Los escenarios de Doncic y el draft de la NBA. ¿Qué puede pasar?, Por David Sardinero

marzo 31, 2018

¿Lo compartes?

Partimos de una idea importante de entender: es imposible saber exactamente qué pasa por la cabeza de Luka Doncic o qué pasará en unos meses. Ni siquiera podemos saber qué piensan los que toman las decisiones en las franquicias NBA ya que todavía no se les permite hablar de Doncic y aún no se ha celebrado la lotería del draft. Por eso este artículo solo pretende ayudar a entender las opciones que tiene y qué puede ocurrir en cada caso atendiendo a los precedentes y tendencias que existen en una u otra dirección.

Empecemos situando el asunto. El de 2018 es el primer draft al que Luka Doncic se puede presentar legalmente por edad. También podría presentarse en 2019 y 2020, mientras que en 2021 sería elegible automáticamente por edad. Pero la lógica y las predicciones, que le sitúan entre los 5 primeros y en el número 1 en algunos casos hacen pensar que no tardará demasiado en presentarse. Y si lo hace este año, los plazos son de esta forma: tiene hasta el 22 de abril para anunciar que se declara elegible y hasta el 11 de junio para retirar su candidatura.

El draft se celebra el 21 de junio, después de las Finales NBA. Y una curiosidad más en este punto. Si el Real Madrid llega a la final de la Liga Endesa, el draft podría coincidir con uno de los partidos, por lo que Doncic no podría acudir a la ceremonia del Barclays Center de Nueva York.

Contractualmente, Luka Doncic está ligado al equipo blanco con el acuerdo que firmó el año pasado por estas fechas, tras cumplir 18 años. Un contrato con una cláusula que no llega a los 2 millones de euros y que debería abonar el esloveno en caso de que tenga la oportunidad de marcharse a la NBA con dinero de su nuevo contrato, más la pequeña cantidad que pueden pagar las franquicias (pueden pagar hasta 572.000 euros sin que afecte su límite salarial, según este interesante artículo). Para entender en qué cifras nos movemos, estas son las escalas salariales previstas para el top10 del próximo draft de la NBA, según Real GM:

Pick 1st Year Salary 2nd Year Salary 3rd Year Option Salary 4th Year Option:
Percentage Increased Over 3rd Year Salary
Qualifying Offer:
Percentage Increase Over 4th Year Salary
1 $6,746,400 $7,901,100 $8,277,300 26.1% 30.0%
2 $6,036,200 $7,069,300 $7,405,900 26.2% 30.5%
3 $5,420,500 $6,348,200 $6,650,600 26.4% 31.2%
4 $4,887,200 $5,723,600 $5,996,200 26.5% 31.9%
5 $4,425,600 $5,183,000 $5,429,800 26.7% 32.6%
6 $4,019,600 $4,707,600 $4,931,700 26.8% 33.4%
7 $3,669,400 $4,297,500 $4,502,000 27.0% 34.1%
8 $3,361,500 $3,937,000 $4,124,400 27.2% 34.8%
9 $3,090,100 $3,618,900 $3,791,300 27.4% 35.5%
10 $2,935,400 $3,438,000 $3,601,500 27.5% 36.2%

——–

Ante esta situación, vamos a identificar seis escenarios que puede encontrarse Luka Doncic de cara al draft y sobre los que se debatirá mucho en los próximos meses, con esas dos fechas en el horizonte: 22 de abril y 11 de junio.

a) Presentarse, ser top 3, e irse a la NBA

Es el escenario más probable para muchos, conforme a las últimas predicciones. El proceso, de forma muy resumida, consistiría en que Doncic se declararía elegible antes del 22 de abril, mantuviese su candidatura y fuese elegido en el top 3. Con un salario superior a los 5 millones de dólares en cualquiera de los 3 puestos (1, 2 o 3) y con la repercusión y expectativas generadas al salir en una posición tan alta, lo normal sería pagar la cláusula y dar el salto a la NBA la próxima temporada. ¿El problema? El hecho de que el Real Madrid esté compitiendo en esa fase de la temporada le complicará el poder hacer entrevistas o workouts con determinadas franquicias que puedan tener dudas, y eso puede dificultar su proceso pre-draft.

b) Presentarse, ser top 3 y no irse a la NBA

Es algo que no ha ocurrido en los últimos años. El caso más similar a este sería lo que ocurrió con Ricky Rubio, que fue elegido en el número 5 en 2009 y hasta 2011 no dio el salto a la NBA. O Jonas Valanciunas, por ejemplo, elegido también el 5 en 2011 y que hasta 2012 no llegó a la NBA. Si ponemos el ‘corte’ en el top 3, la situación sería incluso más difícil de explicar, sobre todo en el lado de la franquicia que lo eligiese. Un top 3 es una elección muy valiosa e ilusionante, y los equipos NBA intentarán saber con certeza si Doncic está dispuesto a dar el salto o no. Es la opción que desde aquí vemos más improbable, por todo el ruido mediático que generaría que un top 3 se quedase en Europa.

c) Presentarse, ser elegido por debajo del 3/5 e irse a la NBA

Es un escenario más probable, pero que tiene una implicación económica. La barrera del 3er o 5º puesto es relativa, no tiene más significado que el de intentar explicar que a partir del número 3 el salario rookie baja de los 5 millones. Por ejemplo, si se presenta y sale elegido el 6, ganaría 4 millones de dólares en el primer año (ver tabla de arriba). ¿Qué supone esto? Técnicamente, no demasiado. Su cláusula de rescisión es asequible y la teoría dice que, económicamente, en el caso de jugadores que aspiran a tener una carrera larga en la NBA, lo mejor es llegar lo antes posible para llegar cuanto antes a los contratos más altos, que llegan tras la primera renovación y el final del contrato rookie.

Para caer “tanto”, por delante de Doncic deberían salir jugadores como DeAndre Ayton, Mohamed Bamba, Trae Young, Michael Porter Jr., Jaren Jackson o Marvin Bagley. Caer por debajo del 3 o del 5 no sería el mejor escenario para Doncic, al menos en lo económico, pero tampoco sería malo. Eso sí, una hecatombe en el draft le empezaría a complicar pagar la cláusula al Real Madrid, aunque ese escenario parece más complicado.

d) Presentarse, caer del 5 y no irse a la NBA

Esta sería una opción relativamente viable de que se quedara en el Real Madrid. Si cayera por debajo del 5, sería más justificable que decidiese quedarse en Europa si prefiriese seguir su formación en el basket continental y el equipo blanco. Aquí ya entraríamos en un escenario nuevo: si espera tres años para dar el salto a la NBA no estaría sujeto a la escala salarial de novatos y podría negociar su contrato como agente libre con la franquicia que le hubiera elegido. No tiene la misma magnitud que Doncic, pero Dario Saric fue elegido en el puesto 12 del draft 2014 y hasta 2016 no llegó a la NBA.

e) Presentarse y retirar su candidatura. Sigue en el Real Madrid

Otra opción para el esloveno. Recordemos que tiene hasta el día 22 para presentarse al draft. Pero puede hacerlo y retirar su candidatura antes del día 11 si no está conforme con la posición en la que podría salir elegido o si cree que puede caer más de la cuenta. En este caso, podría volver a presentarse en otra de las temporadas que le corresponden antes de ser elegible automáticamente en 2021. Sería una muestra de compromiso brutal con el Real Madrid, quizá a cambio de que le perdonasen la cláusula (aunque no es tan alta) o si tuviera un reto personal que quisiera cumplir, como ganar la Euroliga antes de dar el salto. ¿El riesgo? Que su ‘stock’ bajase en futuras ediciones del draft por culpa de lesiones o de un frenazo en su progresión.

f) No presentarse este año y esperar al que viene. Sigue en el Real Madrid

Este último escenario que planteamos es muy similar al anterior, con el cambio de que ni siquiera se declararía elegible antes del día 22 de abril. Los riesgos y las consecuencias de seguir este rumbo son iguales a las del escenario anterior, aunque con menos recorrido mediático. Eso sí, si la Euroliga es un factor en su decisión, en este caso sale de la ecuación, ya que la Final Four es en mayo y ya se tendría que haber declarado elegible o no un mes antes.

Como decíamos en el inicio, este artículo solo busca explicar las diferentes opciones y posibilidades que tendrá Doncic. En su mano estará primero la opción de presentarse o no y, después, decidir en función de qué suceda en el draft.