¿Por qué han ganado los Warriors? ¿Por qué han perdido los Cavs? El análisis de Monje y Sardinero

junio 1, 2018

¿Lo compartes?

Golden State Warriors 124-114 Cleveland Cavaliers

Un partido de una igualdad extrema decidido por mínimos detalles que pueden ser determinantes para lo que queda de eliminatoria. Analizamos lo que pasó en el primer Warriors-Cavaliers de las finales, con las opiniones de David Sardinero y Andrés Monje:

Andrés Monje:

¿Qué hubiera pasado si, tras capturar ese rebote de ataque en la jugada final del último cuarto, JR hubiese sabido que el partido estaba empatado? ¿habrían podido anotar los Cavs y ganar el primer duelo ante los Warriors? Ya nunca lo sabremos, pero esa acción definitivamente pasa a la historia de las Finales. Ahí se le escapó a Cleveland un duelo que compitió al máximo gracias a un hombre que durante muchos tramos parece no serlo. Porque de verdad que en múltiples ocasiones LeBron James no parece un mortal más. James dejó una de las actuaciones más monstruosas de la historia de las Finales, con 51 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias. Con un dominio por momentos insultante, mediado el tercer cuarto estaba en 31 puntos anotados… con solo 13 intentos en tiros de campo. Totalmente asombroso. Pero que un partido tan legendario no acabase resultando suficiente es un varapalo para los Cavs.

Pese a no ganar, para mí, hicieron varias cosas muy bien. Sobre todo la apuesta por el formato grande de inicio, con Love y Thompson en la zona, salió redonda. Porque Cleveland tiranizó el rebote, castigó enormemente en el de ataque y condicionó los quintetos de Golden State, obligados a jugar también grande (y por tanto a un ritmo más lento, por debajo de 93 posesiones) para detener la sangría. Eso tuvo un doble efecto: por un lado los puntos generados tras esos rebotes, en segunda oportunidad; y por el otro evitar que los Warriors corriesen siempre. A día de hoy la transición defensiva de los Cavs no parece preparada para ese desafío. Los Warriors metieron 25 puntos en transición en los tres primeros cuartos (acabaron con 28), una cifra casi insostenible para competir ante ellos. Por contextualizar el dato, es claramente más elevado que la media de los Warriors este año. Y más allá, en las Finales de 2016 los Cavs solo permitieron 9.4 puntos al contraataque por partido a Golden State, creo que hacer repetir esos registros es prácticamente imprescindible si quieren tener éxito.

Otro detalle que me pareció muy interesante fue la defensa de cambios permanentes pese a jugar ‘grande’. Thompson estuvo fantástico en eso y Love también aguantó bastante bien dadas las circunstancias, cuando quedaba emparejado con Curry lejos del aro. Tiene su riesgo que Cleveland apueste por ese tipo de defensa y algunos errores de comunicación van a cometer por ello, pero si pueden invitar a los Warriors a reducir su cantidad de pases y encaminarse al aclarado de Durant, será bueno para ellos.

David Sardinero:

¿Qué más tienen que hacer los Cavaliers para ganar a los Warriors? O mejor formulada esta pregunta, ¿qué más pueden hacer los Cavs? Para mí, la jugada de JR Smith -y el fallo en el tiro libre de George Hill, que nadie se olvide- puede marcar un punto de inflexión en esta serie, porque el golpe anímico de llevar a los Warriors hasta el límite, hasta la máxima exigencia, y dejarles escapar, puede ser determinante. No tengo claro que los Cavs vuelvan a tener una oportunidad así, y la han perdido.

Han hecho prácticamente todo lo que tienen en su mano para ganar a los Warriors, con un LeBron James salvaje, desatado, en el modo héroe que tanto le gusta, enchufado y enchufando a todos desde el principio del partido. Controlando absolutamente todo lo que pasaba en su equipo, en ataque y en defensa. En ataque, exuberante, con la confianza por las nubes y una eficacia total, sometido a un gran desgaste y continuando con su producción. Con los secundarios al menos cumpliendo, con errores puntuales y limitando en ciertos tramos la transición de los Warriors. Un partido prácticamente perfecto… que se escapa por detalles.

Por el cambio arbitral en una falta de Durant sobre LeBron (para mí era falta de LeBron); por el tiro libre que falla Hill… y por el error de JR Smith, que puede ser determinante, insisto. Vamos a ver en qué queda la posible sanción a Tristan Thompson por el enganchón de los últimos segundos de la prórroga, porque su labor, como decías hoy, ha sido muy buena en los cambios. Ahora hablaremos más de los Warriors, pero te quiero preguntar por la actuación de Stephen Curry. ¿Qué te ha parecido?

Andrés Monje:

Curry estuvo espectacular, David. Dominante incluso en los momentos decisivos. Sigue siendo impresionante la cantidad de espacio que condiciona su presencia en pista, los errores de marca que propicia porque el rival sobreayude sobre él… marca muchas diferencias. Facilita mucho la vida al resto. Por cierto pese a sus números (si uno se fija sin ver el partido, son muy buenos), Durant estuvo peor. Atrás no pudo con James en ningún momento, con los Cavs anotando 57 puntos en 45 posesiones con ese emparejamiento y LeBron 30 puntos con 10/15 en tiros (los Warriors necesitan claramente a Iguodala en esta serie), y en ataque tiende a enrocarse en su acción individual, que es justo lo que quieren los Cavs para detener el movimiento con/sin balón de Golden State. Durant es muy bueno y va a anotar bastante, pero siempre que se despega de más del colectivo genera consecuencias contraproducentes para su equipo, detiene al resto. Sí me gustó muchísimo Draymond Green, que pese a que perdiera la cabeza al final del encuentro provocando en varias situaciones, en lo puramente baloncestístico estuvo muy, muy bien. Atrás en todas las ayudas y en ataque ejerciendo como generador. Green da muchísimo en todo aquello que no siempre se ve.

Y un par de detalles más que son interesantes sobre los Warriors, David. Uno, el tramo de McGee en el tercer cuarto, respuesta de Kerr al aplastamiento en el rebote de la primera mitad (12-25 en capturas ese tramo). Vamos a ver qué continuidad tiene esa apuesta porque tuvo minutos importantes. Y dos, lo fácil que atacó Golden State en bastantes momentos. No sé tú cómo lo ves, pero yo tuve la sensación de que los Warriors conseguían buenos tiros demasiado a menudo, al menos para los intereses de los Cavs. Perdieron muy poco el balón (7 pérdidas en 53 minutos, sabiendo su elevada libertad creativa, es un dato fantástico) y conseguían situaciones muy productivas con facilidad, casi siempre que no abusaban del mismatch con Durant. Cleveland va a tener que mejorar atrás en esta serie, porque veo complicado que se repitan hasta tal extremo dos situaciones: primera, que acribillen de tal forma el rebote (hubo tramos obscenos); y segunda, que James meta cada partido 50 puntos con una efectividad tan alta. Aunque si te digo la verdad, James me hace ya dudar incluso de lo segundo. Qué jugador, de verdad. Es historia viva. ¿Te convencieron a ti los Warriors?

David Sardinero:

No es la mejor versión que hemos visto de este equipo. Incluso en ciertos tramos daba la sensación de que iban en quinta y no se decidían a meter la sexta. Incluso ciertamente relajados en algunos instantes, fallando algunos tiros liberados o con errores de no estar enchufados al 100%. Les ha costado encontrar los tramos de flow ofensivo, esos parciales en los que rompen los partidos, ante una defensa exigente que les ha apretado las tuercas. Se nota que no estaba Iguodala, pero sobre todo se nota lo que comentabas, que Kevin Durant no ha estado especialmente bien.

Por hablar de un secundario, me ha gustado el tramo de Kevin Looney en el último cuarto, con un par de canastas y buenas acciones defensivas aprovechando su envergadura. En cualquier caso, debe ser desesperante hasta el extremo jugar ante estos Golden State Warriors, que sin dar la sensación de jugar su mejor partido, te ganan cuando estás haciendo todos tus deberes. Ni hemos visto al mejor Durant, ni Klay ha estado al 100% después del susto de la rodilla -aunque su acierto ha sido clave- ni estaba Iguodala. Pero te ganan.

Tengo muchas ganas de ver los próximos partidos, pero ciertamente, no demasiadas esperanzas de que veamos partidazos como este, con tanta igualdad y alternativas. Ojalá que sí, pero veo difícil replicar un partido así por los Cavs. Sí veo más factible que los Warriors lo rompan en uno de sus arreones, pero ojalá tengamos una buena serie de Finales.