Informe Australia. ¿Cómo puede ser su selección en Tokio 2020?

agosto 17, 2017

¿Lo compartes?

[Artículo publicado el 1 de septiembre de 2016]

Australia ha sido una de las sensaciones de los Juegos. Un equipo que, a priori, no estaba en las quinielas por las medallas y ha acabado sorprendiendo al mundo entero. Con un juego dinámico y mucho físico, han rendido a un nivel altísimo. Pero lo mejor de Australia todavía puede estar por llegar. Y hay que estar atentos, porque puede ser espectacular.

En Río contaron con las bajas de tres jóvenes jugadores que el año que viene estarán en la NBA. Y no son tres cualquiera. Ben Simmons, Dante Exum y Thon Maker. Los tres están llamados a jugar con Australia, un equipo de jugadores de distintas procedencias y carreras que, si consiguen alinearse, pueden formar un plantel muy potente. Lo analizamos.

Lo que queda de Río

En los pasados Juegos, Australia presentó un equipo liderado por un juego exterior explosivo con Patty Mills y Matthew Dellavedova y un trío interior formado por Andrew Bogut, Aron Baynes y el veterano David Anderson. Cuando hubo problemas con las faltas, aparecieron jugadores de rotación como Brock Motum o Ryan Broekhoff. En las alas, menos pólvora, pero mucho trabajo. Por allí destacaba un viejo conocido de la Liga Endesa: Joe Ingles.

Pensando en 2020, en los Juegos de Tokio, lo más posible que los jugadores del 84 no estén en la selección. Es el caso de Damian Martin, con poco protagonismo en Rio, y de Andrew Bogut, que sí ha sido más importante en Brasil. Mención especial merece David Andersen, que en 2020 tendrá… 40 años. Descartamos a esos tres jugadores y, posiblemente, a alguno del 86, como Kevin Lisch.

A Mills (del 88), Dellavedova (del 90), Motum (90), Broekhoff (90) y Bairstow (90) les queda seguro al menos un ciclo olímpico y, posiblemente junto a Baynes (1986), formen el esqueleto principal de la Selección, más lo que viene por detrás…

Lo que viene

Como decíamos al principio del artículo, hay tres australianos que la próxima temporada estarán en la NBA y no han estado en los Juegos de Río. Analizamos las peculiaridades de cada uno de ellos:

Dante Exum:

Formado en Australia, fue número 5 del draft hace dos años y tuvo protagonismo en su primer año en la NBA (26 minutos y 7 puntos por partido en los Jazz). Una grave lesión de rodilla le apartó de las canchas el año pasado -se lesionó la rodilla jugando en agosto del verano pasado con Australia-. No estuvo en los Juegos ni jugó un solo partido NBA. Todavía tiene solo 21 años y a los Juegos de Tokio llegará con 25 años. Un base con un físico espectacular (1.98 m. y brazos larguísimos).

simmons
Ben Simmons:

Al contrario que Exum, no se formó en el Australian Institute of Sport, sino que dio el salto antes a Estados Unidos. Instituto en Montverde, Florida, un año de NCAA en LSU y de ahí, a la NBA. Fue el número 1 del pasado draft y este año compartirá equipo con Sergio Rodríguez (Philadelphia Sixers). Debutó con la absoluta en 2013, no fue seleccionado para el Mundial 2014 y renunció a los Juegos de Río. En Tokio 2020 tendrá solo 24 años… y 4 temporadas de experiencia NBA.

Thon Maker:

Un especímen físico que ha acabado en los Bucks, que lo draftearon en puestos de lottery este mismo año. Tiene solo 19 años (23 tendría en Tokio y al igual que Simmons, 4 de experiencia NBA) y, aunque es nacido en Sudán, tiene nacionalidad australiana. Llegó al país oceánico con solo 5 años, refugiado por la guerra, y se crió junto a su familia en Perth, antes de marcharse a Canadá. De hecho, alguno de sus hermanos todavía juega al fútbol en Australia y en abril el propio Maker confirmó que quería jugar con Australia y no con Canadá.

Isaac Humphries

Un jovencísimo pívot de 7 pies que se forma en la universidad de Kentucky, donde este año puede explotar. Tiene 18 años y en Tokio 2020 tendrá 22. El hecho de ser el pívot más prometedor del país le hace entrar en estas hipotéticas quinielas para la selección olímpica, aunque todavía andará por ahí Baynes. En 2020 podría estar ya en la NBA.

Otros proyectos:

Deng Adel (escolta nacido en Sudán que se forma en la universidad de Louisville), Tom Wilson, Jonah Bolden (este verano ha dejado UCLA para jugar como profesional en Serbia, en el FMP), Dejan Vasiljevic, Jack White, Mangok Matthiang o William McDowell-White son algunos jóvenes que podrían completar el equipo, así como jugadores ya presentes en el equipo como Chris Goulding

Conclusiones:

Imagen un posible quinteto formado por: Exum-Mills-Simmons-Maker-Aron Baynes. 5 NBAs (Exum, Simmons o Maker podrían llevar 4 temporadas allí por ese entonces) y con físicos extraterrestres como los de Exum, Maker o el propio Ben Simmons. Físicos, en definitiva, para poder pelear de tú a tú con Estados Unidos o cualquier equipo que se le ponga por delante. Tendrían el talento, el físico y la experiencia, sí, pero no olvidemos que estamos haciendo conjeturas a cuatro años vistas, y también se plantean dudas…

Como el desarrollo de Ben Simmons, la adaptación de Thon Maker a la NBA, el crecimiento de Patty Mills, el juego interior sin Andrew Bogut y, sobre todo, el grado de compromiso que consigan adquirir de jugadores que han pasado parte de su formación lejos del país. Si alguna de esas variables se cumple, podemos estar hablando de una de las superpotencias del baloncesto internacional en los próximos años, quizá no solo pensando en 2020, sino en 2024.