NBA

larry sanders

Fue el jugador mejor pagado de los Bucks, se retiró… y ahora ficha por los Cavs. Su historia

marzo 13, 2017

¿Lo compartes?

“No se puede etiquetar como otras muchas drogas que pueden ser adictivas para la gente y que pueden tener efectos negativos sobre su cuerpo y sus familias. El estigma de la marihuna es que es ilegal. Es algo que odio. Pero una vez que sea legal, todo eso va a desaparecer. Entiendo que en mi trabajo es una sustancia prohibida y voy a asumir las consecuencias y pido disculpas de nuevo a mis fans por eso”.

Era un 5 de abril de 2014. Larry Sanders asumía su error después de saltarse el programa anti-drogas de la NBA. Entendía pero no compartía ni comparte. Casi un año después, misma historia, mismo problema.

Desde el verano de 2013, no se supo nada más de su rendimiento en el baloncesto. Lesiones, marihuana y dejadez fueron los tres pilares  para que en 2015 se quedara sin contrato, el mejor pagado de los Bucks por aquel entonces. Una frase suya resumen su pensamiento por aquel año: “Amo el baloncesto. Estaría siempre jugando al baloncesto, pero que en este momento consuma tanta parte de mi vida y de mi tiempo… No es para mí, no vale tanto la pena”.

Se marchó de la NBA y no volvió ni quiso… hasta ahora. Ya lo intentó en septiembre. En ese momento aseguró que no tendría problemas en jugar por el mínimo. Y parece que ahora va en serio: ha fichado por los Cavs.

Según contaba el pasado mes de febrero el periodista Shams Charania, Larry Sanders contrató a un agente (Joel Bell) y empezó a visitar equipos para intentar convencerles de que merece una nueva oportunidad.

Toda esta búsqueda ha dado sus frutos. Larry Sanders ha fichado por los Cavs para ser el sustituto del lesionado Andrew Bogut. Un movimiento que el propio Sanders ‘anticipó’ con un tweet premonitorio: “parece que voy a necesitar mis gafas protectoras de nuevo”, como ya utilizara en Milwaukee, su último equipo:

En las 5 temporadas que jugó en la NBA, Larry Sanders disputó un total de 233 partidos, todos en los Bucks, con unos promedios de 6,5 puntos, 5,8 rebotes y 1,8 tapones en 19 minutos.