NBA

La coincidencia que puede generar una situación curiosa a Doncic si se presenta al draft de la NBA

abril 3, 2018

¿Lo compartes?

Hace unas semanas recopilamos los diferentes escenarios a los que se enfrenta Luka Doncic de cara al draft de la NBA. El que parece más probable, a tenor de las predicciones y el sentido común, es que se presentara este año con la perspectiva de salir elegido en el top 5 o incluso antes. Y eso puede generar una situación curiosa. La explicamos:

El draft de la NBA se celebra el 21 de junio en Brooklyn, Nueva York. Un evento de una gran magnitud, con repercusión planetaria y representación de todas las franquicias que en él participan. ¿Cuál es el ‘problema’? Si el Real Madrid se clasifica para la final de la Liga Endesa, algo que es factible, a Doncic le podría coincidir con el draft, y eso resultaría en una situación curiosa: podría perderse la ceremonia del draft para recibir la bienvenida de su equipo y darle la mano al comisionado. Hay varios casos recientes parecidos, con diferentes resultados, que explicamos a continuación.

Si nos acercamos a las fechas que propone ACB.com, esta es la situación de la final de la Liga Endesa: “En función de la longitud de las semifinales, la Final podría disputarse los días 13, 15, 18, 20 y 22 de junio o los días 15, 17, 19, 21 y 23 de junio. Las fechas de este Playoff Final de la Liga Endesa se disputarán en función del calendario de la selección de fútbol en el Mundial de Rusia, no finalizando más tarde del sábado 23 de junio”.

Es decir, si el Real Madrid llega a la final y no se resuelve esta en tres partidos, es posible que le coincida un día de partido o de concentración antes de un encuentro. Y no parece sencillo que el Real Madrid le dejase abandonar la concentración para acudir al draft.

El precedente Ntilikina

El año pasado se vivió una situación parecida con el base francés Frank Ntilikina. El joven talento estaba disputando las finales de la liga francesa con el Strasbourg de Vincent Collet y se vio en la tesitura de poder salir elegido en el top 10 de la NBA. Su situación no es directamente comparable con la de Doncic, ya que, por ejemplo, en el último partido antes del draft solo jugó 14 minutos en los que no anotó ningún punto, capturó 2 rebotes y repartió 1 asistencia.

La semana que vivió fue de auténtica locura. El lunes jugó ese cuarto partido (con victoria de su equipo), el martes viajó a Nueva York, el miércoles hizo algunos entrenamientos privados y el jueves estuvo en la ceremonia del draft… antes de coger otro vuelo para llegar a disputar el quinto partido, el viernes en Francia. Ntilikina jugo 24 minutos y fue titular. Aportó 9 puntos y 4/4 en tiros de campo, pero fue insuficiente. Su equipo perdió la final.

El caso Mario Hezonja

Otro jugador que vivió una situación similar fue Mario Hezonja. El alero croata, por aquel entonces en el Barça, se presentó al draft en 2015. Su perspectiva era ligeramente inferior a la de Doncic, y acabó siendo elegido en el puesto número 5 por los Orlando Magic. El croata intentó por todos los medios estar presente en el draft, pero con el Barça compitiendo, no le fue posible, pese a que llegó a sacarse el visado. Según explicaba en esos días el periodista Alex Gozalbo, del Diario Ara, Hezonja tenía visado y vuelo ya preparado para asistir a la ceremonia, pero “el Barça no se lo ha puesto fácil”.

Es el precedente más alto que se recuerda de jugador elegido tan alto que no acudiese al evento, algo que se puede repetir o superar en el caso de Doncic.

Embiid, Jordan… otras ausencias

Otro que se lo perdió recientemente fue Joel Embiid. El pívot de los Sixers, elegido en el draft de 2014 en el número 3 (por detrás de Wiggins y Jabari Parker), no pudo asistir a la ceremonia de Brooklyn por estar lesionado. Sí acudió Dario Saric, elegido en el puesto 12, aunque no dio el salto a la NBA hasta dos temporadas más tarde.

Y si nos remontamos más atrás, encontramos otra ausencia histórica. Michael Jordan no estuvo presente en la ceremonia en la que fue elegido. Estaba concentrado con la selección en Bloomington. Así fue el momento:

Y así fue la elección de Embiid:

El número 1 que no estuvo: Yao Ming

Año 2002. El número 1 del draft fue Yao Ming… y tampoco estuvo en la ceremonia. En cuanto se nombró al chino, se conectó en directo con él por videoconferencia, en directo desde su casa de Beijing. Fue el primer jugador internacional elegido con el número 1. Este fue el momento.