El magnífico relato en forma de reivindicacion de una entrenadora de baloncesto de tan solo 26 años

junio 14, 2018

¿Lo compartes?

El artículo que os traemos a continuación es especial. Por la protagonista y por cómo lo cuenta. Fiel seguidora nuestra, motivo por el cual conocemos su historia, un relato diferente que nos hemos visto en la obligación de compartir.

Ella es Silvia Conde, tiene 26 años y es entrenadora superior de baloncesto. Este cargo lo desempeña en el Real Canoe y en la Selección Madrileña Femenina infantil. Además de esto, también coordina el  UB Villalba en la sección de minibasket.

Ella, reivindicativa siempre, lleva una década entrenando donde la lucha, esfuerzo y coraje. Han sido los tres pilares de una entrenadora que lanza un mensaje importante en ‘Zen-it’, una marca de ropa personalizada para todo el deporte. 

Simplemente, lean esta magnífica carta que escribe para todos. Nuestro aplauso desde aquí a Silvia Conde:

Mi nombre es Silvia Conde y de mayor quiero ser entrenadora profesional de baloncesto. Y cuando digo baloncesto, digo baloncesto, no digo ni “masculino” ni “femenino”. Tengo 26 años y ya llevo 10 entrenando, he jugado toda mi vida y obviamente no soy idiota, ya se que no es lo mismo un hombre que una mujer pero para mi, a la hora de entrenar, si quieres engrandecer a tus equipos debes exigir lo mismo independientemente del sexo y otros factores no determinantes, el ESFUERZO no se negocia.

Se supone que voy en buen camino hacia mi sueño: tengo el CES (Curso de Entrenador Superior), llevo varias temporadas formando parte del cuerpo técnico de la selección autonómica de mi comunidad, entreno a un equipo preferente en un club ganador con historia, coordino minibasket, ayudo a otro equipo en el club que siempre fue mi casa y en pocos días, disputaré mi segunda Final Four como entrenadora. Compagino todo esto con ambición y mucho trabajo. Tuve una conversación en mi curso de entrenador con cierta figura muy importante en nuestro deporte que me dijo lo siguiente:

“Silvia eres joven y tienes potencial, estás aprendiendo mucho, no me extrañaría verte en unos años en el staff técnico de un LF2 o un LF”.

A lo que yo pensativa le contesté:

“¿Y en el de un EBA o un LEB?”

Recuerdo que me dijo:

“Muy complicado, ya sabes como funciona esto… Aun hay muchos muros que derribar, pero si es tu sueño, sal y peléalo”

Tengo aquella conversación grabada, fijaos que sólo por ser mujer y tener ambición ya se da por hecho que puedo llegar a entrenar a jugadoras profesionales, pero por el contrario es mucho más difícil que te vean capacitada para entrenar y dirigir jugadores profesionales. Son estigmas, grabados a fuego y eso que no ose ni preguntar por un ACB. Tengo muchos compañeros que me dicen lo mismo: “en 10 años quiero estar en la élite de un ACB o bien de director técnico de algún club importante” obviamente ellos son todos varones, yo mujer. Ambos sabemos que llegar a la élite es muy difícil pero, ¿lo es más para mi sólo por ser una chica?

Ves por la tele a Anna Montañana y Becky Hammon y te ilusionas, pero claro, ellas han sido jugadoras profesionales top y yo no. Al final, ellas son noticia porque son mujeres y no por lo que hacen sus equipos. Actualmente si vas a ser entrenador profesional podrás entrenar tanto en ACB, LEB, EBA, LF, LF2… pero si vas a ser entrenadora profesional casi seguro termines en LF o LF2. ¿Por qué?

No valgo menos que ningún hombre por ser mujer, me desvivo por tod@s mis jugadores independientemente de su nivel, sexo o edad. Diría que hay alguna más como yo, por si alguien que lea esto quiere tomar nota. ¡GRACIAS BALONCESTO!

Después de hacer esta reivindicación, me alegro que haya marcas deportivas como Zen-iT que tratan a las mujeres con total igualdad y nos dejen expresar nuestras ideas en este magnífico blog. Les auguro un gran futuro ya que están apostando por una imagen diferente tan necesaria para que el deporte siga creciendo y se acerque a que todo el mundo tenga las mismas oportunidades.

Tags