NBA

La NBA probará durante la Summer League una de las normas estrella de la NFL

junio 5, 2018

¿Lo compartes?

La NBA sigue buscando formas para mejorar su funcionamiento, y el arbitraje ha sido uno de sus puntos de énfasis en los últimos años. Primero desde un punto de vista mediático, fomentando la mayor transparencia posible y facilitando para ello sus informes sobre los arbitrajes de los últimos minutos en partidos igualados. En el lado puramente deportivo la mayor innovación ha sido la inclusión del uso de las repeticiones y su importancia cada vez mayor en el juego, tratando siempre de que interfieran lo menos posible en la fluidez del mismo.

Pese a todas las evoluciones, el arbitraje está cada vez más bajo la lupa mediática, y una de las medidas con las que lleva tiempo especulándose es la conocida como la challenge flag en la NFL. En la liga de football americano los entrenadores tienen un pañuelo rojo que pueden lanzar a la pista para pedir que se revise una jugada. Si se demuestra que tienen razón se corrige el veredicto. Si, por el contrario, se equivocan, pierden un tiempo muerto.

Pues bien, parece que la NBA está dando todos los pasos necesarios para valorar si esta medida cabe realmente en su juego. Según el periodista Justin Termine, en la próxima Summer League se probará una norma similar a la de la NFL.

No se sabe aún en qué situaciones podrá utilizarse, pero según la misma fuente es poco probable que utilice un pañuelo como en la NFL. Si sirve como referencia, la NBA lleva ya probando esta norma durante un par de temporadas en la G-League, su principal campo de pruebas. En la liga de desarrollo los entrenadores pueden utilizar su challenge una vez por partido, puede usarse en cualquier punto del mismo, y solo se permite para revisar faltas pitadas ya sean en ataque o defensa, tapones ilegales o jugadas en las que el balón o el jugador hayan salido por la banda y no quede claro si ha sido así o para quién debe ser la posesión.

Para hacer uso de su challenge los entrenadores de la G-League deben pedir un tiempo muerto y acto seguido pedir a la mesa la revisión. Como sucede en la NFL, si no tienen la razón perderían dicho tiempo muerto.

En caso de llegar a implementarse en la NBA esta norma permitiría a los entrenadores tener un poco más de control sobre determinadas acciones dudosas. Según el propio Justin Termine, el presidente de la Asociación de Entrenadores NBA, Rick Carlisle, dice que están plenamente “a favor” de la inclusión de este sistema de impugnación de jugadas.