NBA

Análisis del traspaso del verano: Kyrie Irving se marcha a los Celtics. Todos los detalles

agosto 31, 2017

¿Lo compartes?

Uno de los traspasos más importantes del verano NBA se concretó anoche: Kyrie Irving ponía rumbo a los Celtics y dejaba los Cleveland Cavaliers, que a cambio reciben un paquete interesante:  Isaiah Thomas, Jae Crowder, Ante Zizic y una primera ronda de draft procedente de Brooklyn Nets para 2018.

A esto se ha sumado una segunda ronda de Miami en el draft 2020, la compensación que han añadido los Celtics tras las pruebas físicas que los Cavs han realizado a Isaiah Thomas.

Antecedentes. ¿Cómo hemos llegado aquí?

El 22 de julio saltó la noticia de que Kyrie Irving quería dejar los Cleveland Cavaliers. Y a tenor de lo que se publicó, daba la sensación de que no era un calentón momentáneo, sino que la historia venía de atrás y podía enquistarse. Y así fue. Un culebrón que ha durado exactamente un mes en el que la situación no parecía poder reconducirse y ha acabado con Kyrie Irving lejos de Cleveland.

¿Los motivos? Oficialmente, su ambición por liderar un proyecto y ser la estrella de su equipo. Menos oficial, su mala relación con LeBron, sus ganas de jugar lejos de él o su temor a que El Rey abandone el barco de Cleveland la próxima temporada. En cualquier caso, el traspaso parecía la opción más evidente, pero no era sencillo.

¿Por qué hacen este traspaso los Cavaliers?

Con LeBron todavía en uno de los picos de su carrera, como demostró en las pasadas finales, y aunque la amenaza de una posible salida al mercado la próxima temporada todavía esté presente, los Cavs han optado por no tirar todo el proyecto al retrete ni empezar una reconstrucción total. Era una de las opciones que se les planteaban encima de la mesa cuando salta la noticia de Kyrie Irving, ya que en ese momento parece que solo les quedan tres opciones:

a) Rechazar la petición de Kyrie Irving y mantenerle en el equipo (tiene tres años más de contrato con ellos)
b) Traspasar a Irving por algún paquete de jóvenes y rondas de draft pensando en el futuro
c) Traspasar a Irving por veteranos que les permitan seguir compitiendo

Al final la opción elegida parece un híbrido entre la b) y la c): con Jimmy Butler y Paul George fuera del mercado, Isaiah Thomas cumple ese papel de ‘veterano’, o estrella consagrada que les permite seguir siendo un equipo de élite en el Este. Al mismo tiempo, reciben a dos jugadores muy interesantes con salarios asequibles: el joven pívot croata Ante Zizic, que procede de la Euroliga con contrato de rookie (Dogus Darussafaka) y Jae Crowder, uno de los contratos más atractivos de la NBA para lo que ofrece este alero: 6,7 millones, 7 y 7,8. Un chollo para un tipo que puede ser titular perfectamente en Cleveland.

El caso de Isaiah Thomas es más complejo de analizar. Por un lado presenta un contrato irrisorio para un jugador de su talento (6,2 millones), pero será agente libre el próximo verano, lo cual complica su continuidad. Viene de hacer una temporada sensacional (28,9 puntos y 5,9 asistencias), pero al mismo tiempo, sus cifras ofensivas ocultan unos muy malos números defensivos, entre los peores de la liga.

El otro activo que reciben merece un punto aparte: si se confirma que no tiene ninguna protección, el pick de los Nets es muy atractivo y podemos estar hablando de un Top 5 de draft, en uno de los drafts que se prevén cargados de talento. Igualmente, permitirá a los Cavs tener otro buen jugador con contrato de rookie, algo interesante para la franquicia con mayor masa salarial de toda la NBA en el verano en el que pueden perder a LeBron y a Isaiah Thomas.

¿Por qué hacen este traspaso los Celtics?

No todos los días tienes la posibilidad de conseguir un All-Star, una megaestrella de la liga, y los Celtics se han lanzado a por esta opción. Lo han hecho de forma contundente, soltando a Isaiah Thomas, una de las caras de la franquicia. Un jugador que se dejó el alma para estar con ellos en los playoffs horas después de la muerte de su hermana, pero que presentaba algunas incógnitas a largo plazo. En concreto, dos: su defensa y su contrato.

¿Puede un equipo aspirar al anillo con uno de los peores bases defensivos de la liga? El sistema de Brad Stevens camuflaba sus carencias atrás, pero seguían existiendo. ¿Estaban dispuestos los Celtics a soltarle un megacontrato el próximo verano? Parece que no lo tenían tan claro…

La mejoría del equipo con Kyrie Irving, sobre el papel y en números, es potencialmente evidente. Como lo será con la llegada de Gordon Hayward, su otro gran fichaje del verano.

El paquete que ofrecen es muy potente, es cierto. Pero miremos punto por punto. Ya hemos hablado de Isaiah Thomas y las dudas que surgen. Jae Crowder, por mucho que su contrato fuera una ganga, se quedaba sin sitio ante la llegada de Hayward y Jayson Tatum (recuerden, número 3 del draft) y la emergencia de Jaylen Brown, número 3 del año pasado. El puesto de 3 (y si me apuran, rotaciones puntuales en el 2 y en el 4) estaban cubiertas con estos tres jugadores.

Más dudas hay también con la marcha de Zizic (aunque no olvidemos que es un jugador que todavía no ha disputado un minuto NBA) y la primera ronda de draft de Brooklyn, muy jugosa. Dos elementos que abren el debate sobre el posible ganador de este traspaso. De momento, los Celtics han conseguido mejorar su posición de base y se postulan como candidatos no ya solo a pelearle el Este a los Cleveland Cavaliers, sino el anillo a los Warriors. Así puede quedar la rotación de Boston:

Irving / Jaylen Brown / Hayward / Morris / Horford
Smart / Rozier / Tatum / Yabusele / Baynes

De momento, el primer duelo estará lleno de morbo: se enfrentan Celtics y Cavs en el partido inaugural del 17 de octubre.