Opinión: David Carnicero elige su Quinteto Ideal de la Euroliga, mejor defensor y MVP

abril 11, 2017

¿Lo compartes?

Ya está. Ya se acabó la fase regular de la nueva Euroliga. Ha sido larga e intensa, pero se me ha hecho corta. El todos contra todos ha sido la manera ideal de dinamizar el mejor torneo del mundo fuera de la NBA. El nuevo sistema de competición y la mejor temporada en las carreras de varios de los mejores jugadores que aún no se han llevado  sus talentos del viejo continente.

De todos, 5 han destacado por encima del resto, y ellos forman mi mejor quinteto de la temporada. Un  quinteto descompensado por el exceso de talento en el puesto de base, porque este año ha sido el mejor año anotador y creador de los mejores cerebros del continente. En la fase regular, los 7 primeros anotadores son bases o escoltas y 9 de los 10 primeros miden menos de 1’98.

Por eso hasta tres bases deben estar presentes en el mejor equipo del año: Nando de Colo, Sergio Llull y Milos Teodosic. Los 3 son elecciones unánimes.

Los dos primeros repiten en el mejor quinteto del año mejorando sus números de la temporada anterior, y  Sergio Llull se ha convertido en el jugador más determinante del baloncesto europeo y ha guiado al Real Madrid hasta la primera posición, ganando por talento y deseo algunos partidos que su equipo tenía prácticamente perdidos.

Mi MVP de la fase regular está dentro de este trío. De Colo ha sido el jugador más valorado y Milos Teodosic ha dado lección tras lección de control de juego durante toda la temporada. Pero nadie ha sido tan determinante como Sergio Llull, nadie ha sido tan espectacular como Sergio, nadie ha dominado tanto los partidos como Llull, nadie mete los triples al estilo de Stephen Curry como él. Nadie ha sido tan increíble como El Increíble Llull.

Para cerrar el quinteto dos americanos que se van a jugar el pase a la Final Four entre ellos. Chris Singleton y Ekpe Udoh.

Singleton ha llevado a Panathinaikos hasta el cuarto puesto de la temporada jugando su mejor baloncesto en los partidos decisivos, y llevándose por el camino el premio al mejor jugador del mes de marzo.

Ekpe Udoh ha sido el guardián del muro del Fenerbahce. El mejor  jugador del equipo de Obradovic, muy condicionado, sobre todo en 2017, por las lesiones de sus hombres de confianza. Udoh ha sido una bestia defensiva y nadie ha reboteado ni taponado tanto como él. Ha sido el mejor pívot de Europa y el mejor defensor de la Euroliga.

Y para completar todos galardones de la primera Euroliga de la nueva era, pongamos negro sobre blanco al secreto peor guardado de la historia de esta competición: el mejor joven de Europa es Luka Doncic. Sin argumentos porque los tiene todos.