NBA

26_5199509

El gran misterio del draft de este año: lleva meses sin jugar y apunta a primera ronda

mayo 16, 2017

¿Lo compartes?

Es habitual que el draft de la NBA deje cada año alguna historia curiosa. Jugadores cuyo nombre empieza a sonar en las últimas semanas o talentos menos conocidos al que de repente los focos apuntan con más fuerza. Incluso proyectos que buscan nuevas vías para explorar los límites de la normativa.

En este sentido recientemente hemos visto casos como el de Thon Maker, que el año pasado llegó a la NBA sin haber llegado a jugar en la NCAA y fue elegido en el puesto 10 por los Milwaukee Bucks abriendo una nueva fórmula: voluntariamente no dio el salto al basket universitario, sino que consiguió ser elegible pasando un año en un Prep cursando un posgrado.

CHARLOTTESVILLE, VA - JUNE 19: Hamidou Diallo poses for a portrait during the NBPA Top 100 Camp on June 19, 2015 at John Paul Jones Arena in Charlottesville, Virginia. (Photo by Kelly Kline/Getty Images) Foto: Kelly Kline/Getty

Pues bien, este año ya hay un jugador buscando explorar un nuevo camino para llegar a la NBA. Su nombre es Hamidou Diallo, un escolta de 1,96 m. y 18 años que no ha llegado a jugar ni un minuto en Kentucky durante su año freshman en la NCAA. Explicamos su caso: Diallo, nacido en Queens (New York) se enroló en un prep (instituciones intermedias entre el High School y el college) tras terminar el instituto y, en enero, llegó a la universidad de Kentucky.

El plan de Kentucky y su entrenador, John Calipari, con Diallo era claro; solo entrenar esta temporada, en un equipo potente y ya configurado, y jugar con la prestigiosa universidad a partir de la próxima campaña. El cambio ha llegado a medida que se acerca el draft, aunque lleve más de 5 meses sin jugar un solo partido.

Siguiendo la fórmula de Thon Maker, Hamidou Diallo puede ser elegido en el próximo draft al haber transcurrido una temporada desde que se graduó en el instituto y se ha presentado. Todavía puede retirar su candidatura, pero su nombre está empezando a sonar fuerte y algunas predicciones le colocan ya en primera ronda del draft.

Buena parte de culpa de este ruido que está generando han sido las grandes prestaciones físicas que ha mostrado en el Draft Combine, las pruebas que realizan a los principales candidatos a ser elegidos en los primeros puestos del draft. Allí consiguió la segunda mejor marca en salto vertical… de toda la historia (44,4 pulgadas, es decir, saltando más de 1,15 m. y alcanzando los 3,7 m.). Superando a Vince Carter o a Andrew Wiggins.

A día de hoy, Draftexpress todavía mantiene a Diallo como posible segunda ronda (le dan el puesto 35), mientras que NBADraft le coloca ya en el puesto número 20. En cualquier caso, siempre le queda la opción de volver a Kentucky, donde desde el día 0 sería considerado una estrella. Además, el hecho de ser de Queens ha disparado los rumores para intentar asociarle a Knicks o Nets. El que ha hablado de Diallo es John Calipari, un técnico experimentado en jugadores que pasan una temporada por sus manos antes de dar el salto a la NBA (piensen en Rose, Wall o Karl-Anthony Towns). Y sus palabras sobre Diallo, al que le aconsejó no participar en los 5×5 del Combine, son sorprendentes:

“Ellos no te conocen, no te muestres. Y les gustas sin haberte visto. Cuanto más sigas sin jugar, más vas a impresionarles. Si alguien le elige en los puestos de lotería, me retiro. Ha estado cuatro meses y ni siquiera ha jugado y puede ser Top-15… Si pasa, he terminado, me voy”, bromea Calipari en el New York Times.