Fallece a los 36 años Neil Fingleton, jugador que pasó por España y uno de los gigantes más temidos de Juego de Tronos

febrero 26, 2017

¿Lo compartes?

Neil Fingleton ha fallecido, según informa Formula TV, a la edad de 36 años en su casa de Durham. Gracias a su altura, en 2014 fue fichado por ‘Juego de Tronos’ para dar vida a uno de los gigantes más temidos de la serie: Mag el Poderoso.

d1vywfo-game-of-thrones-giants-were-college-basketball-players[1]Medía 2.32 y tenía 36 años. Pasó por Illescas y Ciudad Real. El británico llegó a España en 2006 y no pasó desapercibido en los clubes de baloncesto en los que jugó. Una lesión de espalda le hizo abandonar el baloncesto y fue cuando le dio por el mundo del escenario. Cuando decimos lesión de espalda,  también podemos decir que este señor se decantaba más por el parqué de la interpretación y no por el de una cancha.

Hoy en día tiene una ficha en IMDB con todas las películas en las que ha participado. Entre ellas ‘La leyenda del samurái, ‘Ronin’, ‘X-Men’ y ‘Jupiter Ascending’ aunque sin duda alguna su gran papel ha sido el de ‘Gigante’ en una de las series del momento. La productora HBO que realiza ‘Juego de Tronos’ decidió apostar por el ex jugador para interpretar el personaje que ven en la imagen de la izquierda: ‘El Gigante de las montañas’. Fingleton también apareció en el cuarto episodio de la novena temporada de ‘Doctor Who‘, que llevaba por título “Before the flood”, encarnando al malvado Fisher King. En 2007, la BBC le dedicó un documental titulado ‘Britain’s Tallest Men’ y la ITV, otro bajo el nombre de ‘Superhuman: Giants’, en los que hablaba de los obstáculos a los que tenía que enfrentarse por su altura.

Esto es lo último que se ha sabido del pívot británico relacionado con el baloncesto que en una entrevista para el diario Marca admitió que su altura nunca ha sido un problema para él: “La vida no es más difícil por ser tan alto. Todo es acostumbrarse a tu tamaño y tener cuidado con las puertas. La ropa la compro por Internet y voy a algún sastre. Las zapatillas las encuentro con facilidad porque no son muy grandes. Sólo tengo un 52”. 

fingleton

Su estancia en nuestro país

A España, como comentaba antes, llegó de la mano de Javier Juárez, actual entrenador del Real Madrid Junior y EBA y que le dirigió, no más de tres meses, en Illescas. Así nos cuenta ese momento el técnico del equipo alcarreño: “me lo trajeron, le íbamos a tener dos años y cuando llevaba dos meses le cedimos a Ciudad Real. Era bastante inteligente pero tenía poca capacidad de sacrificio, se puede decir que era muy pacífico.”

Juárez nos cuenta varias anécdotas sobre la estancia del jugador: “Salió en todos los lados, llamaron para ir al equipo programas como Buenafuente. Incluso llamaron de Interviu para que saliera el equipo desnudo tapándose con balones con el objetivo de que estuviera él”, se ríe Juárez recordando aquella situación que les propusieron.

Sobre el pívot británico le define de la siguiente manera: “Podría haber sido un grandísimo jugador, era coordinado, tenia buena mano, pero era vago y no le gustaba el baloncesto, tenia un talento natural, físico y técnico para jugar al baloncesto y ganarse la vida con ello”.

El problema de este ‘Gigante olvidado’ es que fue él mismo el que hizo que nadie lo recordara como jugador de baloncesto en España. Andaba más de noche que de día.

Era un búho de 2.32, un gigante olvidado de las pistas de baloncesto.