Los 10 mejores mates de la historia del Slam Dunk Contest NBA: ¿con cuál te quedas? (Vídeo)

febrero 13, 2018

¿Lo compartes?

El concurso de mates ha asombrado este All-Star Weekend. Y eso nos hace preguntarnos cuáles son los diez mejores mates de toda la historia del Slam Dunk Contest NBA. Son muchos (muchísimos) los candidatos a entrar en esa lista, por lo que no todos han podido formar parte pese a seguramente merecerlo. Dominique Wilkins, Desmond Mason, Andre Iguodala, Blake Griffin… muchos históricos se quedaron a las puertas. Pero ofrecemos opciones protagonizadas por algunos de los imprescindibles en el arte del vuelo. ¿Cuál es tu favorito? ¿qué mate es el mejor que se haya visto en un concurso?

Spud Webb (1986)

1.70 metros de altura. La definición gráfica de volar (minuto 5:50).

Michael Jordan (1988)

Uno de los mates más icónicos de la historia de los concursos. Sobran las palabras:

Michael Jordan (1988)

Del mítico concurso ante Dominique Wilkins se extrae otra joya de Jordan. Atacando el aro desde el lateral deja una imagen alucinante en el aire (minuto 1:45).

Vince Carter (2000)

360 grados en el aire, plasticidad pura y una violencia desmedida al realizar el mate. Puro Carter.

Vince Carter (2000)

Ese mismo año, Carter ofreció un recital y dejó otra de sus cumbres. Este mate pasó a la historia como el ‘It’s over dunk‘ [Se acabó el concurso]

Jason Richardson (2003)

Tras Carter, apareció otro prodigió. Richardson desde el lateral, entre las piernas y machacando con la izquierda. Una locura.

Jason Richardson (2004)

Un año después dejó otro mate salvaje: lanza al tablero, recoge, se la pasa entre las piernas y la hunde.

Zach LaVine (2015)

Casi una década después irrumpió un perfil ligero que haría historia. Salto eterno, balón por detrás de la espalda… y boom.

Zach LaVine (2016)

Casi desde la línea del tiro libre y pasándose el balón por debajo de las piernas. In-cre-í-ble.

Aaron Gordon (2016)

Surrealista el vuelo, la posición de las piernas (casi horizontales) y la altura de las mismas. Asombroso Gordon.