Los grandes ausentes en las categorías inferiores de la selección española

junio 3, 2015

¿Lo compartes?

Salieron las listas y se dieron a conocer los protagonistas que tratarán de conseguir éxitos el próximo verano para la Federación Española de Baloncesto. Las selecciones inferiores son históricamente siempre candidatas a conseguir grandes logros en los diferentes torneos que disputan y este año no es diferente.

De la sub-16 a la sub-20 y con descanso para los chicos nacidos en 1998, que tras el bronce conseguido el verano pasado (2014) no disputarán ningún torneo esta temporada. La sub-16, sub-18 y sub-20 jugarán el Eurobasket de su correspondiente categoría mientras que la sub-19 (repleta de jugadores de la sub-18) tendrá delante el bonito y complicado desafío del Mundial gracias al quinto puesto conseguido el pasado verano de la sub-18 en su cita continental.

A los protagonistas ya les conocemos, pero… ¿qué jugadores no estarán defendiendo la elástica roja este próximo verano? Estos son algunos de los grandes ausentes de las categorías inferiores de la selección española masculina.

Selección española sub-20 masculina:

  • Marc Rubín de Celis, base del Força Lleida (Adecco Oro): Ya acudió hace dos años al Europeo sub-18 celebrado en Riga y desde su etapa senior ha estado compitiendo en la división de plata del baloncesto español con su Força Lleida. No ha hecho una mala temporada a las órdenes de Joaquín Prado en el conjunto catalán pero en los playoffs por el ascenso a la Liga Endesa se rompió el ligamento de la rodilla y dijo así adiós a sus opciones de repetir experiencia.
  • Guillermo Corrales, base del Cáceres Basket (Adecco Plata): Fue el primer jugador de la generación de 1995 en debutar en la Liga Endesa y Eurocup y en su primera temporada lejos de Sevilla ha tenido en José Antonio Marco un base idóneo para continuar progresado en la que ha sido una temporada para enmarcar para los extremeños, que lograron el ascenso a la Adecco Oro. Cuando el director de juego hispalense ha jugado como cacereño no ha decepcionado y con él en pista está asegurada la intensidad defensiva y también la seguridad en ataque. ‘Guille’ es un director con buena visión de juego, buen manejo de balón, veloz y que puede aportar puntos en partidos complicados. Solamente acudió a una concentración con la selección nacional (Semana Santa del año 2013).
  • David Jofresa, base del Club Baloncesto Villarrobledo (Liga EBA): Su ausencia no es de extrañar pero quizás su excelente temporada con los castellanomanchegos sí merecía una llamada del seleccionador para, al menos, estar en la preselección. Jofresa lleva dos temporadas fantásticas en EBA y lo lógico sería que la próxima temporada diera el salto a la división de bronce del baloncesto español. Es un base anotador que puede alternar de escolta gracias a su eficacia desde más allá de la línea de 6’75 y su buena lectura de juego.
  • Ferran Ventura, escolta del FC Porto (segunda división portuguesa): Ya sorprendió que no fuera en categoría junior tras brillar en el Campeonato de España sub-18 con el Club Bàsquet Cornellà y ahora, tras dos buenas temporadas con el FC Porto en Portugal, Ferrán Ventura tampoco estará con el combinado nacional. Probablemente estemos ante uno de los jugadores más eficaces del baloncesto español en la generación de 1995 y en el pasado ya fue clave vestido de rojo con la medalla de bronce en el Europeo sub-16 (Praga) y el cuarto puesto de mundo en tierras bálticas de 2012.

Selección española sub-19 masculina:

  • Carlos Martínez, alero del Laboral Kutxa Baskonia: La temporada 2014-15 será difícil de olvidar para un Carlos Martínez que ha debutado en la mayor competición del baloncesto español y que en su primer año senior ha disputado la liga Adecco Plata con el Araberri. Habitual en las categorías inferiores de la selección nacional y a pesar de haber ido de menos a más durante la presente campaña, sorprendentemente el exterior gallego (que también puede actuar de ala-pívot) no estará el próximo verano con los chicos de la generación de 1996 disputando el Mundial, a pesar de haber sido clave el verano pasado en el quinto puesto conseguido en el Europeo sub-18 que les permite competir con los mejores del mundo.
  • Francesc Iturria, base en Culver-Stockton College (NAIA I): En su última temporada en España fue uno de los jugadores más destacados en el FIATC Mutua Joventut pero decidió decir ‘no’ a la Penya para continuar creciendo deportiva y académicamente en Estados Unidos. En la presente temporada Iturria ha jugado en Canton (Missouri) y el cuerpo técnico de la Federación Española de Baloncesto ha preferido llevar a Francis Alonso (probablemente el mayor proyecto de la generación de 1996 junto a Marc García) más a los juniors Sergi García y Pablo Pérez, jugadores que llevan siguiendo desde el inicio de la presente campaña.
  • Juan Toledo, escolta del Club Baloncesto Morón (Liga EBA): No ha sido una temporada fácil para el talentoso exterior murciano, que ha vivido su primera experiencia lejos de su entorno pero cuando ha jugado no ha dejado indiferente a nadie y ha sido importante para el ascenso del conjunto andaluz a la liga Adecco Plata. Juan asegura garra, carácter e intensidad, pero su irregular temporada en tierras moronenses han valido para que desde el cuerpo técnico de la sub-19 confíen en juniors más Diego Gallardo y Xabier Oroz, que han estado durante todo el curso en dinámica ACB.
  • Santiago Yusta y Jonathan Barreiro: Son juniors y considerados los mayores proyectos del baloncesto español en la generación de 1997 y desde la Federación Española de Baloncesto esperaban contar con ambos para el Mundial, pero por decisión del Real Madrid (su club) solamente jugarán el Europeo con los jugadores de su generación y no doblarán con los del 1996 a diferencia de otros como Xabi López-Arostegui, Ramón Vila o Jaume Sorollà.
  • Sergio Mendiola, pívot del Viten Getafe (Adecco Plata): Es el techo de su generación en España pero su irregular temporada con el equipo vinculado al Montakit Fuenlabrada ha podido ser el motivo para no recibir la llamada de la Federación Española de Baloncesto. A pesar de su irregularidad, era de esperar que fuese, y es que con su tamaño es un jugador que puede aportar mucho defensivamente en momentos puntuales e importantes del Mundial gracias a sus 213 centímetros de altura. Además, sí está en la convocatoria el interior balear Marc Bauzà, habitual con las inferiores de España pero que a consecuencia de una grave lesión de rodilla no ha disputado ningún partido en la presente temporada.

Selección española sub-18 masculina:

Es una de las generación donde más proyectos encontramos, por lo que resulta imposible llevarles a todos. Las principales ausencias son las siguientes:

  • Daniel de la Rúa, Carlos Corts y Carlos Hidalgo (Liga EBA): La generación de 1997 cuenta con un grupo de bases muy talentosos y entonces resulta imposible que algunos no queden fuera. Irán Andrés Rico, Pablo Pérez y Sergi García, pero en España se quedarán Carlos Corts (que fue clave en la medalla de bronce conseguida por Unicaja en el Campeonato Junior y que además ha disfrutado de muchos y buenos minutos en la Adecco Oro), Carlos Hidalgo (que ha vuelto a ser el jugador más destacado del Baloncesto Sevilla junior) y Daniel de la Rúa (quien ha brillado con el campeón Real Madrid. Dani, al menos, jugará el Mundial 3×3 con la selección nacional, que se disputará en tierras húngaras).
  • Tomeu Rigo, escolta del Baloncesto Sevilla (Liga EBA): La temporada pasada no acudió al Mundial sub-17 por una grave lesión de rodilla y en la presente temporada -ya recuperado- ha brillado con el filial hispalense que ha disputado la liga española de baloncesto amateur y que además ha conseguido un meritorio cuarto puesto en el pasado Campeonato de España, celebrado en Torrejón. El balear era consciente de la dificultad que había de regresar a una convocatoria del combinado nacional, y es que la generación de 1997 cuenta con un perímetro de auténtico lujo con jugadores como Santiago Yusta, Jonathan Barreiro o Xabi López-Arostegui.
  • Diamond Onwuka, escolta del FIATC Mutua Joventut (Junior Cataluña): No necesita hacer buenos números para ganar los partidos y eso lo demostró en el Campeonato de España, donde con un rol secundario fue clave en el exitoso segundo puesto conseguido por el equipo entrenado por Adrià Alonso. Tras su paso por la Canarias Basketball Academy, el base-escolta (que incluso puede jugar de alero y ala-pívot) ha realizado una excepcional temporada vestido de ‘verd-i-negre’ que le ha servido para seguir evolucionando como jugador. Defensivamente estamos ante uno de los jugadores más eficientes de la generación y además con su privilegiado físico resulta un jugador muy complicado de defender en situaciones de uno contra uno.
  • Álvaro Reyes, alero de la Canarias Basketball Academy (Adecco Plata): Talento, un físico privilegiado y técnicamente cada vez mejor. El alero palentino ha brillado y dejado muy buenas sensaciones en su primera temporada en Las Palmas de Gran Canaria tras su paso por el FIATC Mutua Joventut, y con el conjunto insular ha estado decisivo en el histórico séptimo puesto que han conseguido en el pasado Campeonato de España. Visto su alto rendimiento durante la fase final de temporada y teniendo en cuenta su debut en la división de bronce en el baloncesto español podríamos considerar a Reyes como uno de los grandes ausentes de la sub-18, y es que estamos ante uno de los mayores proyectos de la generación.
  • Álex Young, alero del Movistar Estudiantes (Liga EBA): No ha sido una temporada fácil para el talentoso alero madrileño, que ya vistió de rojo el pasado verano en el Mundial sub-17. Considerado una de las mayores perlas de la cantera estudiantil, Young no ha tenido regularidad esta temporada con el equipo EBA y la no presencia del junior colegial en el Campeonato de España Junior ha impedido verle con los mejores jugadores de su generación, donde a buen seguro habría conseguido hacerse notar.
  • Juan Oliva, ala-pívot del Baloncesto Sevilla (Liga EBA): Tras una primera temporada irregular en tierras hispalenses, Oliva ha bordado una excelente temporada en su segundo año como jugador del Baloncesto Sevilla. El poderoso ala-pívot murciano ha ido de menos a más conforme ha ido transcurriendo el curso y formó junto a Hidalgo y Rigo un interesante ‘Big Three’ particular que guió a los de Rafa Monclova hasta el cuarto puesto en el Campeonato de España. Juan ya ha acudido en el pasado a la selección nacional y visto su buen rendimiento en la liga EBA este año no habría sido de extrañar verle nuevamente jugando con España.

Selección española sub-16 masculina:

  • Mikel Sanz, pívot del EASO de San Sebastián: Fue de los mejores en el Campeonato de España Junior (siendo cadete) en Torrejón y también fue noticia en el Cadete, al conseguir la valoración más alta de la historia (77) de los Campeonatos de España, ante el Club Baloncesto Tizona. Sorprende cómo un jugador que ha demostrado tanto en tan poco no es invitado por la Federación Española de Baloncesto para la preselección. Algo similar ocurre con su compañero de equipo Xabier Beraza, quien también ha firmado una temporada notable y que tampoco ha vestido todavía la elástica roja.
Foto portada: Solobasketcom, La información y Getty Images