar a la perfección su privilegiada altura y envergadura en ambos lados de la cancha, mejorando de forma destacada este último año en defensa, ganando agresividad e inteligencia.

Alazne Larrea – Ibaeta EASO DBN: La líder de su equipo y la que asumirá muchas responsabilidades en los momentos más complicados para el conjunto donostiarra, porque cuenta con una rebeldía e instinto anotador que le permite tomar ciertos riesgos en ataque. Es una alero de aproximadamente 1.80 metros, fuerte, con buen dominio de balón y eficiente desde la larga distancia, es un seguro de vida desde el triple a pie firme. Lo mejor de ‘Alaz’ es que ayuda en todas las facetas del juego: rebotes, recuperaciones, tapones, asistencias, faltas recibidas… importante resaltar qué es una jugadora que lee y entiende bien el juego. Uno de los mejores talentos del baloncesto donostiarra en la actualidad, que ha crecido de forma destacada en un club que, a pesar de las dificultades y le pese a quién le pese, ha conseguido ser el mejor en baloncesto de formación en Donosti.

Larraitz Larrañaga – Iranur ISB: Una de las mejores jugadoras en su puesto (base) del panorama nacional en la generación de 1999. Una directora de juego que compensa su falta de tamaño (no alcanza lls 1.70 metros de altura), con rebeldía, notable visión de juego e instinto anotador. Es una mezcla de base pura y base moderna, capaz de dirigir todo a las mil maravillas o ser ella quien se encargue de anotador, tiene instinto y puntería desde la larga distancia para ser una amenaza. Tiene en la provincia de Lugo un muy buen escaparate para demostrar la calidad que atesora y ha llevado a su equipo hasta esta cita.

Sara Carvajal – Canterbury Academy: En continua progresión desde su llegada al prestigioso colegio de Las Palmas de Gran Canaria. Una interior con dotado cuerpo, privilegiada altura y envergadura que tanto en aspectos tácticos como técnicos no ha parado de progresar desde que se fundó la elástica del Canterbury. Entre otras cosas, la pívot sevillana destaca por su movilidad cerca de canasta, capacidad reboteadora y eficiencia en lanzamientos de media distancia.

Sika Kone – Canterbury Academy: Una interior muy completa, grande, con una envergadura privilegiada para la edad, dura en la pintura, excelente en el apartado reboteador y el prototipo de jugadora que todo entrenador querría siempre en su equipo por su entrega, actividad e intensidad en los dos costados de la cancha. Llegó hace poco a la isla, técnicamente todavía tiene que progresar pero todavía es cadete de primer año. Muy buena proyección y capaz ya de marcar las diferencias. Llamada a ser uno de los nombres propios en este Campeonato de España junior, una muestra de lo bien que se están haciendo las cosas con el baloncesto de formación en el Canterbury.

Nevena Dimitrijevic – Canterbury Academy: Compensa su falta de tamaño con mucha rebeldía y desparpajo. Una jugadora que no se esconde en los momentos delicados de cada partido, de las que se nota que son balcánicas. Una base con notable visión de juego y con una capacidad anotadora poco común en jugadoras de tan temprana edad. Regular desde más allá de la línea de tres puntos, veloz, inteligente a la hora de dirigir a su equipo y que defensivamente destaca por ser intuitiva. Junto a ella, importante resaltar también la importante tarea que realiza la escolta-alero canaria María Betancor y a la todavía cadete Raquel González, una multiusos: capaz de alternar posiciones exteriores con interiores, eficiente desde la media-larga distancia y con excelente lectura de juego.

Danna Grenald – Picken Claret: Un seguro de vida cerca de canasta. Fuerte, móvil e inteligente. La mayor de sus virtudes es su posicionamiento e intuición para coger los rebotes, sabe aprovechar su cuerpo y altura en esta faceta del juego y a partir de ahí es capaz de dar mucho a su equipo, no es nada egoísta y defensivamente siempre rinde a un destacado nivel, creciéndose siempre en los partidos importantes y mostrándose como una jugadora de proyección destacada y sobradamente preparada para estar presente en este tipo de acontecimientos.

Nelly Rapalo – Picken Claret: La capacidad de liderazgo es su mejor virtud. Una jugadora que puede jugar tanto en posiciones interiores como en exteriores y que hace de todo: rebotea, recupera balones con regularidad, asiste con frecuencia y anota. Aprovecha a la perfección su dotado cuerpo y buen manejo de balón para marcar las diferencias desde situaciones de uno contra uno, tiene licencia para decidir en su equipo y es muy difícil de defender cuando juega de cara al aro (tiene un primer paso letal).

Esther Castedo – Estudiantes Lugo: Una base muy polivalente con un manejo de balón excepcional que aprovecha para ser una constante amenaza desde situaciones de uno contra uno, consiguiendo además ser una jugadora bastante regular estos últimos años en lanzamientos de media-larga distancia. Defensivamente es cierto que sufre ante jugadoras de mayor tamaño o veloces. Hoy por hoy es una de las jugadoras más prometedoras del territorio gallego y en aspectos tácticos y técnicos del juego ha crecido de forma destacada, muestra de lo bien que hace las cosas el club lucense donde crece.

Amparo Cantos – Lucentum Akra: Una ala-pívot zurda que, a pesar de medir solamente 1.80 metros, alterna las dos posiciones interiores a consecuencia de los problemas con jugadoras grandes que tiene el conjunto alicantino. Es la líder del equipo, una interior eficiente en el tiro de media distancia, que gracias a su buen manejo de balón puede marcar las diferencias jugando de cara al aro. Sufre ante interiores más rápidas que ella o que le saquen un tamaño destacado, asegura agresividad e intensidad en ambos costados de la cancha. Ha firmado un temporadón en la Comunidad Valenciana.

María Iglesias – Innobasket Novatex: Compensa su falta de tamaño para jugar en posiciones interiores (ala-pívot de 1.78 metros), con movilidad, buen lanzamiento de media distancia y una destacada capacidad para capturar rebotes. María, que ya fue uno de los nombres propios en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas hace con años con el Principado de Asturias, ha seguido creciendo -sin hacer demasiado ruido- con la elástica del Avilés, siendo una de las referentes del equipo y evolucionando en aspectos tácticos y técnicos durante sus dos años junior. Este será su último Campeonato, un excelente escaparate para captar la atención de equipos LF2 para la próxima temporada.

Maria José Cerqueiro – Innobasket Novatex: Una alero de 1.77 metros, veloz, eficiente desde la larga distancia y con una capacidad de liderazgo poco común en jugadoras de tan temprana edad. Se entiende a las mil maravillas con Iglesias, ambas han realizado una fantástica temporada con el equipo de Avilés y han sabido guiarles perfectamente hacia el Campeonato. Lugo será un escenario idóneo para que Cerqueiro demuestre la calidad que atesora, y es que hay que tener en cuenta que. para ella, es el escaparate perfecto. Puede ser una de los nombres propios durante esta próxima semana, talento tiene para marcar las diferencias.

Mame Selbe Toure – Ponce Valladolid: Hace dos años, cuando todavía era cadete, fue galardonada como MVP y máxima reboteadora del Campeonato de España y en Lugo tiene una buena oportunidad para repetir hazaña, teniendo entre ceja y ceja el bonito desafío de guiar al Ponce Valladolid hacia lo más alto del podio. Es una pívot pura, fuerte, con instinto para el rebote y muy difícil de defender cerca del aro, sabe aprovechar su cuerpo a la perfección para marcar las diferencias cerca de canasta. Ha firmado una buena temporada con el LF2 del Ponce Valladolid, en categorías inferiores acostumbra a conseguir estadísticas escandalosas porque suma con facilidad en distintos aspectos del juego. Defensivamente es intimadora, también es determinante en ese costado. Quizás sea la mejor pívot que haya en la categoría dentro del panorama nacional.

Cecilia Aldecoa – Ponce Valladolid: Gracias a su notable capacidad física y buen manejo de balón puede llegar al aro, pero ella prefiere pararse a media distancia y tirar, donde es muy eficiente a pie firme. ‘Ceci’, como es conocida en el mundo baloncentístico, destaca por ser una jugadora con un instinto anotador poco común en jugadoras de tan temprana edad, tiene una amplia variedad de recursos para terminar anotando. Combina capacidad de liderazgo con rebeldía, de esas jugadoras especiales que se crece ante las adversidades y que llega al Campeonato de España después de una notable temporada con el primer equipo de LF2 del Ponce Valladolid. Tiene aquí un escaparate idóneo para demostrar la calidad que atesora, está llamada a ser uno de los nombres propios los próximos días por territorio lucense.

Paula López – Agustinos Bernesga Motot: Es excelente en el control del partido y en su rendimiento para repartir asistencias. Su visión de cancha es muy buena, así también como su toma de decisiones y falta total de egoísmo. Sorprende a las defensas con pases muy profundos y rápidos, los cuales puede sacar a una mano y desde el manejo de balón. En definitiva, es la perfecta definición de base. Una directora de juego de las de toda la vida, a la que además no le importa ser ella quien ejecute, tiene suficiente capacidad de liderazgo y es eficiente desde la larga distancia. Defensivamente compensa sus limitaciones con sus fundamentos, dedicación e intuición.

Claudia Ayuso – Agustinos Bernesga Motot: Para quien escribe estas líneas, es el prototipo de jugadora que cualquier entrenador querría en su equipo porque es la perfecta definición de jugadora de equipo, de las que sin ser la mejor en algún aspecto del juego en concreto ayuda en todos. Es una alero de 1.75 metros aproximadamente que puede anotar (no es una especialista), tiene buenos conocimientos del juego y es una buena pasadora y, como mayor virtud, está la de su capacidad reboteadora. A pesar de no tener un tamaño privilegiado, es un seguro de vida en esta faceta.

Zoe Hernández – Stadium Casablanca: Destaca por su versatilidad y notable manejo de balón. Es segura en lanzamientos de larga distancia y lo que hace de especial a Zoe Hernández es que necesita la adversidad para jugar su mejor baloncesto, cuando más complicado sea el rival, mejor va a jugar ella. Es todavía cadete, pero tiene bastante protagonismo con las juniors del conjunto zaragozano y, para quién escribe estas líneas, estamos ante la jugadora más talentosa en las categorías inferiores del club aragonés. Jugadora de larga proyección que gracias a su desparpajo ya consigue marcar las diferencias ante jugadoras mayores que ella.

Paula García – Basket Rivas: Puro talento. Capaz de anotar a pie firma, transición o ser ella misma quien se genere sus propias situaciones de tiro gracias a su notable manejo de balón y velocidad.  Por culpa de una lesión no ha sido todo lo habitual como debería con el LF2 de Rivas Ecópolis, pero llega a Lugo totalmente recuperada y por sus manos pasarán muchas de las opciones del conjunto madrileño.

Carolina Arfinengo – Basket Rivas: Una ala-pívot muy fuerte, con excelente tiro desde la larga distancia y un uno contra uno muy explosivo desde fuera que sabe aprovechar a la perfección cuando le toca jugar desde el perímetro. Es uno de los grandes proyectos del conjunto madrileño, una jugadora lista que acostumbra a cometer pocos errores y transmite seguridad a sus compañeras en los momentos más complicados del partido. Va con fuerza hacia el rebote y defensivamente es cumplidora, siempre suma.

Elena Alaix – Basket Rivas: Una alero muy alta que tiene, como principal virtud, su tiro de media-larga distancia. Pone bien el balón al suelo, gracias a su notable técnica individual puede ser ella quien se genere sus propios tiros y gracias a su altura y envergadura puede actuar en determinadas ocasiones como ala-pívot, destacando en esta posición como una buena reboteadora que en defensa asegura actividad e intensidad.

Raquel Carrera – RC Celta Gorka: Para quien escribe estas líneas, Raquel es uno de los grandes proyectos del baloncesto femenino español. Una interior con una cabeza privilegiada para jugar al baloncesto, entiende el juego como pocas y entre sus virtudes está la de contar con una amplia cantidad cerca de canasta que la convierten en una jugadora casi imparable cuando juega en su categoría. Buena reboteadora y un seguro de vida en tareas defensivas. A pesar de ser cadete ha tenido ficha junior, siendo pieza importante en el primer equipo vigués que compite en Liga Femenina 2. Nerea Arambarri y Raquel González, dos talentosas exteriores del conjunto ‘celtiña’, son otras jugadoras que hay que tener en cuenta. Ojo si estas están acertadas en el lanzamiento de larga distancia…

Pero recuerden, esto solamente es un pequeño listado de jugadoras que hay que tener en cuenta. Estamos ante el escaparate idóneo y es el momento de que las protagonistas demuestren la calidad que atesoran y que les ha llevado hasta el Campeonato de España Junior.

Las fotos que aparecen en el artículo nos las facilitan los propios clubes o las distintas Federaciones.
Fotos que aparecen en la portada: Clubes, Federaciones, Tribuna Valladolid,
LoKos por el Baloncesto, El Progreso Galicia, NoQuieroVivirSinBasket, 772.cat,
sportleon.com