La española que hará historia en Nueva Orleans. ¿Quién es y de dónde sale? Hablamos con ella y su entrenador…

febrero 17, 2017

¿Lo compartes?

“Recuerdo perfectamente la primera vez que pude ver a Nerea en un pabellón de baloncesto, fue en Zaragoza defendiendo los colores de la selección de Euskadi. Me impresionó su manera de correr la pista para lo grande que era (en aquella época medía 1:92m, ahora ya mide 1:94m). Me ilusionó al verla no lo que era, sino lo que puede llegar a ser”.

Son palabras de Iván Torinos, director del Segle XXI (el programa que ha cambiado la historia del baloncesto femenino español), cuando le preguntamos sobre Nerea Hermosa. Sin esperarlo, la joven jugadora vasca de solamente 15 años ha entrado en la historia del baloncesto femenino español al ser la primera que ha sido invitada para disputar el prestigioso Basketball Without Tournament Global Camp, que se disputará en Nueva Orleans durante el fin de semana del All-Star de la mejor liga del mundo.

“No sabía ni que existía este torneo, pero espero aprovechar al máximo la experiencia”, reconoce ya desde Nueva Orleans una muy contenta Nerea.

Quién la ha visto y quién le ve.

Este es solamente su cuarto año jugando a baloncesto, lo hizo porque quería practicar deporte y se decantó por el de la canasta gracias a su siempre privilegiada altura. Estuvo dos años en el San Viator y esta es su segunda temporada en Barcelona, aunque por culpa de una grave lesión de menisco que tuvo al final del curso anterior no ha sido hasta ahora cuando ha podido regresar a las canchas para dejar a propios y extraños boquiabiertos con su innato talento. “Nerea impacta. Para su tamaño es coordinada y físicamente está muy bien estructurada. Es una jugadora interior con muy buenas manos, tanto para finalizar como para el tiro de media distancia. Por su envergadura y fortaleza intimida en posiciones cercanas al aro. Su margen de mejora en todos los aspectos es muy grande, pero su actitud es siempre su mejor aliado. Es humilde y muy trabajadora”, reconoce su entrenador.

Su camino con el baloncesto no ha hecho más que empezar, pero ella ya tiene claro cuál es su deseo: “quiero acabar el ciclo del Segle XXI y luego me gustaría irme a Estados Unidos para poder estudiar en una buena universidad y poder seguir mejorando. Me gustaría dedicarme al baloncesto y si puede ser en lo más alto posible, reconoce la vasca. Habitual en las categorías inferiores de la selección española, puede presumir de haber estado presente en todas las convocatorias de su generación (2001) desde U-13.