El (extraordinario) caso de LeBron James: sus cifras revelan una nueva plenitud en su carrera

diciembre 1, 2017

¿Lo compartes?

A lo largo de 14 años en la Liga, a LeBron James se le ha visto dominar prácticamente de cualquier modo. La lista de logros de uno de los mejores jugadores de la historia es verdaderamente apabullante y además su durabilidad permite que todos ellos se proyecten aún más. James nunca ha disputado menos de 35 minutos por encuentro en catorce temporadas y en ninguna de ellas se ha perdido más de doce partidos. A la vista parece indestructible. Sin embargo, pese a todo lo conseguido y la dificultad de superarse, el jugador de Akron sigue desafiando sus propios límites.

En su decimoquinta campaña NBA, ha protagonizado un mes de noviembre asombroso, en el que ha promediado:

29.6 puntos, 8.6 rebotes, 8.5 asistencias, 58% en tiros de campo y 43% en triples. 

¿Antecedentes de algo así en 14 años de carrera? Ninguno. James nunca había juntado en un mismo mes semejantes datos, tanto de productividad en los tres principales apartados estadísticos como en porcentajes de tiro. Es decir, parece no detener su plenitud y está regalando una versión aún más potente. En este caso, el mejor mes de su carrera.

La situación no queda ahí. En lo que llevamos de curso, su colección de hitos es simplemente estratosférica. Diez muestras:

  • Su anotación es la mayor desde 2010, año en el que ganó su segundo galardón de MVP de la temporada.
  • Sus porcentajes en tiros de campo (58.4%) son los más altos de su vida.
  • Sus porcentajes en el tiro de tres (42.5%) también son los más elevados que ha tenido.
  • Está anotando el 41.6% de sus triples tras bote, con gran diferencia la mejor marca de su trayectoria.
  • No sólo tiene buen acierto: anota 2 triples de media por partido, una frontera que no había pisado en 14 años de carrera.
  • En la zona restringida (la más cercana al aro), su efectividad es del 78.4%, mejor dato que tenido nunca.
  • Desde la línea de personal, obsesión particular, tiene el mejor acierto en seis años (75.8%) y el tercero más alto de su carrera.
  • En el clutch (finales de partido con marcador en +-5 puntos) lidera la NBA con 5.3 puntos de media y un 62% en tiros… en 3.6 minutos.
  • Sus 8.5 asistencias de media suponen la tercera mejor marca de su carrera, a sólo dos décimas de la mejor (obtenida el pasado curso).
  • Los 1.2 tapones que acredita por duelo suponen su mejor cifra como profesional.

LeBron sigue ejerciendo de líder en pista y sale al rescate en situaciones comprometidas. Así, con sus Cavs estrenando la campaña de un modo discreto, ha emergido después para llevar al equipo a una racha de diez triunfos consecutivos, incluyendo una actuación de 39 puntos ante los Clippers y otra de 33 ante los Nets. En ella, además, destrozó el encuentro anotando 23 puntos en el último cuarto… incluyendo 18 de forma consecutiva.

La situación cuenta, además, con un dato que pasa más desapercibido pero que, de mantenerse, puede resultar crucial de cara a mayo.

Por primera vez desde su retorno a Cleveland, los Cavs están siendo (levemente) mejores que sus rivales en los descansos de James. Así, en 247 minutos acumulados este curso sin él, la franquicia de Ohio ha superado a sus rivales por 6 puntos acumulados. No es mucho, por supuesto, pero sí algo de enorme valor considerando las muestras de años anteriores, en las que cada paso de James por el banquillo se traducía automáticamente en severos parciales en contra. El año pasado, sin ir más lejos, el dato de fase regular fue de -222 puntos para los Cavs en 1182 minutos sin él en cancha.

En apenas un mes cumple 33 años. Y a pesar de una serie de hitos acumulados que le ubican en el primer escalón histórico, incluyendo cuatro premios de MVP de la temporada, tres anillos, tres MVP de las Finales, once presencias en el ‘Primer Quinteto NBA’ y cinco extra en el ‘Mejor Quinteto Defensivo’, su cima de rendimiento parece no caer. De hecho ese hipotético declive, que debería ocasionar el paso de los años y la carga física acumulada, parece no existir.

LeBron James sigue ofreciendo un baloncesto para la historia.