¿Es posible entrenar a los padres en baloncesto formativo? Interesante reflexión

julio 31, 2017

¿Lo compartes?

El baloncesto de formación es siempre la primera piedra sobre la que se construye el profesional. Pero no sólo en un aspecto deportivo, de fundamentos del juego, sino también en uno personal, de comportamiento con compañeros, rivales o colegiados. La formación es una fase esencial para aprender a amar y respetar el deporte y no olvidar que, incluso siendo competitivo, sigue siendo un juego.

La semana pasada, en México, tuvo lugar un incidente que encoge el corazón. Un padre asesinó al entrenador de su hija de once años. Y todo contexto, toda explicación posible al respecto, parece quedar vacía ante tan tremendo hecho. Esa circunstancia llevó a Chema Buceta a escribir una reflexión que merece ser compartida.

En ella se apunta sobre la conveniencia de entrenar también a los padres, como punto clave para que los hijos puedan desarrollar no sólo su juego sino su personalidad y respeto al deporte y todo lo que le rodea.

Es recomendable leerla entera (puedes hacerlo aquí), pero adelantamos el final de la reflexión:

“Es evidente que hace falta una buena comunicación fluida entre los padres y los técnicos, y esta no se produce en caliente, sino a través de reuniones tranquilas en las que ambas partes puedan exponer sus puntos de vista. Lamentablemente, en Oaxaca hemos visto que cuando falta esa comunicación las consecuencias pueden ser terribles; y sin llegar a ese extremo, también son negativas siempre que los muchachos salen perjudicados por entrenadores irresponsables e intransigentes y padres desinformados, sobreprotectores y obsesivos que entre sí no conectan. ¿Hacemos algo?  El horrible asesinato de ese entrenador a manos de un padre enfurecido porque su hija no jugaba, debería estimularnos a actuar sin más demora. ¿Entrenamos a los padres, o dejamos que los energúmenos crezcan?”

Tags