De debutar en la NBA a jugar en la 2ª liga turca pasando por Irán. Los 3 meses locos de Jacob Pullen

febrero 21, 2018

¿Lo compartes?

Jacob Pullen, ex jugador entre otros  del FC Barcelona Lassa y del C.B. Sevilla, va ya por su duodécimo equipo desde que diese el salto a profesional en el año 2011. Tras pasar por la Liga Endesa en dos ocasiones, por el Hapoel Jerusalem y por varios equipos de la Lega este año decidía probar suerte en la NBA tras concluir su temporada con el Khimki. Y de primeras la aventura no le iba nada mal.

Tras jugar parte de la pretemporada con los 76ers y firmar por ellos, Pullen pasaría la mayor parte del tiempo en el equipo asociado de la D-League. Sus promedios de 15.7 puntos y 4.6 asistencias le valieron una oportunidad y su debut en la NBA sería el pasado 20 de noviembre con los Sixers. Sin embargo, con ellos disputaría solo 3 partidos en un mes, anotando tan solo una canasta en los 6 minutos que disputó en total. Pocas oportunidades para un jugador que venía de disputar competición europea el pasado año. En enero decidiría cambiar el rumbo de su temporada.

Pullen recalaría en el Mahram Tehran, equipo de la liga iraní con el que jugaría 10 partidos. Llegaría como refuerzo de cara a los play-off’s que finalmente perderían en la final. Su aventura asiática finalizaría con unos promedios de 30.1 puntos y de 40.4 minutos por partido que le valieron el MVP del año en la Superliga iraní. Pullen jugó completos 7 de sus 10 partidos con el Mahram, llegando a disputar 46 minutos en un solo choque.

A pesar de sus promedios, Pullen no ha recibido ninguna oferta de alguna liga potente, recalando finalmente en el Afyon Belediyespor de la segunda división turca. El Afyon es actualmente 2º en su división. Allí coincidirá con Marcos Knight, ex jugador del Tecnyconta Zaragoza. Así lo ha anunciado su nuevo equipo:

Cabe recordar, además, que Pullen sigue siendo el poseedor del récord de triples en un partido de la Liga Endesa con 12 aciertos en los 15 intentos que lanzó ante el Valladolid. Aquel diría anotaría 42 puntos y 41 de valoración en solo 23 minutos, una de las actuaciones más explosivas que se recuerdan en los últimos años en la ACB.