nurkic

Bate su récord anotador en la NBA. Explicamos la explosión de Nurkic, por David Sardinero

marzo 29, 2017

¿Lo compartes?

Actualización 29 de marzo

33 puntos y 16 rebotes ante su ex equipo. Jusuf Nurkic batió su récord anotador en la NBA ante su ex equipo, los Denver Nuggets, en una victoria que deja a los Blazers más cerca de conseguir la octava plaza del Oeste. Desde su traspaso a Portland, Jusuf Nurkic promedia 15 puntos, 10,4 rebotes, 3,3 asistencias y 2 tapones.


Artículo publicado el 10 de marzo

En un traspaso sin demasiado ruido, Jusuf Nurkic aterrizó en los Portland Trail Blazers. Un traspaso con un alto componente financiero (los Blazers querían aligerar una plantilla prácticamente hipotecada a un nivel muy alto de salarios) y soltaban a Plumlee. Pívot por pívot, misma posición por misma posición; el tipo de traspaso que no suele gustar entre ejecutivos de la NBA.

Nurkic, con sus 2.13 m. y más de 110 kilos, cambiaba de equipo por primera vez en su carrera NBA.

En su tercera temporada en los Nuggets, la explosión de Jokic había relegado a Nurkic a un rol que parecía el que le esperaba en la NBA: segunda unidad y especializado en producir en ataque. Porque en defensa era un agujero para los de Denver: con él en cancha, los Nuggets tenían un rating defensivo de 108,6 p/100 pos. (10 menos que su ataque) cuando él jugaba. Sus números, correctos para un suplente: 8 puntos y 5,8 rebotes en 17 minutos. Pero un dato: era el peor protector de aro de toda la NBA.

Pero algo ha cambiado en Nurkic.

En 8 partidos, sus números han aumentado muchísimo: 16,5 puntos y 9,5 rebotes de media en 30 minutos de promedio en cancha.  Y llegó su brutal explosión ante el débil juego interior de los Sixers: 28 puntos, 20 rebotes, 8 asistencias y 6 tapones. El mejor partido de su carrera y unos números que no lograba nadie desde Barkley en 1986. Y desde 1986 tan solo el propio Barkley, Shaquille y Nurkic han firmado 28 PTS, +19 REB, 8 AST y 6 BLK.

(sigue después del vídeo)

Y vamos a su agujero negro. Si filtramos el dato de defensa del aro entre todos los jugadores NBA (que defienden más de 4 intentos por partido) desde su traspaso a los Blazers, Nurkic consigue dejar al rival en un 44%, un dato muy bueno y mejor, en ese periodo, que el que presenta gente como Gobert, Draymond Green o Dwight Howard.

Y posiblemente esa sea la causa de que los Blazers hayan mejorado sus ratings con él en cancha. En los 8 partidos que ha disputado con ellos, cuando juega presentan un rating ofensivo de 113 p./100 pos. y un rating defensivo de 102 p. Datos muy buenos para Nurkic, que acaba con un net rating de +10,7 (frente al -10,7 con el que dejó Denver). Y su equipo gana: 5-3 de balance con Nurkic en plantilla y 4 victorias en los últimos 4 partidos.

¿Y cómo opera Nurkic?
Los números presentan una versión de pívot más tradicional, lejos de virtudes ‘modernas’. Ni tiene el balón tanto tiempo como Jokic (apenas dribla y tiene poco tiempo el balón en las manos) y no lanza con mucho volumen desde lejos del aro.

Al contrario. Un anotador eficiente que finaliza cerca del aro y consigue buenos porcentajes. El 81,2% de sus puntos llegan en forma de tiro de 2 y tiene un discreto 22% de uso ofensivo. El 60% de sus tiros llegan sin hacer ningún dribbling y el mayor volumen de intentos, el 43%, los hace a una distancia mínima del aro, entre 0 y 2 pies.

¿La duda? Saber si sus números defensivos serán sostenibles ante equipos más potentes. En ataque parece mucho más fiable y sus datos son buenos, pero no parecen imposibles de mantener. La duda está atrás.

¿Qué ha cambiado?

Posiblemente hay que acudir a factores psicológicos para completar la explicación de esta explosión. En su tercera temporada en Denver, Nurkic no parecía del todo satisfecho con su rol. “Fueron dos años duros”, dijo recientemente, ya traspasado a los Blazers. “Fue frustrante y por alguna razón no estaba en la posición en la que debería estar. Es la primera vez después de dos años que me estoy divirtiendo”, señaló.

Su llegada a los Blazers era esperanzadora para él. Llegaba a cambio del pívot titular en un equipo que seguía necesitando defensa interior y cuyo antecesor, Plumlee, tenía cierto peso ofensivo y creativo. El creativo era una incógnita, y en parte lo ha heredado Nurkic, y de paso se está quedando 11 tiros por partido y está cumpliendo en defensa.

Salarialmente es un elemento muy interesante para Portland: cobra menos de 2 millones (1,9), tiene otro más firmado (2,9) y una posible QO (qualifying offer) de 4,1 millones de $, todo en su contrato rookie (fue elegido en primera ronda, puesto 16, del draft 2014). Una operación que parece haber salido bien a los Blazers. La Nurk Fever, como la han bautizado, ya ha comenzado.