Basket Vintage: Jordan desatado en Boston, el partido del “he visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto”

Abril 20, 2017

¿Lo compartes?

1986. Segundo partido de la primera ronda de Playoffs en la Conferencia Este de la NBA. Los Chicago Bulls se miden a los Celtics en Boston y un imberbe Michael Jordan protagoniza una de las exhibiciones más espectaculares de la historia de la Liga.

En un escenario rebosante de magia y ante los Celtics de Larry Bird, el #23 de los Bulls se va hasta los 63 puntos (mejor marca histórica en la fase final), convirtiendo su actuación en algo totalmente imposible de detener para Boston. Aun así los Celtics se llevan el partido tras dos prórrogas.

Pero al final del mismo Larry Bird, que jugó 56 minutos aquella noche, pronuncia -refiriéndose a Jordan- unas palabras que pasarán a la historia. “Hoy he visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto”.