FotorCreated

Fenerbahçe: el dinero no lo era todo. Audioanálisis del rival del Baskonia, por Piti Hurtado

mayo 13, 2016

¿Lo compartes?

Se ha escuchado mucho sobre las cantidades de dinero que se han invertido en Turquía y en Rusia los últimos años. Todo cierto, pero en el Mediterráneo no se paga con alfalfa a las estrellas y la calidad se paga en los grandes equipos. Nos plantamos en 2016 con dos equipos rusos y uno turco en la Final Four, el santo grial.

A partir de aquí todos quieren ganar pero a un partido solo es justo reconocer desde una fría óptica que el factor control de las emociones es más determinante que en series de playoff. Impredecible. Si no fuera así, CSKA tendría unos 5 títulos más en su cámara acorazada. Vimos a Obradovic encendido en rojo en el primer partido del playoff contra el Real Madrid… y nos dio miedo.

Nos dio miedo la química obtenida con 8 jugadores en esta época de plantillas de 15 profesionales. Nos dio miedo la velocidad de recuperación, la solidaridad y comunicación de esos ocho tipos. Chocaban todos y los árbitros no se atrevían. Cuando en el Real Madrid chocaba uno solo, el nivel físico ya había sido impuesto.

No sé si los aurinegros se lo llevarán pero los trofeos en baloncesto graban los nombres de sus ganadores con el sudor de los secundarios. Kurt Rambis, el gusano Rodman, Iguodala, García Coll, Slaughter. Y Fenerbahce tiene algunos de estos que saben su papel: Sloukas, Hickman, Kalinic. Después el MVP puede ser cualquiera de los otros (Udoh, Dixon, Bogdanovic, Datome). Los que cargan el piano y los que lo tocan cada vez son grupos más mezclables. Versatilidad.

Baskonia tendrá más opciones cuanto más se pueda jugar a campo abierto y menos contacto haya. Una buena anarquía ‘Darius Adams & Bourousis style’ les llevarán a tener más opciones de jugar un final ajustado. Sacar a Fenerbahce de la Academia.

¿Cuáles son las claves del Fenerbahçe?

Primero, la defensa:

Pero también son peligrosos en ataque…

Y cuentan con un factor siempre resolutivo: Zeljko Obradovic en el banquillo: