El padre de Jusuf Nurkic es un policía de 2.13m. y 180 kilos que tumbó a 14 hombres en una pelea

agosto 14, 2015

¿Lo compartes?

Ocurrió hace algo más de seis años, fue lo inimaginable. El padre de Jusuf Nurkic que es oficial de policia en Tuzla (Bosnia y Herzegovina), se vio involucrado en una pelea callejera donde redujo a 14 personas, convirtiéndose en un héroe en su ciudad y apareciendo en todos los rotativos del país.

nurkic-sr-225x300¿Qué pasó? Lo cuenta el club de fans oficial de Nurkic y el mediático portal ‘SB Nation‘. Enes Trnovcevic, agente deportivo, se enteró leyendo el periódico de aquella pelea y sorprendido con los 2.13 metros y 180 kilos de Hariz Nurkic (padre de Jusuf) decidió viajar al día siguiente hasta Tuzla con la intención de reunirse con el policia. Fue todo muy rápido. Trnovcevic se sentó con Hariz y le preguntó: “¿Tienes algún hijo?. Nurkic confirmó que tenía uno, que era alto como él pero que a sus 14 años no jugaba al baloncesto. Aquello no supuso ningún problema para el agente, que inmediatamente se llevó a Jusuf hasta Eslovenia para que se formase deportivamente en el modesto Zlatorog Laško.

Tras dos temporadas en Zlatorog Laško se marchó a Ljubljana para jugar el ahora conocido Adidas Next Generation Tournament de Belgrado con el Olimpija. Jugó 5 partidos, suficientes para promediar 18,8 puntos y 11 rebotes que le abrirían las puertas a mejores destinos para la que sería su primera temporada en categoría senior. Desde Eslovenia se marchó a Croacia, el país vecino, para continuar creciendo a los servicios del Cedevita Zagreb. En su primera temporada con los croatas no cuenta demasiado para Aleksandar Petrovic y ‘cansado’ de jugar los ‘minutos de la basura’ decideron  el club y él que lo preferible para ambas partes era que saliera en calidad de cedido. Recuperó sensaciones en el Zadar croata y la temporada siguiente, de vuelta al Cedevita, demostró la calidad que atesora en la Liga Adriática gracias a la confianza que le da Jasmin Repesa. Promedió 11,6 puntos y 5,6 rebotes. Lo siguiente, la NBA. 

Es un pívot que pesa 127 kilos… y su historia empezó con una pelea donde su padre se enfrentó a 14 personas. Sorprendente…