La genial anécdota de Barkley la noche antes de ser drafteado. Se dio un atracón…

febrero 20, 2018

¿Lo compartes?

1984, Charles Barkley no quería ser drafteado por la franquicia con la que luego pasó ocho años con los Sixers. La culpa, el tope salarial. Le impedía conseguir un contrato grande con el primer equipo. Así que hizo todo lo posible para no firmar. Lo desvela en el portal Sports Illustrated:

  • “En ese momento teníamos un estricto tope salarial y no podía superarse como hoy. Los Sixers tuvieron la quinta selección en el Draft. Salí de la universidad después de tres años. Jugué con un peso de 300 libras (136 kilos). Los Sixers me llamaron un mes antes del Draft, diciendo: “Queremos que estes en torno a 285 libras (129 kilos) cuando te unas”. Así que me puse manos a la obra y la noche antes de viajar a Filadelfia, me dice mi agente ‘¿Sabes que si te draftean los Sixers ganarás 75.000 dólares? Le dije: ‘Amigo, no he salido de la universidad por 75.000.Tenemos un problema”. Él me dijo “Pesas 283 libras ahora, ¿qué vas a hacer? Estas por debajo del límite”.  Le respondí: “Vamos a salir”

Así que me puse manos a la obra y la noche antes de viajar a Filadelfia, me dice mi agente ‘¿Sabes que si te draftean los Sixers ganarás 75.000 dólares? Le dije: ‘Amigo, no he salido de la universidad por 75.000.Tenemos un problema”                Él me dijo “Pesas 283 libras ahora, ¿qué vas a hacer? Estas por debajo del límite”.  Le respondí: “Vamos a salir”

Charles Barkley lo tiene claro, lo que hace es lo siguiente:

  • “Fuimos Dennys y yo y nos tomamos dos enormes desayunos. Luego nos fuimos a almorzar y llevamos dos enormes sándwiches en la barbacoa. Por la noche fuimos a un restaurante especializado en carnes. A la mañana siguiente me tomé dos enormes desayunos, entonces cuando fuimos a Philly, yo pesaba 302 libras (137 kilos). Yo pensé: “Dios, gracias, los Sixers no me draftearán”. Así que fíjate la cara cuando Stern dijo que “Con la quinta selección en el Draft, los Sixers de Filadelfia eligen a Charles Barkley’ pensé ‘Oh Mierda’ ”.

Luego concluyó:

  • “La persona más importante en la carrera fue Moses Malone, que me permitió bajar a 250 libras (113 kilos), y el resto es historia”.

Luego se convirtió en el séptimo jugador que los Sixers retiraron sus camiseta.