NBA

La explosión Lou Williams: máximo anotador de toda la NBA en los últimos 15 días. Causas y datos

enero 15, 2018

¿Lo compartes?

Es una de las grandes historias de la NBA esta temporada. Lou Williams. Un jugador de 31 años con muchos kilómetros en sus piernas que está firmando la mejor campaña de su vida: promedia más de 23 puntos por partido y ha firmado actuaciones sensacionales en diciembre y enero. Profundicemos en sus datos, empezando por uno que llama muchísimo la atención: si tenemos en cuenta solo los últimos 15 días de competición, es el máximo anotador de toda la NBA.

Empecemos con los datos más básicos, los de la anotación. A día de hoy, Lou Williams, escolta de Los Angeles Clippers, es el 16º máximo anotador de toda la NBA, con un promedio 23,1 puntos por partido en toda la temporada. Pero atentos a este filtro: si tenemos en cuenta los partidos jugados desde el 31 de diciembre, con la salvedad de James Harden (que solo ha jugado un partido y metió 40), Lou Williams es el máximo anotador de toda la NBA. En ese periodo promedia más de 32 puntos por encuentro:

En ese tramo Williams ha jugado 8 partidos con los Clippers, que han ganado 6 y han perdido solo 2. En los últimos 4 (4 victorias), Lou Williams ha sido titular, pero esta temporada acumula más partidos saliendo del banquillo; de los 41 que ha jugado hasta hoy, en solo 11 ha sido titular (jugando 36 minutos) y en 30 ha salido desde el banquillo, aunque eso sí, ha promediado en esos 30 minutos de juego por choque.

Contexto y modo de actuación

Lou Williams se ha convertido en el último mes y medio en el gran puntal ofensivo de unos Clippers que se han reenganchado a la pelea por los playoffs (están a solo una victoria de los Nuggets, que cierran el corte) y gracias a una racha de 4 victorias seguidas vuelven a soñar con la postemporada. Y el caso de Lou Williams es ‘peligroso’: solo tiene un año de contrato a razón de 7 millones, lo que puede provocar que su nombre aparezca en numerosos rumores de traspasos de aquí al trade deadline.

Su modo de actuación es el de un ejecutor puro, un anotador que no necesita demasiados sistemas ni ventajas para generarse sus propias situaciones propicias para conseguir la canasta. Y los datos explican esta teoría: Williams promedia 1,7 triples tras bote por partido, con un 43% de acierto, lo cual es una auténtica barbaridad. De hecho, profundizando en la tipología de sus tiros, vemos que el más frecuente es el que ejecuta después de entre 3 y 6 dribblings (el 34% de sus tiros) y en el que consigue un 45% de aciertos. Tampoco rehúsa los contactos (solo el 18% de sus tiros son abiertos, sin defensor). Si profundizamos en los triples tras botes, vemos que sus datos le sitúan en la élite de la NBA, al nivel de jugadores como Curry o Lillard en volumen (por detrás de Harden), pero con mejor porcentaje que todos ellos.

De hecho, Lou Williams tiene el mejor porcentaje en triple tras bote en toda la NBA (entre aquellos que al menos meten uno por partido), en una prueba más de cómo domina a la perfección este complejo arte de anotar.

En definitiva, un anotador puro que ha encontrado un ecosistema para brillar, uno que le concede un elevado 30% de uso (el 15º de la liga y el más alto de toda su carrera) durante mucho tiempo continuado (sus 31 minutos por encuentro son el tope de toda su carrera). Un rol protagonista en el que está brillando un hasta ahora secundario de lujo.