NBA

popovich1

Datos y contexto para entender la magnitud de la dinastía de Popovich con los Spurs

mayo 12, 2017

¿Lo compartes?

Cuando Gregg Popovich se hizo cargo del banquillo de los Spurs, el 10 de diciembre de 1996, Kawhi Leonard tenía cinco años. Los Spurs tenían un balance de 3-15 y ese mismo día David Robinson regresaba de una lesión. Popovich era el General Manager de los Spurs y decidió despedir a Bob Hill y coger la pizarra para entrenar sus primeros partidos en la NBA. Ese año no se metieron en playoffs, algo que no se ha vuelto a repetir en toda su carrera. El Almirante se lesionó y los Spurs acabaron con el número 1 del draft: Tim Duncan. Hablamos de 1997, hace 20 años.

Hoy la NBA y todo el universo del baloncesto se rinde a los San Antonio Spurs. Y a Popovich. Por lo que han conseguido y por cómo lo han hecho, aniquilando a los Houston Rockets en el sexto partido de las semifinales del Oeste (114-75) y consiguiendo la mayor diferencia en partido de playoffs eliminatorio.

Un hito que amplifica lo logrado por los San Antonio Spurs y les vuelve a colocar en una posición de privilegio: en finales de Conferencia Oeste, donde les esperan ya los Golden State Warriors. Un hito de una magnitud excepcional que merece ser explicada.

Una dinastía en el Oeste

El dato que recordaba anoche Andrés Monje es escalofriante: los San Antonio Spurs han alcanzado su 10ª final de Conferencia en los últimos 20 años. Es decir, una de cada dos temporadas han llegado hasta la final de Conferencia, el paso previo a la Final de la NBA. Una barbaridad en un sistema como el de la NBA, que busca la reordenación de fuerzas y la alternancia en la élite entre las distintas franquicias.

Cambiando caras e incluso eras (David Robinson, Duncan, Kawhi…) los Spurs han ido reinventándose y mostrando diferentes versiones, recuperando en ocasiones modelos exitosos y sabiendo incorporar los nuevos elementos (piensen en Pau Gasol) y adaptándolos a su ecosistema para seguir ganando.

¿El resultado? Una dinastía que en esos 20 años de los que hablábamos acumula 166 victorias en los playoffs, por 133 de los Lakers y 113 de los Heat, según apuntaba Gonzalo Vázquez. Todo con un denominador común: Gregg Popovich.

Pop vs D’Antoni

Le tiene tomada totalmente la medida hasta un punto desesperante. Esta es la 5ª vez que Gregg Popovich elimina a Mike D’Antoni en los playoffs. Y más datos para entender esta superioridad: nunca ha necesitado un séptimo partido contra él en ninguna de esas cinco eliminatorias.

D’Antoni y Pop se han encontrado en cinco ocasiones en playoffs: Popovich y sus Spurs han eliminado tres veces a los Suns (4-1, 4-2, 4-1), una a los Lakers (4-0) y esta a los Houston Rockets (4-2). Un total de 20 de 26 partidos se han decantado del lado de los Spurs. Solo otro entrenador ha conseguido ganar 20 partidos a un mismo entrenador rival: Phil Jackson a Jerry Sloan.

En esta eliminatoria Houston ganó el primer partido y San Antonio, 4 de los 5 posteriores. Hay que reconocer que a los Rockets les afectó la ausencia de Nene, pero los Spurs han jugado sin Tony Parker y Kawhi Leonard tampoco pudo disputar el sexto partido (esta temporada los Cavs sin LeBron acumulan un 0-8, mientras que los Spurs sin Leonard tienen un 8-1).

Un sexto duelo en el que los Spurs dejaron a Houston Rockets en un 28,6% de tiros de campo y a Harden con un 2-11 en tiros y 7 pérdidas. Un hito más de unos Spurs que son leyenda.

Fuentes: ESPN, NBA